¿Cómo el orden de la creación demuestra un modelo de jerarquía masculina en la iglesia?

Por Daniel Spratlin

En 1ª Timoteo 2:12, Pablo dice que una mujer no debe enseñar o ejercer autoridad sobre los hombres. La razón la da por el mandamiento que se encuentra en 1ª Timoteo 2:13: “Porque Adán fue formado primero, después Eva;” De acuerdo a la Biblia, la razón por la que las mujeres no deberán trabajar como pastores o enseñar a los hombres está basado en el orden creado de Dios.

El punto que debemos notar aquí es que Pablo no debate acerca de la autoridad masculina debido al pecado. La autoridad masculina no es el resultado de la caída sino que la misma deriva de la buena creación de Dios. Lo que debemos reconocer es que los mandamientos, basados en la creación son todavía la voluntad de Dios para nosotros hoy día. Por ejemplo, tanto el matrimonio como el comer todo tipo de comida es algo bueno porque estos fueron ordenados para nuestro bien en la creación (1 Ti 4:1-5). Así también el divorcio no es el ideal de Dios porque lo indicó cuando creó a Adán y Eva, que un hombre deberá casarse con una mujer (“Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.” Génesis 2:24. Leer Génesis 2:18-25). Jesús, basado en la creación, argumentó apoyando también la permanencia del matrimonio (Mt 19:3-12). De la misma forma, la homosexualidad es equivocada ya que viola el orden creado y debido a que el relato de la creación nos enseña que las relaciones sexuales se limitan al matrimonio entre un hombre y una mujer:

  • Romanos 1:26-27: “Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, 27 y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío.”

Vemos entonces que la autoridad masculina no se debe al pecado o a una continuidad de alguna cultura patriarcal, sino que está cimentada en la forma como Dios creó al hombre y a la mujer. Claro es que los hombres están para guiar con amor y sabiduría. La autoridad masculina no es un privilegio, sino una gran responsabilidad.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

___________________________________

Para mayor información, por favor, visite:

 

 

 

 
 
CARM ison