¿Creó Dios el pecado?

warning: call_user_func_array() [function.call-user-func-array]: First argument is expected to be a valid callback, 'nodereference_autocomplete_access' was given in /var/www/carm.org/includes/menu.inc on line 454.

No. Dios no creó el pecado. Dios es santo y Él no crearía algo contrario a Su naturaleza. El pecado es lo opuesto a la santidad. El pecado es una infracción de la Ley:

  • “Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley.” (1 Jn 3:4).

Dios es el autor de la Ley, la cual es un reflejo de Su santo carácter (Éxodo 20). Por lo tanto, Dios no puede crear aquello que viola directamente Su Ley; esto es, simplemente imposible.

Pero si Dios no creó el pecado, ¿de dónde viene entonces? Esta es una pregunta que ha sido discutida por años, tanto por teólogos como por filósofos. Tampoco podemos decir que tenemos una respuesta mejor que ellos. Sin embargo, permítanos aventurarnos.

Dios creó las condiciones donde las criaturas con libre albedrío fueran capaces de tomar una decisión entre obedecer o desobedecer a Dios. Esta condición existía cuando Dios creó un ángel llamado Lucifer, el cual, no tenía pecado y tenía libre albedrío. Lucifer, escogió rebelarse contra Dios y pecó (Is 14:12-15; Ez 28:13-15). De igual manera, Adán y Eva, habiendo sido hechos por Dios sin pecado, escucharon al diablo y escogieron rebelarse contra Dios (Génesis 3).

Pero Dios no hizo que ellos pecaran:

  • Santiago 1:13: “Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie;”.

En la libertad de su libre albedrío, ellos decidieron rebelarse contra Dios y el pecado, entró en el mundo:

  • Romanos 5:12: “Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.”

Podemos encontrar una analogía en la relación entre un padre y su hijo(a). Un padre puede crear la condición que haga posible la desobediencia de su hijo(a), sin embargo, el padre permanece inocente si él/ella peca. Por ejemplo, si un padre le pide a su hijo(a) que limpie su cuarto y no lo hace, es él/ella quien demuestra rebeldía. Pero el padre no es responsable por el pecado del hijo/de la hija, ni él hizo que él/ella pecara ya que tuvo la oportunidad de obedecer o no.

De igual manera, Dios ha creado la condición en el mundo donde la capacidad para rebelarse contra Él, es posible. Sin embargo, Dios no es responsable por esa rebelión una vez que la misma ha sido cometida. Por lo tanto, el pecado originado por Lucifer, y quien fuera el primero en rebelarse, permitió que este entrara al mundo a través de Adán quien de igual manera escogió desobedecer.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison