¿Alguna vez le dijo Jesús cosas malas a las personas?

Sí. Definitivamente Jesús sí les dijo cosas malas a las personas. A continuación hay una lista de expresiones que usó y que fueron bastante fuertes. Eche un vistazo a los siguientes versículos registrados en los Evangelios de estos dichos de Jesús:

  • Mateo 15:7-9: “Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, cuando dijo: 8 Este pueblo de labios me honra; Mas su corazón está lejos de mí. 9 Pues en vano me honran, Enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres.”
  • Mateo 23:13, 15-17 “13 Mas ¡ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres; pues ni entráis vosotros, ni dejáis entrar a los que están entrando. 15 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y una vez hecho, le hacéis dos veces más hijo del infierno que vosotros. 16 ¡Ay de vosotros, guías ciegos! que decís: Si alguno jura por el templo, no es nada; pero si alguno jura por el oro del templo, es deudor. 17 ¡Insensatos y ciegos! porque ¿cuál es mayor, el oro, o el templo que santifica al oro?”
  • Mateo 23:23-29, 33: "23 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello. 24 ¡Guías ciegos, que coláis el mosquito, y tragáis el camello! 25 “¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque limpiáis lo de fuera del vaso y del plato, pero por dentro estáis llenos de robo y de injusticia. 26 ¡Fariseo ciego! Limpia primero lo de dentro del vaso. 27 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera, a la verdad, se muestran hermosos, mas por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia. 28 Así también vosotros por fuera, a la verdad, os mostráis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad. 29 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque edificáis los sepulcros de los profetas, y adornáis los monumentos de los justos, 33 ¡Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno?”
  • Marcos 12:38-40: “38 Y les decía en su doctrina: Guardaos de los escribas, que gustan de andar con largas ropas, y aman las salutaciones en las plazas, 39 y las primeras sillas en las sinagogas, y los primeros asientos en las cenas; 40 que devoran las casas de las viudas, y por pretexto hacen largas oraciones. Estos recibirán mayor condenación.”
  • Lucas 11:40: “Necios, ¿el que hizo lo de fuera, no hizo también lo de adentro?”
  • Lucas 11:43-44: “43 ¡Ay de vosotros, fariseos! que amáis las primeras sillas en las sinagogas, y las salutaciones en las plazas. 44 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! que sois como sepulcros que no se ven, y los hombres que andan encima no lo saben.”
  • Lucas 11:52: “¡Ay de vosotros, intérpretes de la ley! porque habéis quitado la llave de la ciencia; vosotros mismos no entrasteis, y a los que entraban se lo impedisteis.”
  • Lucas 12:1: “En esto, juntándose por millares la multitud, tanto que unos a otros se atropellaban, comenzó a decir a sus discípulos, primeramente: Guardaos de la levadura de los fariseos, que es la hipocresía.”
  • Juan 8:44, 49, 55: “44 Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. Él ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira. 49 Respondió Jesús: Yo no tengo demonio, antes honro a mi Padre; y vosotros me deshonráis. 55 Pero vosotros no le conocéis; mas yo le conozco, y si dijere que no le conozco, sería mentiroso como vosotros; pero le conozco, y guardo su palabra.”

Es obvio que Jesús, Dios en carne, el gran maestro amoroso, también utilizó expresiones bastante fuertes contra las personas: Los llamó hipócritas, tontos, ciegos, guías de ciegos, sepulcros blanqueados, hijos de su padre el diablo, mentirosos, etc.

¿Por qué Jesús fue tan duro contra las personas? Él lo hizo porque odiaba el pecado de ellos y despreciaba a aquellos que eran piedra de tropiezo a quienes querían venir a Él para tener una relación de salvación. Recuerde, decir cosas duras a las personas no es equivocado. Pero lo que se dice debe ser verdadero y suavizado con sabiduría. Necesitamos ser cuidadoso cuando hablamos fuertemente y tenemos que ser amables y amorosos siempre que sea posible. Pero no es equivocado en sí, cuando de decir y defender la verdad se trata ya que estamos tratando con personas rebeldes contra Dios, nuestro Señor.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison