¿Cómo presenta el evangelio adecuadamente?

Por, Matt Slick

Existe una gran cantidad de cristianos que presentan un evangelismo falso al evangelizar. Ellos no lo hacen a propósito, pero de todas formas, lo hacen. Permítanme darles algunos ejemplos de presentaciones equivocadas del mensaje del evangelio y posteriormente, mostrar la forma correcta de hacerlo. Ud. habrá escuchado decir cosas como…

  • “Dios lo ama y si le da su vida a Jesús, irá al cielo”.
  • “Si le pide a Jesús que entre en su corazón, Ud. se convertirá en un cristiano. Solo pídale que sea su salvador”.
  • “Jesús lo ama tanto que si cree en Él, lo salvará”.

Los cristianos con buenas intenciones repetirán con frecuencia estas frases flojas e insuficientes en las presentaciones del evangelio de tal forma que cuando una persona “le pide a Jesús que entre en su corazón”, existe un gran riesgo de no recibir a Cristo apropiadamente. Y esto, es peligroso porque tiene el potencial de prevenir a alguien de encontrar a Cristo verdaderamente en el futuro.

Permítanme ilustrarlo al observar otra presentación que es, obviamente equivocada. Considérela: “Si Ud. le pide a Jesús que entre en su corazón, su vida mejorará”. Esto, obviamente no es correcto pero quiero enfocarme en por qué está mal. Primero, nadie recibe a Jesús para que la vida le mejore. Ud. recibe a Jesús como un sacrificio por sus pecados para que pueda ser entonces, salvo del justo juicio de Dios. Segundo, ser un cristiano no significa que su vida mejorará. Algunas veces y cuando las personas empiezan a vivir para Él, la vida puede tornarse peor ya que seguramente sus amigos y familia lo abandonaran. Tercero, una vez que la persona ha “tratado a Jesús” y su vida falló al no mejorar como le prometieron, entonces se aleja del cristianismo y es, definitivamente prevenido para que alguna vez recibe verdaderamente a Jesús; aun si alguien le presenta el evangelio adecuadamente.

Espero que pueda ver que la presentación de la verdad es, extremadamente importante. No queremos ofrecer el evangelio en forma equivocada a las personas. En este punto podría preguntarse:

¿Cuál es entonces la correcta presentación del evangelio?

Una presentación verdadera del evangelio incluye a Dios, la ley y el evangelio. Es algo así:

Dios es santo y perfecto y requiere santidad y perfección de nosotros. La santidad es lo que lo inhabilita a pecar. Esto significa perfección moral y es algo que sólo posee Dios. La santidad es un atributo de la perfecta naturaleza de Dios. Por lo tanto y debido a que no existe nadie más grande que Dios y Dios es, de hecho único, es entonces el estándar de lo que es bueno.

La ley es un reflejo del carácter de Dios. La razón de que mentir, engañar, robar, etc., sea equivocado, se debe a que Dios no puede hacer estas cosas. Porque Él es santo, es incapaz de mentir, engañar, robar, etc. Por lo tanto, la ley se convierte en el estándar de justicia. Pero somos incapaces de guardar la ley porque no somos santos. Somos pecadores. Una vez que esto es dicho, debe preguntarle a la persona si alguna vez ha pecado. Ud. querrá explicarle que pecar es quebrantar la ley de Dios. Pregúntele a la persona si alguna vez ha mentido, engañado, robado o se ha malhumorado injustamente, etc. La persona responderá “si” a una de estas cosas o a todas, y esa es la oportunidad de decirle que ha quebrantado la ley de Dios y que es un pecador. Aun más, no existe ninguna ley que no tenga un castigo. Una ley sin castigo es una simple frase. El castigo de romper la ley de Dios es condenación eterna.

El evangelio es las buenas nuevas de que el juicio de Dios sobre la persona que ha quebrantado la ley de Dios puede ser quitado solo en la Persona de Jesús. Y se hace porque Jesús, Dios en carne, fue capaz de vivir perfectamente bajo la ley y ofrecer un sacrificio a Dios el Padre. Su sacrificio es la muerte en la cruz, la cual fue el pago por la pena de haber quebrantado, por parte de nosotros, la ley de Dios. Él murió y fue físicamente resucitado tres días después como prueba de que Sus palabras, dichos y sacrificio fueron ciertos. Por lo tanto, si alguien quiere escapar del justo juicio de Dios, debe recibir el sacrificio que Cristo hizo en la cruz. Esto se hace por fe, al pedirle a Jesús que le perdone sus pecados.

Esta es una versión ampliada de la verdadera presentación del mensaje del evangelio. Note que existen tres elementos: Dios, ley, y evangelio.

Nos gustaría notar que hay muchas personas que presentan el mensaje de salvación en dos partes: la ley y el Evangelio. Lo importante es que hablen de la ley de Dios mencionando a Dios en la presentación de Su ley.

Una versión condensada podría ser…

No es necesario que Ud. ofrezca una presentación completamente detallada del evangelio, pero necesita entender suficientemente lo básico que descansa en el mensaje de salvación para que pueda adaptar su mensaje en forma apropiada. Lo básico del mensaje del evangelio podría ser presentado así:

“Dios es perfecto y santo y lo único que requiere es Su propia perfección. Pero no somos capaces de alcanzar Su santidad. Él no miente, o roba, pero nosotros sí hacemos estas cosas. Por lo tanto, hay un juicio pendiente sobre nosotros porque hemos quebrantado la ley de Dios. Hemos pecado al mentir y engañar y también al robar. Este juicio es condenación eterna. Sin embargo, Dios el Padre envió a Jesús, Dios el Hijo, para que muriera en la cruz como sacrificio para pagar la pena por sus pecados. Después de morir en la cruz, resucitó físicamente de entre los muertos al tercer día. Esto prueba que Su sacrificio fue aceptable al Padre. Por lo tanto, si quiere recibir lo que Jesús ha hecho al quitar la ira de Dios el Padre, Ud. debe entonces recibirlo a Él y a Su sacrificio por fe. ¿Le gustaría orar y pedirle a Jesús que le perdone sus pecados contra Dios?”.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison