¿Cómo reconocer si una iglesia es o no cristiana?

Por, Carlos E. Garbiras

Las características que presentaré a continuación, le ayudarán a entender más, si el lugar en el que Ud. se encuentra congregándose (solo o con su familia) es un lugar verdaderamente cristiano.

Particularmente en Colombia, cada día aumentan más y más las quejas de personas que se han sentido manipuladas, estafadas, robadas, etc. en iglesias, congregaciones o denominaciones llamadas “cristianas”. Aunque no todas las iglesias llamadas cristianas caerían dentro de lo que sucede a diario, sí existen algunas (en cabeza de sus líderes) que practican tales cosas, y más.

Para saber en qué grado de engaño se encuentra una persona o personas dentro una iglesia llamada “cristiana” debemos entender primeramente el significado de algunos términos, como los siguientes:

  1. Manipulación: Acción y resultado de manipular.
    1. Manipular: Controlar sutilmente a un grupo de personas, o a la sociedad, impidiendo que sus opiniones y actuaciones se desarrollen natural y libremente: ese periódico manipula la opinión pública.
      Es interesante notar que una palabra sinónima de “manipular”, es “adulterar”, la cual significa a su vez, “Falsificar o manipular la verdad”.
  2. Estafa: En derecho, esta palabra significa, “Delito que comete el que, mediante engaño, abuso de confianza o uso de su cargo, se lucra indebidamente”.
  3. Robo: Del verbo robar, el cual, a su vez significa, “Tomar para sí lo ajeno, o hurtar de cualquier modo que sea”.

Si hasta este momento está leyendo el artículo o viendo el vídeo, es posible que haya identificado alguno de los términos anteriores.

Si Ud. se encuentra en una iglesia llamada cristiana, y en ese lugar le impiden “que sus opiniones… se desarrollen natural y libremente”, tenga cuidado. Este podría ser uno de los síntomas de que está en el lugar equivocado. Note además que “manipular” es sinónimo de “falsificar o manipular la verdad”.

En el mundo cristiano, este último significado lo aplicaría a que la verdad, o sea, la Palabra de Dios, está siendo falsificada o manipulada para que esta diga lo que quiere decir para el beneficio de un líder o de una organización o grupo de personas, según sea el caso.

Y robar, es cuando algún líder –cualquiera que sea– toma para él o ella lo que no le pertenece, o le hurta a Ud. de cualquier modo que sea, falsificando o manipulando la verdad del evangelio. Recuerde: No importa si Ud. ha entregado dinero, bienes, tiempo, intelectualidad, etc. “sin que haya sido presionado”. Independientemente, si ese líder –hombre o mujer– ha falsificado o manipulado la verdad del evangelio para obtener algo de Ud., simplemente, lo ha robado. Tan sencilla como suena la palabra.

Permítame por favor, anotar las siguientes palabras que son precisas para este tema que estamos tratando:

  • “En este tiempo tenemos un escuadrón de arriesgados a quienes Dios ha fortalecido sus rostros  para articular acorde a la Justicia, verdad y equidad no seamos de los que prefieren comodidades de riquezas obtenidas con hechicería dado que la manipulación es HECHICERIA.
    No es cosa común volvernos a un estilo de vida donde evidenciemos que contamos con el favor de Dios, no por los bienes obtenidos, sino por un actuar honesto donde hacemos valer nuestra palabra y somos hijos de Dios, por la rectitud empleada en todo momento”. Jorge Hernández

Pero, ¿cómo podría saber una persona si está o no en un culto cristiano? ¿Existen algunas características que nos ayudarían a identificar un verdadero culto cristiano de uno falso? ¿Y cuáles podrían ser algunas de esas características? A muchas personas no les gusta preguntarle a alguien si es o no cristiano. Si lograra obtener una respuesta afirmativa, ¿cómo lo identificaría como un “cristiano”?

1. Quienes son verdaderos cristianos

Hoy día, existen muchas personas miembros de grupos no cristianos que se llaman, irónicamente, “cristianos”. Pero esto, es fácil de identificar.

Un cristiano es, obviamente, un seguidor de Cristo. Y un seguidor de Cristo, es discípulo de Cristo. Alguien que cree en TODO lo que Cristo ha dicho y hecho en Su Palabra. Un cristiano es alguien que también imita el carácter de Cristo. Si una persona, que se dice ser “cristiana” sólo cree en Él como un “hombre perfecto”; un “hombre bueno”; un “hombre que hizo muchos milagros”, un “hombre misericordioso”, o un simpe “profeta”, pero NO cree en TODAS las palabras que Él dijo, pues esa persona NO es un cristiano. Generalmente hago este tipo de preguntas a una persona que me dice que es “cristiano”.

Veamos algunos ejemplos:

  • ¿Quién es la verdad?
    • Un culto no cristiano, nunca reconocerá que Jesús es la verdad. Al contrario. Afirmarán que la verdad única es la que ellos enseñan. Además, su iglesia, organización o líder (sea hombre o mujer), es la que tiene la verdad, y si Ud. no se une a ellos, estará perdido por la eternidad. Pero, ¿qué dice Jesús?
      • Juan 14:6: “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la VERDAD, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí”.
        • Si Jesús dice que Él es la VERDAD, entonces todos los líderes, grupos cristianos o no cristianos, están diciendo mentiras. La única VERDAD es el Señor. No puede haber contradicción. La verdad no se representa por un líder –hombre o mujer– mortal, por una iglesia u organización. La verdad la representa la Palabra del Señor, Dios mismo, el cual, se encarnó en la persona de Jesucristo.
  • ¿Quién es el único mediador?
    • 1ª Timoteo 2:5: “Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre”.
      • Los cristianos, SÓLO necesitan a Jesús para llegar a Dios. El grupo o persona que afirma que necesita a alguien más o algo más para llegar a Dios o al mismo Jesús, está mintiendo.
  • ¿Quién nos perdonó y por medio de quién lo hizo?
    • Romanos 3:23-26: “Pues todos hemos pecado; nadie puede alcanzar la meta gloriosa establecida por Dios. 24 Sin embargo, con una bondad que no merecemos, Dios nos declara justos por medio de Cristo Jesús, quien nos liberó del castigo de nuestros pecados. 25 Pues Dios ofreció a Jesús como el sacrificio por el pecado. Las personas son declaradas justas a los ojos de Dios cuando creen que Jesús sacrificó su vida al derramar su sangre. Ese sacrificio muestra que Dios actuó con justicia cuando se contuvo y no castigó a los que pecaron en el pasado, 26 porque miraba hacia el futuro y de ese modo los incluiría en lo que llevaría a cabo en el tiempo presente. Dios hizo todo eso para demostrar su justicia, porque él mismo es justo e imparcial, y declara a los pecadores justos a sus ojos cuando ellos creen en Jesús”.
      • Aquellos líderes que le piden a sus miembros hacer “obras” para que Dios pueda perdonarles sus pecados, están mintiendo también. El cristiano verdadero ya ha sido liberado del castigo eterno de nuestros pecados, delante de Dios por medio de Jesús. Quienes les dicen a sus miembros que deben hacer “obras” para conseguir la justicia de Dios, o para sostener una salvación, son, simplemente mentirosos. La Palabra enseña lo contrario.
  • ¿Quién dice que Él y el Padre son uno?
    • Juan 10:30, registra las palabras de Jesús: “Yo y el Padre uno somos” (Énfasis añadido).

Y así, podría seguir. Pero por lo pronto le pregunto: ¿Tiene Ud. al verdadero Jesús? ¿Tienen los miembros de su organización o iglesia, o congregación al verdadero Jesús? Lo que piensan sus “hermanos” acerca de Jesús es demasiado importante para saber si Ud. está o no en el lugar equivocado. Si no apoyan la simple doctrina de quién es Jesús presentada anteriormente, mi consejo es: Salga de ese lugar. Esas personas no tienen al verdadero Jesús.

2. Cuáles son las doctrinas fundamentales de su iglesia, grupo u organización

Es interesante ver cómo un gran porcentaje (diría casi un 90%) de miembros de una iglesia, grupo u organización NO tienen la más mínima idea de lo que sus organizaciones piensan o en lo que creen. Conocerlo después, puede ser demasiado tarde. Recuerde que la eternidad es demasiado tiempo para estar equivocado. Toda iglesia, grupo u organización, tiene que tener por escrito las cosas en las que ellos creen; y si tienen alguna clase de aprobación por los entes de control de sus respectivos países, es porque tuvieron que presentar por escrito lo que piensan, ya sea, en forma de estatutos, reglamentos u ordenanzas.

Ahora bien, en estos estatutos, deberán establecer las doctrinas fundamentales de la fe cristiana (en caso de que sean verdaderamente cristianos). El saber si estas organizaciones sí creen en las doctrinas fundamentales de la fe cristiana, le ayudará a reconocer si Ud. está o no en el lugar equivocado. No le de miedo preguntar si estas personas creen o no en esas doctrinas (las cuales enumeraré en un momento.) Total, si no le permiten hacer estas preguntas, entonces, lo estarán controlando. Y lo mejor, es salir de ese lugar. Pero si Ud. pregunta, y comprueba que efectivamente sí tienen estas doctrinas fundamentales, esto, le dará algo más de confianza. Si no apoyan las siguientes doctrinas, podremos decir –una vez más– que está en el lugar equivocado.

Generalmente las doctrinas fundamentales se encuentran en la declaración de fe de una iglesia, grupo u organización. Si no ve estas doctrinas exhibidas en algún lugar dentro de la iglesia, pregunte por ellas, ya que estas doctrinas deberían (como afirmé anteriormente), encontrarse en los estatutos de esa iglesia, grupo u organización. Recuerde además, que los estatutos del lugar donde se congrega NO son privados. Son públicos y deben darse a conocer a todos y cada uno de los miembros de la iglesia o a las personas que tengan intención de adherirse a ese lugar. Si le responden que Ud. no es miembro de ese lugar y que no tiene derecho a leer los estatutos de ellos, tenga cuidado. Mi consejo particular es: Salga de ese lugar. Repito: el acceso a esos documentos NO es privado.

  1. La Biblia es la inspirada Palabra de Dios y es la autoridad final en todo lo que trata. Los grupos verdaderamente cristianos NO cuentan con otros libros supuestamente “inspirados” o “revelados”. Un verdadero culto cristiano SÓLO cuenta con la Biblia. Repito: Sólo tiene la Biblia, ya que esta, es suficiente y autoridad final en todo lo que trata.
  2. Hay un solo y único Dios en toda la existencia y en todo tiempo.
  3. La doctrina de la Trinidad que afirma que hay un solo Dios en tres Personas, eternales y distintivas. Y estas tres personas son: Dios el Padre, Dios el Hijo, y Dios el Espíritu Santo. Tres Personas distintas, pero un solo Dios verdadero.
  4. Que Jesús nació de la virgen María y que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo.
  5. La Deidad de Cristo: Jesús es tanto divino como humano y que todavía, como mediador, es un hombre.
  6. Que Jesús murió en la cruz y resucitó de entre los muertos con el mismo cuerpo con que murió; pero en un cuerpo glorificado.
  7. Que la salvación es por gracia por la sola fe; no por fe + bautismo; tampoco por fe + obras.

Los cultos no cristianos rechazarán todos o casi todos los puntos antes enumerados. Tenga cuidado.

3. Dinero

Este es el tema más difícil en todos los cultos cristianos o no cristianos. Un verdadero culto cristiano nunca exigirá ni el pago de diezmos, ni el pago de ofrendas. Tampoco exigirá o pedirá a sus miembros que por “módicas sumas” adquieran el material que necesitan para “evangelizar”. Una organización realmente cristiana tampoco contratará a sus miembros para que trabajen de gratis en sus organizaciones, mientras unos cuantos se lucran económicamente.

El diezmo –y regresando al tema del dinero– es del Antiguo Testamento. Aunque el mismo Señor lo menciona en el Nuevo Testamento, Él NUNCA lo hizo con referencia a los gentiles. Siempre le habló a Su pueblo, a Su nación Israel. De hecho, la ofrenda tampoco es obligatoria.

Quisiera saber, ¿en dónde encajan los gentiles en estas palabras dada por Jesús sólo a los judíos acerca del diezmo para la nación de Israel?

  • Lucas 11:42: “Mas ¡ay de vosotros, fariseos! que diezmáis la menta, y la ruda, y toda hortaliza, y pasáis por alto la justicia y el amor de Dios. Esto os era necesario hacer, sin dejar aquello”.

Solo para ilustrar otro punto. Cuando su líder supuestamente “cristiano” le dice que traiga los diezmos al alfolí, y tiene una simple caja de madera con una ranura para depositar el dinero; simplemente, lo está robando. Porque esa caja, no es un alfolí. ¿Sabe Ud. lo que es el alfolí? En el concepto bíblico, el alfolí era una especie de receptáculo o granero que se usaba para que el pueblo de Israel depositara sus ofrendas y diezmos de todas sus cosechas.

4. Siembra

La famosa “siembra” no es bíblica. Y menos, la “siembra” de dinero. Las veces que la Palabra de Dios menciona “siembra”, se refiere –particularmente en el Nuevo Testamento– a Su Palabra. Nunca de dinero.

Si en una iglesia, congregación u organización le hablan de “siembra”, mi consejo es el mismo: Salga de ese lugar.

Un cristiano, tampoco le “siembra” a otro cristiano. Y menos le “siembra” dinero. Si su líder le menciona a Ud., o los secuaces del líder le mencionan que su pastor o pastora tiene una necesidad de cambiar su carro o su apartamento o casa, o que tiene necesidad de un “mercadito”, y que Ud. al sembrar en él o ella recibirá el 100% o el 70% o el 30% porque es su obligación debido al esfuerzo que ellos hicieron al sembrar en Ud. ¡¡ojo con eso!! Eso es del diablo. Eso no proviene de Dios.

Si un pastor le dice que si “siembra” en tal o cual ONG y que recibirá de parte de Dios el doble o el triple, no sea tonto. No se deje engañar. Piense en lo siguiente. Dentro del marco legal de las finanzas, los únicos que dan dividendo son los bancos, o las acciones en una empresa; o dinero a término fijo; pero NUNCA le pagarán más de lo que ha estipulado el gobierno en la tasa de interés para los casos anteriores. Todo lo que no esté contenido dentro de ese marco legal es, simplemente ilegal. Y si Ud. lo hace, es tan bandido como el que lo invitó a hacerlo. Si Ud. cree en las palabras de un determinado pastor, es, o un iluso o es una persona ambiciosa. Mejor busque una pirámide. O prepárese a perder su dinero. Pero por favor, no se lamente después. Si encuentra en la Biblia un ejemplo de un pastor o anciano con el toque de Midas (o sea, que todo lo que tocaba lo convertía en oro), recogeré mis palabras. Pero si lo escucha de un pastor o de una pastora, mi consejo es el mismo: Salga de ese lugar. Está en medio de lobos.

  • Mateo 13:37: “Jesús les dijo: «El que siembra la buena semilla de trigo soy yo, el Hijo del hombre. (Traducción en lenguaje actual – TLA).
  • Marcos 4:14: “El sembrador es el que siembra la palabra”.

El sembrador, es entonces, la persona que siembra la palabra. No la que “siembra” el dinero. Y en este y en todos los casos, es el Señor quien siembra la palabra cuando nosotros la predicamos.

Note lo que la Palabra nos advierte acerca de la avaricia:

  • Colosenses 3:5: "Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría".
  • Hebreos 13:5: "Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré" (Énfasis añadidios).

5. Pactos

Esta es otra manera de cómo los lobos vestidos de ovejas les roban a los incautos. Dios hizo dos pactos: El del Antiguo y el del Nuevo Testamento. Este último lo selló con la sangre de Su Hijo, la cual fue suficiente para obtener todo lo que un hijo de Dios necesita. Y en ambos casos Dios fue quien inició estos pactos. NUNCA estos pactos fueron iniciativa del hombre. ¿Qué le hace a Ud. pensar que una criatura –así sea llamada hijo de Dios por la adopción– va a presentar ante Dios un dinero para pactar por la salvación de un miembro de su familia, una enfermedad, una casa, un carro o la beca? Entonces, ¡¡Ud. es un ignorante de las Escrituras!! ¿Ud. cree que Dios puede ser comprado por una ofrenda de dinero cuando ya la ofrenda de sangre fue presentada para perdón de pecados, y que por eso tenemos todas las bendiciones tanto las del cielo como las de la tierra?

  • Lucas 22:20: “De igual manera, después que hubo cenado, tomó la copa, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama”.
  • 2ª Corintios 3:6: “el cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto, no de la letra, sino del espíritu; porque la letra mata, mas el espíritu vivifica”.
  • Hebreos 8:6: “Pero ahora tanto mejor ministerio es el suyo, cuanto es mediador de un mejor pacto, establecido sobre mejores promesas”.

Si este nuevo pacto es establecido “sobre mejores promesas”, cualquier pacto que Ud. pretenda hacer de propia iniciativa, es decirle a Dios, que lo que Él hizo NO fue suficiente para Ud. o su familia; por lo tanto, se convierte en un incrédulo. Tal cual.

6. Profecías

¿Está asistiendo a una iglesia donde de entrada y sin conocerlo le dan “profecía” a sus oídos o a viva voz? Permítame decirle que eso NO es bíblico. Ni en el tabernáculo, ni en el templo en Israel, ni en las sinagogas o en las iglesias del Nuevo Testamento, los “hermanitos” o “hermanitas” se paraban en las puertas de acceso a esos lugares a “darles profecía” a los que llegaban. Pregunte por la base bíblica de esa abominable y maldita mentira de algunos cultos y líderes mal llamados cristianos.

Si hoy en día se aplicara la Ley como en el Antiguo Testamento, estos mal llamados “profetas” debían morir apedreados:

  • Deuteronomio 18:20-22: »Si aparece alguno que diga traer un mensaje de parte de Dios, y que en realidad no haya sido enviado por él, deberán matarlo. Lo mismo deberán hacer con cualquier profeta que aparezca con mensajes de otros dioses. 21 »Ahora bien, si ustedes se preguntan cómo saber si una persona trae o no un mensaje de parte de Dios, sigan este consejo: 22 Si el profeta anuncia algo y no sucede lo que dijo, será señal de que Dios no lo envió. Ese profeta no es más que un orgulloso que habla por su propia cuenta, y ustedes no deberán tenerle miedo» (Traducción en lenguaje actual – TLA).

Y finalmente,

7. La disciplina

¿Conoce Ud. los estatutos del lugar donde se está congregando? ¿Sabe Ud. cómo aplican la disciplina bíblica, si es que la aplican? A través de nuestra página recibimos correos de personas que preguntan sobre el tema de la disciplina cuando un hermano o hermana cae en pecado repetitivo. Pero cuando les pregunto, ¿qué dicen los estatutos de la iglesia? No saben nada de esos estatutos. Es más, desconocen que en los estatutos se debería mencionar el tema de la disciplina.

¿Y qué hemos visto? Casos de disciplinas que no tienen nada qué ver las Escrituras. Son sólo normas de hombres. Note Ud. cómo en las iglesias cristianas se puede aplicar una disciplina de conveniencia: Al Pastor que cayó en adulterio, lo disciplinan un año enviándolo a ser restaurado a un lugar paradisiaco; (con todos los gastos pagos por la congregación), y al hermano que fue acusado de “rebelión”, lo sientan por dos años y le quitan todos los privilegios, incluida la cena del Señor.

¿Qué hacer en un caso de disciplina? Ante todo compare los estatutos de la iglesia con el concepto bíblico de disciplina. Y si ve que esos estatutos van en contra de lo que enseña la Escritura, hable con el pastor, con la junta o con quien esté a cargo de la iglesia, pero por favor, no se quede callado. Si lo hace también está cometiendo pecado.

CONCLUSIÓN

Los anteriores puntos, son solo algunos de los tantos problemas que se presentan en las congregaciones llamadas cristianas. Más adelante ampliaremos cada uno de los temas, profundizando en las Escrituras lo que se debe y lo que no se debe hacer.

Tristemente, muchos que se llaman "cristianos", que creeríamos que aman verdaderamente al Señor, son sometidos, volviéndose dependientes de simples mortales que se llaman a sí mismos “pastores”, porque NO tienen conocimiento de Dios.

  • 2ª Corintios 4:6: Cuando Dios creó el mundo, dijo: «Que brille la luz donde ahora hay oscuridad». Y cuando nos permitió entender la buena noticia, también iluminó nuestro entendimiento, para que por medio de Cristo conociéramos la grandeza de Dios. (Traducción en lenguaje actual – TLA).

¿Conoce Ud. la grandeza de Dios por el único medio que nos mostró en Jesucristo? ¿O cree Ud. que es su pastor, pastora u organización quien le dará conocer esa grandeza? Si así lo cree, recuerde una vez más: La eternidad es demasiado tiempo para estar perdido.

 

 

 

 
 
CARM ison