¿Cómo afecta la doctrina de la inspiración que Pablo dijera que era él quien hablaba y no Dios?

Por, Matt Slick

Existen versículos en el Nuevo Testamento donde Pablo dice que él está hablando, más no el Señor. ¿Cómo afecta esto la doctrina de la inspiración, la cual declara que cada palabra en la Biblia es verdadera y viene de Dios? Vamos a echar un vistazo a los siguientes versículos:

  • 1ª Corintios 7:12: “Y a los demás yo digo, no el Señor: Si algún hermano tiene mujer que no sea creyente, y ella consiente en vivir con él, no la abandone”.
  • 1ª Corintios 7:25: “En cuanto a las vírgenes no tengo mandamiento del Señor; mas doy mi parecer, como quien ha alcanzado misericordia del Señor para ser fiel”.
  • 2ª Corintios 11:17: “Lo que hablo, no lo hablo según el Señor, sino como en locura, con esta confianza de gloriarme”.

Ante todo, debemos entender lo que significa “inspiración”:

  • 2ª Timoteo 3:16: “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia”.

La palabra “inspiración” es, “θεόπνευστος" (dseópneustos), de G2316 y de un derivado presunto de G4154; divinamente soplado en:- inspirar.1

La inspiración de la Biblia no significa que cada una de las palabras en la Biblia es dictada por Dios o es de Dios. Más bien, significa que en cualquier lugar donde la Biblia habla con relación a la historia, la verdad, Dios, la moral, etc., es sin error. Además, dentro de todo esto, la Biblia registrará con precisión la conducta pecaminosa de las personas, como por ejemplo, sus mentiras. Pero esto, no significa que esas mentiras mencionadas fueron inspiradas por Dios.

Tome por ejemplo, Génesis 3:4, donde el diablo, por medio de la serpiente le dice a Eva: “…No moriréis”. Estas palabras no están “inspiradas por Dios”; pero estas, están registradas con precisión dentro de las Escrituras “inspiradas por Dios”. Esto es lo que sucede, y en la Palabra inspirada de Dios podemos creer que las palabras están representadas de forma exacta; y es decisión de nosotros aprender de lo que se encuentra ahí registrado.

Regresando a las declaraciones de Pablo

En los versículos que dicen que Pablo era el que hablaba, más no Dios, entonces, totalmente verdadero y correcto de que él era quien hablaba; no Dios. Pero esto también significa que él sabía cuándo hablaba de parte de Dios. Esto para nada se convierte en un desafío para la inspiración de la Palabra de Dios. Pablo era capaz de distinguir entre sus propias palabras y las del Señor; y una vez más, la Biblia registra correctamente lo que se dijo; incluyendo la diferencia entre lo que era la opinión de Pablo y lo que era la Palabra de Dios.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

  • 1. e-Sword.

 

 

 

 
 
CARM ison