¿Cómo fueron los santos del Antiguo Testamento salvos?

Los santos del Antiguo Testamento fueron salvos de la misma forma como fueron/son salvos los del Nuevo Testamento: Solamente por la fe.

  • Romanos 4:3-8: "Porque ¿qué dice la Escritura? Creyó Abraham a Dios, y le fue contado por justicia. 4 Pero al que obra, no se le cuenta el salario como gracia, sino como deuda; 5 mas al que no obra, sino cree en aquel que justifica al impío, su fe le es contada por justicia. 6 Como también David habla de la bienaventuranza del hombre a quien Dios atribuye justicia sin obras, 7 diciendo: Bienaventurados aquellos cuyas iniquidades son perdonadas, Y cuyos pecados son cubiertos. 8 Bienaventurado el varón a quien el Señor no inculpa de pecado.”

Como puede ver, la Biblia nos dice que Abraham fue justificado por fe:

  • Romanos 5:1: "Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo;"
  • Efesios 2:8-9: "Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 9 no por obras, para que nadie se gloríe."

Esto es, su fe es contada como justicia: ver el versículo 4 en el anterior pasaje. Ellos fueron salvos por fe sólo por creer en el Mesías en quien habían creído: Ellos sabían que Él venía como estaba profetizado.

También el Espíritu Santo estaba en los tiempos del Antiguo Testamento de la misma forma como en los tiempos del Nuevo Testamento. Considere el Salmo 51:11: "No me eches de delante de ti, Y no quites de mí tu santo Espíritu."

Dios no cambió la forma como las personas serían salvas en el Nuevo Testamento. Esta salvación siempre ha sido por fe. En el caso de las personas del Antiguo Testamento, ellos miraron hacia delante: hacia el Mesías. Nosotros miramos hacia atrás, y vemos la cruz.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison