¿A dónde fue Jesús después que murió en la cruz?

cross

La Biblia, no declara específicamente lo que le sucedió a Jesús inmediatamente después que murió en la cruz. Debido a esto, existe debate alrededor de la respuesta a la pregunta de a dónde fue Él y lo que hizo. Por lo tanto, se presentarán diferentes puntos de vista para que pueda conocer el alcance de la respuesta y decidir por sí mismo cuál es su posición preferida.

Tal vez, la mejor Escritura conocida que parece tratar con este tema, se encuentra en 1ª Pedro 3:18-20:

  • “Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu; 19 en el cual también fue y predicó a los espíritus encarcelados, 20 los que en otro tiempo desobedecieron, cuando una vez esperaba la paciencia de Dios en los días de Noé, mientras se preparaba el arca, en la cual pocas personas, es decir, ocho, fueron salvadas por agua.”

Cuando Jesús fue vivificado en el espíritu, no está diciendo que Su Espíritu murió y después resucitó nuevamente. “Vivificado en el espíritu” se contrasta con “siendo a la verdad muerto en la carne”. Jesús, vivió primero como los hombres mortales, pero “…Él empezó a vivir una vida de ‘resurrección espiritual’, por la cual Él tiene el poder para traernos a Dios.”1 Es más, algunas Biblias traducen el versículos como “hecho vivo por el Espíritu”, refiriéndose a la obra del Espíritu Santo con Cristo. “Por el Espíritu” traduce una palabra, “pneumati”, la cual podría referirse a la Tercera Persona de la Trinidad como el agente de la resurrección de Cristo.2 y les proclamó a ellos el misterio del Evangelio y se llevó consigo, a quienes habían muerto esperando Su venida, para habitar en la presencia de Dios. La creencia es que a ellos no se les permitía entrar en la presencia de Dios, en el cielo, hasta después de la expiación. Una vez sucedida, Jesús, quien murió, descendió al seno de Abraham, proclamó el Evangelio y se llevó consigo a vivir en el cielo.

Aun cuando no se puede precisar exactamente en qué lugar estuvo Jesús durante esos tres días, parece ser que presentó el mensaje del Evangelio, no para que esas almas cautivas fueran salvas, a aquellos en prisión espiritual y posiblemente también a aquellos en el seno de Abraham.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

  • 1. Jamieson, Robert, A. R. Fausset, y  David Brown, “Comentario crítico y explicativo de toda la Biblia” (“Commentary Critical and Explanatory on the Whole Bible”), Oak Harbor, WA: Logos Research Systems, Inc., 1998.
  • 2. Walvoord, John F., y Roy B. Zuck, “El Comentario del Conocimiento de la Biblia” (“The Bible Knowledge Commentary”), Wheaton, IL: Scripture Press Publications, 1983, 1985.

    Un punto de vista acerca del lugar donde estuvo Jesús y lo que hizo antes de Su resurrección es que Él fue al Hades (el lugar de los muertos) e hizo una proclamación a aquellos que estaban en prisión espiritual. En griego, la palabra “proclamación” es “kerusso”. Significa proclamar y es, una palabra diferente a “euaggelizo”, que significa “predicar” el evangelio. Por lo tanto, es muy probable que Jesús no estaría predicándole el evangelio a aquellos en el Hades o prisión espiritual para que fueran salvos, sino que más bien, les proclamaba la verdad a ellos. Después de todo, la Biblia dice en Hebreos 9:27: "Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio,"

    ¿Pero quienes estaban en prisión espiritual? Algunos creen que son las personas que estaban vivas en el tiempo del diluvio de Noé y que fueron muertos en el mismo. Otros creen que se refiere a toda la humanidad que murió antes de la cruz. Parece existir apoyo a la posición anterior en 2ª Pedro 2:4-5:

    • “Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio; 5 y si no perdonó al mundo antiguo, sino que guardó a Noé, pregonero de justicia, con otras siete personas, trayendo el diluvio sobre el mundo de los impíos;”

    Sin necesidad de decirlo, el anterior pasaje plantea también muchas preguntas y mucha discusión se puede encontrar en cuanto a su significado exacto. Sin embargo, en cuanto a la otra opción, de que Jesús simplemente presentó los hechos con relación a Su obra en la cruz a aquellos en prisión espiritual, podemos mirar Efesios 4:8-9:

    • “Por lo cual dice: Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, Y dio dones a los hombres. 9 Y eso de que subió, ¿qué es, sino que también había descendido primero a las partes más bajas de la tierra?”

    Algunos teólogos creen que durante los tres días, entre la crucifixión de Jesús y Su resurrección, Él descendió al seno de Abraham (Lc 16:19-31),Parece ser, que el seno de Abraham era el lugar antes de la crucifixión para aquellas personas que habían muerto con la esperanza del Mesías.

 

 

 

 
 
CARM ison