¿Creen los budistas en Dios?

Por, Luke Wayne
Creado el 28 de marzo, 2016

El budismo no es compatible con la creencia en un Dios personal que es diferente a Su creación, tiene una voluntad soberana y un plan para la humanidad; o cuya gracia puede librar a una persona de la culpa y el sufrimiento. En este sentido más crucial, los budistas históricos no creen en “Dios” de la forma como los cristianos definirían y usarían esa palabra. Claro está, que uno puede encontrar en el mundo moderno occidental personas que tratan de armonizar de cualquier forma, dos creencias en franca contradicción, porque finalmente, una persona no puede ser budista de forma significativa y consistente, y creer en algo parecido al Dios teísta.

Budismo y monoteísmo

Mientras que últimamente existe una tendencia moderna para describir el budismo como simplemente agnóstico acerca de la cuestión de Dios, este, simplemente no es el caso si estamos definiendo a Dios como los cristianos (o como los judíos o musulmanes) usarían la palabra. Primero que todo, el budismo enseña que, “nada puede ser por sí solo; todo debe estar interrelacionado con todo lo demás”.1 De hecho, en el budismo, para obtener el fin del sufrimiento, uno debe llegar a entender esta “unión indivisible” de todas las cosas, de que no existe un yo personal y que no existen objetos externos.2 Por lo tanto, los budistas no pueden concebir a “Dios” como un ser personal, real que es realmente único y distinto de esta unicidad interconectada que abarca todas las cosas supuestamente distintas.3 Segundo, fuera de la idea de nirvana, el budista no puede concebir nada, mucho menos a alguien como permanente o inmutable.4 Inclusive, algunos han sostenido que Buda permitió la posibilidad de que el mismo nirvana podría no ser permanente.5 La idea de que todo está cambiando constantemente y que nada es realmente permanente de un momento a otro, permea, prácticamente, a través de toda la literatura budista, y es de hecho, entendido (junto con el sufrimiento y la ausencia de un verdadero yo personal) como una de las tres marcas de toda la existencia.6 Mientras que algunos podrían tratar de igualar el mismo nirvana con Dios, nirvana no es personal, no es en algún sentido un creador, y de hecho, no es capaz de actuar.7 Como señala un erudito: “Si la ausencia de un Dios creador personal es ateísmo, el budismo es ateo”.8 El Dalai Lama lo desarrolla con más detalle:

  • “Toda la cosmovisión budista se basa en un punto de vista filosófico en el cual, el pensamiento fundamental es el principio de interdependencia, cómo todas las cosas y los acontecimientos vienen a ser puramente un resultado de las interacciones entre las causas y condiciones. Dentro de esa cosmovisión filosófica, es casi imposible tener cualquier lugar para una verdad atemporal, eterna, absoluta. Ni tampoco es posible admitir la idea de una creación divina”.9

El budismo y el politeísmo

Sin embargo, existe un segundo sentido, en el cual podemos preguntar: “¿Creen los budistas en ‘dioses’?”. En el pensamiento budista, ¿hay seres súper naturales o entidades más allá de la humanidad? ¿Existen cosas con consciencia más allá de simplemente hombres y animales? ¿Existen espíritus o dioses en un mayor sentido como las religiones paganas antiguas o aun como creían las mismas culturas hindúes y Buda? ¿Niega el budismo estas entidades? En un sentido, sí. De la misma forma que niega todas las cosas individuales o las personas realmente existentes, como cosas verdaderamente diferentes, con identidades reales e individuales. Pero, ¿creen los budistas de que existen los dioses, al menos en el mismo sentido que usted o yo, o de que las vacas o las piedras existen? La respuesta a esto, es generalmente, sí. Las leyendas más tempranas en la vida de Buda, tienen a los dioses gozándose de que Buda llegará a la iluminación.10 Inclusive, algunas versiones tienen a estos dioses involucrados en asegurarse de que Buda fuera expuesto a los acontecimientos de sufrimiento, de forma que llegara a la iluminación.11 Muchos registros también mencionan a un espíritu maligno presente al momento de la iluminación de Buda tratando de tentarlo y distraerlo, alejándolo de la verdad, y no sirviéndole.12 Al viajar por la mayoría de países budistas en Asia, uno encuentra que no existe escasez de ídolos, altares y casas de espíritus atestiguando de una cosmovisión que incluye la existencia de tales deidades temporales. En la temprana cosmología budista, el ciclo del nacimiento, de la muerte y renacimiento incluía vidas divinas, como dioses y semidioses sobre la humanidad, así como también torturadores fantasmales nacidos en la tierra y considerados menores que los animales.13 Sin embargo, es importante anotar aquí, que estas entidades viven todavía atrapadas en el ciclo de la muerte y renacimiento. Los dioses son simplemente una parte del mundo temporal, fugaz y siempre cambiante. Estos se encuentran en el mismo tipo de sufrimiento final como todos lo demás, y en la misma necesidad de la iluminación budista para alcanzar la libertad en el estado de nirvana y el reconocimiento de la ausencia del yo y distinción. Los dioses pueden “existir” en el mismo sentido provisional y limitado que cualquier cosa, de la que puede decirse que exista en la cosmovisión budista. Pero los dioses no pueden ayudarlo, y en la estricta enseñanza budista es contraproducente recurrir a ellos en el rezo y ofrecerles algo, o buscar cualquier cosa de ellos. Ellos pueden estar allí, pero ese hecho deberá ser irrelevante en la práctica religiosa. Hoy, por supuesto, uno puede encontrar muchos budistas occidentales que niegan que estas entidades, existan en algún sentido; y este punto de vista no entra en conflicto con la práctica del budismo, ya que, de todas formas, el budista no apela a dichas entidades para la orientación o ayuda. Entonces, uno podría decir, que la mayoría de los budistas reconocen “dioses” pero no son enseñados a “creer” en el sentido de cualquier tipo de fe o devoción religiosa (aunque en la práctica este tipo de devoción religiosa es común en muchos países budistas.)

Si no es Dios, entonces, ¿qué?

Si los budistas no creen en “Dios” en el sentido cristiano o monoteísta, y no están para ser consagrados a algún “dios” en el sentido pagano o politeísta, ¿existe entonces algo en la doctrina y prácticas budista que pudiera ser llamado el dios budista? Sí. En un sentido así es. Pero tenemos que ser cuidadosos en cómo definirlo. Es de lo que Buda habló, cuando dijo:

  • “Oh monjes, existe un no nacido, que ni se convierte, ni es creado, ni es formado. Donde no había, no habrá liberación de lo formado, lo hecho, lo compuesto”.14

Mientras que varias sectas y escuelas del budismo complementarán y aplicarán esta realidad de forma muy diferente, los budistas sí hablan de una realidad pura de algún tipo que es la verdad de todo lo que es. Lo “sin límites, vasto y misterioso incondicionado”, lo cual no es una cosa distinta, sino más bien una descripción de la realidad misma como una “unión inexplicable”.15 Más allá de nuestra ilusión de objetos distintos, identidades personales, y realidades invariables, existe lo que realmente es. Existe la esencia interconectada del universo, la cual, no puede ser adecuadamente colocada en palabras. Esto, simplemente “es”, y es todo lo que se puede decir sobre esta.16 No es personal, y no está separada o es distinta de usted o de cualquier cosa. No es un ser específico con una voluntad, plan o propósito. Usted no puede rezarle o relacionarse con esta, es como si usted fuera una cosa y esta fuera otra cosa. No es en absoluto lo que un cristiano llama “Dios” o incluso lo que un antiguo politeísta llamaría un “dios”, pero es el enfoque principal de la religión budista y la fuente de su esperanza de liberación del sufrimiento de la vida.

Para muchos budistas tradicionales, si fuera descrita directamente, simplemente se hablaría en términos de nirvana. La idea es que no existe ninguna persona distinta que sea "usted" o "tú", que esté separado de todo lo demás, o que continúa a través del tiempo; que no hay nada sustancialmente igual dentro de la colección de materiales y percepciones que usted llama “usted mismo” como un niño; y el conjunto de materiales y  percepciones diferentes que usted llama “usted mismo” como un adulto, y que no sea, una cadena causal de eventos entre ellos.17 Esto es cierto, no sólo de usted mismo, sino de los otros todos supuestos, persona y cosa. Una vez que usted elimina todas estas falsas percepciones de usted mismo y del mundo, y no hay nada dejado al deseo  y nada dejado para desearlo, existe solo lo que simplemente “es”; y esto es, nirvana. El fin del sufrimiento, el terminar el ciclo del nacimiento, muerte y renacimiento, del ser puro y correcto. Una “dicha” transcendente sin el yo u otro. El budismo es la religión del nirvana. Es acerca de este estado del ser, este entendimiento de la realidad. Este es su solo objetivo y propósito. En este sentido, nirvana es el “dios” del budismo.18

Algunas tradiciones budistas afirmarán adicionalmente, que estas verdades eternas de la realidad no condicionada, no cambiable del universo interconectado como verdaderamente es, son un principio rector de la iluminación la cual ellos llaman, “buda”. El hombre Siddhartha Gautama, quien es llamado históricamente, “el Buda” fue simplemente un portador de la realidad eterna “buda” de la iluminación y nirvana.19

  • "Buda no es un cuerpo físico, sino que es, iluminación. Puede pensarse de un cuerpo como un receptáculo; entonces, si el receptáculo es lleno con iluminación, este puede ser llamado, Buda".20

Estas ideas son altamente controversiales entre las escuelas budistas que no las apoyan. Sin embargo, y aun aquí, esto debe entenderse como una expresión impersonal de la realidad con es esta, operando, no por una voluntad distinta, sino solo a través  de las relaciones causales de los cosas no permanentes y estados temporales del ser21 y ser, finalmente entendido como una verdad indescriptible que, “no puede ser hecha clara por palabras; sólo puede ser insinuada en parábolas”.22 Así, el “dios” budista (si estamos hablando de tal cosa), no es un “ser”, sino más bien una realidad indescriptible la cual representa todo lo que realmente es, y por medio del cual, se es libre de todo sufrimiento. La esperanza del budista, es abandonar cualquier deseo; y de hecho, perder su mismo yo, y por esta realidad simplemente, llegar a ser.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

  • 1. Thich Nhat Hanh, "The Heart of the Buddha's Teaching" (Broadway Books, 1998) 6
  • 2. Rodney Smith, "Stepping Out of Self Deception" (Shambhala Publications, 2010) 6
  • 3. Rodney Smith, "Stepping Out of Self Deception" (Shambhala Publications, 2010) 4
  • 4. Keith Yandell and Harold Netland, "Buddhism: A Christian Exploration and Appraisal" (IVP Academic, 2009) 183
  • 5. Stephen Asma, "Buddha for Beginners" (For Beginners LLC, 2008) 110
  • 6. Houston Smith and Philip Novak "Buddhism: A Concise Introduction" (HarperCollins Publishers, 2003) 56-57
  • 7. Keith Yandell and Harold Netland, "Buddhism: A Christian Exploration and Appraisal" (IVP Academic, 2009) 183
  • 8. Houston Smith and Philip Novak "Buddhism: A Concise Introduction" (HarperCollins Publishers, 2003) 53
  • 9. The Dalai Lama, "The Good Heart: A Buddhist Perspective on the Teaching of Jesus" (Wisdom Publications, 1996) 82 (referenced in "Buddhism: A Christian Exploration and Appraisal" by Keith Yandell and Harold Netland, 183-184)
  • 10. Houston Smith and Philip Novak "Buddhism: A Concise Introduction" (HarperCollins Publishers, 2003) 4
  • 11. Houston Smith and Philip Novak "Buddhism: A Concise Introduction" (HarperCollins Publishers, 2003) 6
  • 12. Houston Smith and Philip Novak "Buddhism: A Concise Introduction" (HarperCollins Publishers, 2003) 9-12
  • 13. Keith Yandell and Harold Netland, "Buddhism: A Christian Exploration and Appraisal" (IVP Academic, 2009) 21
  • 14. Houston Smith and Philip Novak "Buddhism: A Concise Introduction" (HarperCollins Publishers, 2003) 54
  • 15. Rodney Smith, "Stepping Out of Self Deception" (Shambhala Publications, 2010) 25
  • 16. Rodney Smith, "Stepping Out of Self Deception" (Shambhala Publications, 2010) 25
  • 17. Stephen Asma, "Buddha for Beginners" (For Beginners LLC, 2008) 60
  • 18. Houston Smith and Philip Novak "Buddhism: A Concise Introduction" (HarperCollins Publishers, 2003) 53-54
  • 19. "The Teaching of Buddha" (Bukkyo Dendo Kyokai, 1966) 13-14, 22-23
  • 20. "The Teaching of Buddha" (Bukkyo Dendo Kyokai, 1966) 31
  • 21. "The Teaching of Buddha" (Bukkyo Dendo Kyokai, 1966) 31
  • 22. "The Teaching of Buddha" (Bukkyo Dendo Kyokai, 1966) 33

 

 

 

 
 
CARM ison