Como compartir el evangelio con los hindúes

Por, Ryan Turner

Este, “como compartir”, no pretende ser alguna clase de fórmula mágica, más bien, presentar algunas pautas para compartir más adecuadamente las buenas nuevas de Jesús con nuestros amigos hindúes.

1. Trátelos con respeto, preguntándoles y escuchándolos pacientemente acerca de la religión de ellos.

La primera cosa acerca del compartir el evangelio con cualquier persona, es recordar que le está hablando a una persona; no a un objeto. Cuando hable con un hindú, hágale preguntas. No le diga al hindú en lo que cree, debido a que el hinduismo es una religión extremadamente diversa y cada individuo tiene una forma diferente de creencia y práctica dentro del hinduismo. Permita entonces, que sea él o ella, el que le diga en qué creen. Al escuchar, no muestre ansiedad o de que debe cumplir con el trabajo de enseñar las buenas nuevas. Más bien, muestre amor compasivamente hacia ellos.

2. Preocúpese de ellos.

Siempre esté dispuesto con sus amigos hindúes a contactarlos con amor. Invítelos a su casa. Y si lo invitan, vaya a la casa de ellos y aprenda de sus creencias y cultura. En este sentido de respeto, empiece a compartir las buenas nuevas de Cristo.

3. Tenga un espíritu humilde.

Cuando hable con los hindúes acerca de Cristo, mantenga siempre una actitud respetuosa y humilde. Primero, puede orar por ellos y con ellos. Segundo, tenga respeto hacia las creencias de ellos. Tercero, trate de no argumentar con ellos; pero enfatice en forma educada las buenas nuevas de Cristo.

4. Use analogías para explicar el perdón de Jesús.

En la cultura y religión hindú, se les enseña por medio de historias (Vea por ejemplo, el Bhagavad-Gita). Como resultado, es de gran ayuda explicar el mensaje del evangelio usando historias que ellos puedan relacionar. Algún ejemplo incluiría la parábola del hijo pródigo (Lc 15:11-32).

5. Mantenga la persona de Dios en mente.

Explique que Dios no es una entidad impersonal, sino que es amoroso, perfecto y que Él solo tiene cuidado por su pueblo. Puede incluso utilizar la parábola del hijo pródigo para ilustrar el amor de Dios por Sus hijos (Lc 15:11-32). Aunque nos hemos rebelado contra Dios, Él se acerca corriendo a nosotros con misericordia y perdón, de la misma forma como el padre corre a perdonar a su hijo (Lc 15:20).

6. Enfatice cuidadosamente la exclusividad de Jesús.

Ayúdele al hindú a entender que la fe en Jesucristo es el único camino para obtener la salvación (Juan 14:6. Cf. Con Hechos 4:12). Un hindú podría elevar a Jesús a la categoría de sus otros dioses. Por lo tanto, debe ser paciente y ayudarlos a entender que los cristianos pueden adorar solamente a Jesús (Mt. 2:2, 11; 14:33). Ellos no entienden que adorar a muchos dioses va en contra de la adoración al único Dios y verdadero de la Biblia. Esto podría llevar algún tiempo para que lo entiendan, pero bien vale la pena el esfuerzo si se les explica pacientemente este punto a ellos.

7. Sea paciente.

Cuando comparta el evangelio con los hindúes, tiene que ser cuidadoso en entender que para algunos hindúes, el hinduismo es más que un conjunto de creencias y principios; pero es una realidad en su cultura diaria y vida familiar. Para que ellos consideren en aceptar las afirmaciones exclusivas de Jesús, les requerirá pagar un alto precio personal, incluyendo el rechazo de la familia y amigos. Pero enfatíceles, que seguir a Jesús no significa, por parte de él/ella, un rechazo a sus familias y cultura.

Fuentes:

  • Qué hacer y qué no hacer al compartir (el evangelio) con los hindúes” (“Dos and Don’ts in Sharing [the Gospel] with Hindus”), disponible en: http://www.intervarsity.org/ism/article/3721, entrada en, enero 4 de 2009.
  • Halverson, Dean, “La guía concisa a las religiones del mundo” (“The Compact Guide to World Religions”), Grand Rapids: Baker, 1996, páginas 92-95.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison