¿Cómo pueden ellos oír?

Por, Jared Wellman

Este es un seguimiento al artículo, “¿Qué hay acera de aquellos que nunca han oído?” (1ª Parte - 2ª Parte)

Si bien es cierto que esta es una pregunta interesante, es importante entender que una pregunta, aún más apropiada es, “¿Cómo puedo asegurarme que ellos escucharán?”.

Esto lo responde mejor el apóstol Pablo:

  • Romanos 10:14-15: “¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? 15 ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas!”.

Si bien, es razonable sugerir que Dios no deja a nadie sin un testigo, no es irrazonable sugerir que la cantidad de testigos que se acerquen a una persona variará. Por ejemplo, un individuo que vive en un estado sureño y conservador en los Estados Unidos, probablemente  estará saturado con el evangelio y tendrá una amplia oportunidad para creer. El testigo de Dios, será fuerte y poderoso en la persona a la que se le testifica. Muchos de los estados del sur, tienen una iglesia en cada esquina, librerías llenas de Biblias, y las personas tienen la oportunidad para creer libremente en Cristo sin ser perseguidos. Sin embargo, para una persona que vive en un remoto lugar en el mundo, podría ser el caso de que la revelación de Dios no es tan predominante o favorable como es, en el “Cinturón de la Biblia”. (Nota del Traductor: El Cinturón de la Biblia es un término informal para una región en el sur-este y centro-sur de los Estados Unidos en la que socialmente conservadores del protestantismo evangélico son parte importante de la cultura y la asistencia a la iglesia cristiana a través de las denominaciones, es generalmente más alta que el promedio nacional. El Cinturón de la Biblia consiste en gran parte del sur de los Estados Unidos. Durante el período colonial, el Sur era un bastión de la iglesia anglicana. Su transición a un bastión del protestantismo anglicano no ocurrió gradualmente durante el pasado siglo como una serie de movimientos de avivamiento religioso, muchos de ellos asociados con la denominación Bautista, la cual ganó gran popularidad en la región.1

Esta es la razón por la que el último mandamiento de Jesús a Sus discípulos –aquellos que tenían el testimonio poderoso y la revelación de Dios a través  de Su Hijo– fue la de “ir” (Mateo 28:18-29). Esta es también la razón por la que Pablo dice: “… ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas!” (Romanos 10:15). En vez de pensar acerca de aquellos que tal vez nunca oigan, una mejor pregunta es: ¿Qué puedo hacer para asegurarme que ellos escucharán?

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

  • 1. http://docsetools.com/articulos-utiles/article_123826.html

 

 

 

 
 
CARM ison