¿Cómo saber cuáles son los atributos comunicables de Dios?

Por, Matt Slick

En la teología cristiana, existe una clasificación entre los atributos comunicables e incomunicables de Dios. Esta clasificación entre esos atributos que pertenecen a Dios, pueden ser comunicados o no a los humanos. Tomemos por ejemplo, Su santidad, Su inmutabilidad, Su omnipotencia, etc. son atributos que pertenecen solo a Dios. La bondad, el odio, la justicia, el conocimiento, etc., son atributos que pertenecen a Dios y que también pueden ser comunicados a nosotros. En otras palabras, somos capaces de participar en esos atributos; por consiguiente, estos, son comunicables.

Pero, ¿cómo sabemos cuáles de los atributos de Dios son comunicables? La respuesta cumple dos funciones. Primero, debemos mirar en las Escrituras. Segundo, debemos usar la lógica. En el primer caso, miramos la misma revelación de Dios dada a nosotros en la Biblia. Dentro de sus páginas, vemos cómo Dios se comunica a nosotros a través de los profetas, apóstoles, y la persona de Cristo. Cuando miramos toda la Escritura vemos cómo Dios obra, lo que dice y lo que hace. De esta forma, podemos ver entonces, ciertos atributos que pertenecen sólo a Él. Pero para hacerlo, debemos usar la lógica al determinar cuáles de Sus atributos pueden ser comunicados o no a nosotros. Sin embargo, podrían existir desacuerdos sobre varios atributos, pero en un todo general, podemos reconocer ciertas características que pertenecen solo a Dios, las cuales, lógicamente, no pueden ser entendidas o experimentadas por nosotros.

Por ejemplo, la lógica nos diría que Dios no es contingente; o sea, que Él no depende de algo o de alguien más para existir. De otro lado, nosotros somos contingentes ya que dependemos de Él para nuestra existencia. Por lo tanto, el tema de la no contingencia es un atributo que pertenece sólo a Dios y que no puede ser transmitido a nosotros. Él solo posee esta cualidad; por lo tanto, sería un atributo incomunicable.

De otro lado, la Biblia nos dice, que Dios ama (Juan 3:16). También nos dice que nosotros debemos amar (Mateo 22:37, 39). Por lo tanto, debido a que Dios ama, y que también nosotros amamos, entonces el atributo del amor de Dios es compartido con nosotros, aunque no lo podemos expresar perfectamente. Este sería un atributo comunicable.

Dios es transcendente. Esto significa que Él no depende o está restringido al espacio o al tiempo; pero transciende a ambos. Pero nosotros no somos transcendente ya que dependemos y estamos restringido en el espacio y en el tiempo. Por lo tanto, la transcendencia de Dios no es comunicable a nosotros.

Dios es racional; pero nosotros también lo somos. Mientras que Dios es perfectamente racional todo el tiempo, nosotros, de otro lado no lo somos. Pero aun así somos racionales. Por lo tanto, podemos decir que la racionalidad de Dios es comunicada a nosotros.

Por lo tanto, podemos saber cuáles atributos de Dios son y no son comunicables al clasificarlos lógicamente. Podemos reconocer que existen atributos que Dios solo posee, tales como la omnipresencia, la omnisciencia, la no contingencia, y la transcendencia. De otro lado, hay atributos de Dios que pertenecen a Dios pero que podemos participar de ellos tales como la bondad, el amor, la misericordia, la racionalidad, y la comunicación.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison