¿A dónde fue llevado Jesús primeramente por el diablo?

Mateo 4:5, 8 y Lucas 4:5, 9

  1. Lucas 4:5: “Y le llevó a lo alto, y le mostró en un momento todos los reinos del mundo.” (NASB – New American Standard Bible).
  2. Mateo 4:5: “Entonces el diablo le llevó a la santa ciudad, y le puso sobre el pináculo del templo,”
  3. Lucas 4:9: “Y le llevó a Jerusalén, y le puso sobre el pináculo del templo, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate de aquí abajo;”
  4. Mateo 4:8: “Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos,”

Aquí no existe ni contradicción ni dificultad. Todo lo que necesitamos hacer es colocar los versículos de cada Evangelio uno al frente del otro para ver el orden de los acontecimientos. Cuando lo hacemos, veremos que Jesús fue llevado tres veces a lugares altos. Eche un vistazo al siguiente cuadro.

Veremos que Lucas 4:5 es el primero que menciona que Jesús fue llevado a algún lugar, diciendo simplemente: “Y le llevó [el diablo] [a Jesús] a lo alto, y le mostró en un momento todos los reinos del mundo.” No es sino más tarde en Lucas 4:9 que Jesús es llevado al pináculo del templo. Por lo tanto, la respuesta es simple: Jesús fue “llevado” y después se le mostraron los reinos del mundo. Posteriormente, fue llevado al pináculo.

Para ver el contexto completo de cada uno de los versículos, y para compararlos, por favor, vea la siguiente tabla:

Evento

Mateo 4:1-11 Lucas 4:1-13
Jesús el desierto 1 Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo. 1 Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán, y fue llevado por el Espíritu al desierto
40 días de ayuno 2 Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre. 2 por cuarenta días, y era tentado por el diablo. Y no comió nada en aquellos días, pasados los cuales, tuvo hambre.
Piedras en pan 3 Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan. 3 Entonces el diablo le dijo: Si eres Hijo de Dios, di a esta piedra que se convierta en pan.
"No sólo de pan" 4 El respondió y dijo: Escrito está: NO SÓLO DE PAN VIVRÁ EL HOMBRE, SINO DE TODA PALABRA QUE SALE DE LA BOCA DE DIOS. 4 Jesús, respondiéndole, dijo: Escrito está: NO SÓLO DE PAN VIVIRÁ EL HOMBRE, SINO DE TODA PALABRA DE DIOS.

El diablo le mostró a Jesús los reinos

  5 Y le llevó el diablo a un alto monte, y le mostró en un momento todos los reinos de la tierra.
El diablo le ofreció dominio a Jesús   6 Y le dijo el diablo: A ti te daré toda esta potestad, y la gloria de ellos; porque a mí me ha sido entregada, y a quien quiero la doy.
Falsa adoración   7 Si tú postrado me adorares, todos serán tuyos.
Verdadera adoración   8 Respondiendo Jesús, le dijo: Vete de mí, Satanás, porque escrito está: AL SEÑOR TU DIOS ADORARÁS, Y A ÉL SOLO SERVIRÁS.
El diablo llevó a Jesús al pináculo del templo para que se tirara 5 Entonces el diablo le llevó a la santa ciudad, y le puso sobre el pináculo del templo, 6 y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque escrito está: A sus ángeles mandará acerca de ti, y, En sus manos te sostendrán, Para que no tropieces con tu pie en piedra. 9 Y le llevó a Jerusalén, y le puso sobre el pináculo del templo, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate de aquí abajo; 10 porque escrito está: A sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden; 11 y, En las manos te sostendrán, Para que no tropieces con tu pie en piedra.
No tentar a Dios 7 Jesús le dijo: Escrito está también: NO TENTARÁS AL SEÑOR TU DIOS. 12 Respondiendo Jesús, le dijo: Dicho está: NO TENTARÁS AL SEÑOR TU DIOS.
Lo llevó otra vez a un monte muy alto 8 Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos,  
El diablo le ofreció dominio 9 y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares.  
Adorar y server sólo a Dios 10 Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: AL SEÑOR TU DIOS ADORARÁS, Y A ÉL SÓLO SERVIRÁS.  
  11 El diablo entonces le dejó; y he aquí vinieron ángeles y le servían. 13 Y cuando el diablo hubo acabado toda tentación, se apartó de él por un tiempo.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés, Indonesio

 

 

 

 
 
CARM ison