Catolicismo romano, Sola Ecclesia, la tradición y Romanos 14

El catolicismo romano afirma ser la única iglesia verdadera y que son el depósito de la Palabra de Dios y la tradición. De hecho, la iglesia católica romana afirma que lo que ellos dicen y enseñan acerca de la Biblia es la verdad, pero a sus miembros no les es permitido interpretar las Escrituras de una forma contraria de lo que la Iglesia les dice.

  • "Decreta además, con el fin de contener los ingenios insolentes, que ninguno fiado en su propia sabiduría, se atreva a interpretar la misma sagrada Escritura en cosas pertenecientes a la fe, y a las costumbres que miran a la propagación de la doctrina cristiana, violentando la sagrada Escritura para apoyar sus dictámenes, contra el sentido que le ha dado y da la santa madre Iglesia, a la que privativamente toca determinar el verdadero sentido, e interpretación de las sagradas letras; ni tampoco contra el unánime consentimiento de los santos Padres, aunque en ningún tiempo se hayan de dar a luz estas interpretaciones… y que a nadie sea lícito imprimir ni procurar se imprima libro alguno de cosas sagradas, o pertenecientes a la religión, sin nombre de autor; ni venderlos en adelante, ni aun retenerlos en su casa, si primero no los examina y aprueba el Ordinario; so pena de excomunión, y de la multa establecida en el canon del último concilio de Letran". (Sacrosanto, Ecuménico y General Concilio de Trento – LAS SAGRADAS ESCRITURAS SESIÓN IV Celebrada en 8 de abril de 1546 – DECRETO  SOBRE LA EDICIÓN Y USO DE LA SAGRADA ESCRITURA).

Los cristianos -quienes reestablecen con la reforma las doctrinas originales de la Biblia- condenan tal afirmación y señalan la sola Escritura (Sola Scriptura) como la regla final para todo lo que esta trata. El romanismo responde diciendo que se han sumergido en el pozo de la tradición sagrada y han prolongado verdades que han sido transmitidas desde los apóstoles a través de los corredores del tiempo en sus salones, y debido a que esta es la “iglesia verdadera” que desciende de la sucesión apostólica, posee la autoridad para guiar a los católicos romanos a la plenitud de su fe. Pero eso es lo que afirma Roma. ¿Es bíblica esta afirmación? No. No lo es. Pero el problema es que la iglesia católica romana rechaza la sola scriptura apelando a su propia autoridad y sagrada tradición.

¿Pero qué es esta “tradición sagrada”?

De acuerdo al catolicismo romano:

  • Hay un principio común de la enseñanza cristiana (aprendido del mismo San Pablo) que dice que la verdad tradicional fue confiada a la Iglesia como un depósito que ella debe guardar y transmitir fielmente, tal como lo recibió, sin quitar ni añadir cosa alguna… El depósito no es una cosa inanimada que pueda pasar de mano en mano. Tampoco es, hablando apropiadamente, un conjunto de doctrinas e instituciones consignadas en libros u otros monumentosPara mejor entender esto se debe representar como una corriente de vida y verdad que mana de Dios, a través de Cristo y de los apóstoles, hasta el último de los fieles que repite el credo y aprende el catecismo”. (Tradición y Magisterio Vivo – 4. El modo propio de existencia de la verdad revelada según la mente de la Iglesia y la forma de reconocer esta verdad).

Por lo tanto, la tradición es subjetivamente, "… una corriente de vida y verdad que mana de Dios, a través de Cristo y de los apóstoles…" Esto significa que esta tradición no es verificada o probada desde las mismas Escrituras debido a que en esta, no se encuentra escrita. Sin embargo, en forma atrevida, la iglesia de Roma afirma: “…una doctrina o institución no depende directamente de la Sagrada Escritura como fuente sino de la enseñanza oral de Cristo o de los apóstoles”. Pero como sabemos que ni Cristo ni los apóstoles enseñaron de esta tradición sagrada, la misma, está relacionada con la "experiencia". Y tal clase de experiencia eclesiástica es parte del "depósito de fe" del cual la iglesia católica romana deriva sus enseñanzas extra bíblicas.  Deberá ser obvio que esa clase de sistema de verdad espiritual es forjada con los consabidos peligros de adoptar lazos populares católicos romanos y las afirmaciones que aseguran ser de la "tradición".  Pero las creencias, las afirmaciones, los lazos populares y decretos papales no construyen la verdad espiritual; a menos claro está, que Ud. sea un católico romano que haya jurado creer cualquier cosa que la iglesia le diga que debe creer porque esta, es la única iglesia (sola ecclesia) que tiene la autoridad para guiarlo espiritualmente.  Recuerde que la iglesia católica romana afirma que a Ud. no le está permitido interpretar las Escrituras de una forma contraria a como lo declara la iglesia católica.

Romanos14:1-12

Por lo tanto, la iglesia católica romana es la única que le dice al católico romano lo que significa "verdaderamente" la Biblia y a nadie más se le es permitido interpretarla aparte de su guía eclesiástica. Pero echemos un vistazo a Romanos 14:1-12:

  • “Recibid al débil en la fe, pero no para contender sobre opiniones. 2 Porque uno cree que se ha de comer de todo; otro, que es débil, come legumbres. 3 El que come, no menosprecie al que no come, y el que no come, no juzgue al que come; porque Dios le ha recibido. 4 ¿Tú quién eres, que juzgas al criado ajeno? Para su propio señor está en pie, o cae; pero estará firme, porque poderoso es el Señor para hacerle estar firme. 5 Uno hace diferencia entre día y día; otro juzga iguales todos los días. Cada uno esté plenamente convencido en su propia mente. 6 El que hace caso del día, lo hace para el Señor; y el que no hace caso del día, para el Señor no lo hace. El que come, para el Señor come, porque da gracias a Dios; y el que no come, para el Señor no come, y da gracias a Dios. 7 Porque ninguno de nosotros vive para sí, y ninguno muere para sí. 8 Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos, o que muramos, del Señor somos. 9 Porque Cristo para esto murió y resucitó, y volvió a vivir, para ser Señor así de los muertos como de los que viven. 10 Pero tú, ¿por qué juzgas a tu hermano? O tú también, ¿por qué menosprecias a tu hermano? Porque todos compareceremos ante el tribunal de Cristo. 11 Porque escrito está: Vivo yo, dice el Señor, que ante mí se doblará toda rodilla, Y toda lengua confesará a Dios. 12 De manera que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí”.

Note los versículos subrayados. Dios nos dice que a las personas les es permitido tener diferentes opiniones acerca de temas debatibles. ¿Cuáles son esos temas debatibles? Estos son los relacionados con dos temas importantes: lo que se ha de comer y los días de adoración. Si Pablo nos dice que cada persona debe estar plenamente convencida en su propia mente, ¿cómo es entonces también verdadero que la iglesia de Roma le tiene que decir a Ud. lo que tiene que creer? Aquí hay un problema. Si Pablo, bajo la inspiración del Espíritu Santo, entendió realmente que la iglesia estaba establecida para decirle a las personas en qué creer, ¿por qué entonces escribió que cada persona debe estar plenamente convencida en su propia mente acerca de temas debatibles? La respuesta es simple. La iglesia católica romana al afirmar ser la única iglesia verdadera, que tiene el derecho exclusivo de interpretar la Escritura y revelar "nuevas" doctrinas a través de su tradición sagrada, lo único que realmente está haciendo es fabricando algo que no está basado para nada, en la Palabra de Dios. Y esto es, contrario a la enseñanza bíblica. De hecho, va en contra de la misma Palabra de Dios.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison