¿Cómo podemos experimentar el amor de Dios?

Por, Matt Slick

Esta es una pregunta difícil de responder ya que trata con experiencias subjetivas. Sin embargo, trataremos de responderla.

El amor, generalmente se entiende como un sentimiento de euforia, un sentimiento de alguna clase que trae una emoción de sentirse bien hacia algo o alguien. Sin embargo, bíblicamente, amor es la preocupación y la acción que busca lo mejor para otros:

  • Juan 3:16: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”.

Note que el versículo habla del amor de Dios, el cual, al traducirse significa "dar". La naturaleza de Dios es dar; es enfocarse en el “otro”.

Por lo tanto y para poder experimentar el amor de Dios no debemos mirarlo como un sentimiento, sino como aquello que mejor describe el centrarse en otro y que Dios declara en Su Palabra. En el cristianismo, el más grande ejemplo de la experiencia del amor de Dios es en la Persona de Jesucristo quien murió en la cruz por nuestros pecados. Dios nos ama tanto que Él tomó nuestro lugar muriendo por nosotros en la cruz.

  • Juan 15:13: “Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos”.

Y esto, fue exactamente lo que hizo Dios por nosotros, al encarnarse en la Persona de Jesús.

Sin embargo, existe otra manera de experimentar el amor de Dios. Ha habido momentos, en todo el mundo, que los cristianos han “experimentado” la presencia de Dios de forma muy real y poderosa. Debido a que Dios es amor, experimentar Su presencia, es experimentar Su amor.

  • 1ª Juan 4:8: "El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor".

Esta experiencia es con frecuencia humillante y sirve para revelarnos nuestra propia naturaleza pecadora debido a que estamos en la presencia del amor y la santidad, lo cual “deshace” todo lo que realmente somos. Esta es una experiencia enigmática ya que nos hace llorar y envolvernos en Su divina presencia. Esto no es muy común, pero es regularmente experimentado por los cristianos.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison