¿Cuál es el verdadero mensaje del evangelio?

El verdadero mensaje del evangelio es que la salvación es por gracia a través de la fe (Ro 6:23), no de la fe y algo más que Usted hace, como la fe y el bautismo o la fe y el hablar en lenguas o la fe y el ir a las iglesias unitarias, etc. La verdadera salvación es libertad de cualquier requisito al pretender guardar cualquier parte de la Ley para obtener o mantener la salvación. La verdadera salvación es recibir a Cristo (Jn 1:12), pertenecer a Su cuerpo y ser redimido por la sangre del Cordero. Esto significa que no estamos obligados a guardar un código moral tal como el que las mujeres no deben usar pantalones, shorts, maquillaje o joyería. Esto tampoco significa que ponemos en peligro nuestra salvación, si poseemos televisores, nadamos en público o exhibimos los vellos faciales—especialmente en las mujeres—como las Iglesias Unitarias enfatizan.1 Hemos sido librados de la Ley; claro está, que esto no significa que somos libres para pecar: “¿Qué, pues, diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde? 2En ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él?” (Ro 6:1-2).

Pero después de estudiar la teología Pentecostal Unitaria, he concluido que ésta no es Cristiana ya que esta niega al verdadero Dios al negar la Trinidad y al negar la salvación por gracia al agregar un requisito: el bautismo. Además, está la expectativa legal de un código moral que debe ser obedecido no sea que ellos estén en peligro de perder el derecho del perdón de pecados el cual Cristo de forma tan amorosa pagó y dio libremente. Esto es obras de justicia.

Como es el caso en los grupos de culto con dioses falsos, los falsos evangelios le siguen. Tal es el caso con la teología Pentecostal Unitaria. Esta enseña un dios falso y un falso evangelio. El dios de los Jesús Solo no es precisamente una Trinidad. El evangelio de ellos es fe + obras: el bautismo, el hablar en lenguas como una señal necesaria y obediencia a un código moral como una muestra de la salvación. ¿Estamos para obedecer la Palabra de Dios? ¡Claro que sí! En forma total y absoluta. ¿Somos libres para ir y pecar? No. Estamos obligados a obedecer a Dios pero no como un requisito para ser salvos o para sostener la salvación. Somos salvos por fe (Ro 5:1) y debido a que somos salvos, entonces, y solo entonces la obediencia es lo que sigue. Guardar las leyes morales no son las que nos mantienen en la fe ni tampoco el ser bautizado no es lo que nos salva.

Pablo, en 1 Co 15:1-4, define el verdadero evangelio que nos salva. Note que el bautismo no es mencionado ni aquí ni en ningún otro lugar de la Escritura como requisito para la salvación:

“Además os declaro, hermanos, el evangelio que os he predicado, el cual también recibisteis, en el cual también perseveráis; 2por el cual asimismo, si retenéis la palabra que os he predicado, sois salvos, si no creísteis en vano. 3Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; 4y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras;”

La fe es tan buena sólo en quien esta puesta. Por lo tanto, es esencial que entendamos correctamente a Dios de la forma como Él se ha revelado a Sí Mismo, una Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Vemos al Hijo hablar al Padre y orarle a Él. (Juan 17). Sabemos que la Palabra de Dios dice que el Hijo llevó nuestros pecados en Su cuerpo en la cruz (1 P 2:24) y nos compró con Su preciosa sangre (Hch 20:28). Somos justificados aparte de las obras de la Ley “ya que por las obras de la carne ningún ser humano será justificado delante de él [Dios]…” (Ro 3:20); “Concluimos, pues, que el hombre es justificado por fe sin las obras de la ley.” (Ro 3:28); “Porque ¿qué dice la Escritura? Creyó Abraham a Dios, y le fue contado por justicia.” (Ro 4:3); “Justificados, pues, por la fe,…” (Ro 5:1) y “mas al que no obra, sino cree en aquel que justifica al impío, su fe le es contada por justicia.” (Ro 4:5).

Aquellos seguidores de la teología Unitaria o Jesús Solo, necesitan venir al verdadero Dios Trinitario y Salvador, renunciar a la idea de agregar el bautismo a la salvación y confiar completa y totalmente en la salvación de la gracia de Dios sólo por fe. Ellos entonces, necesitan buscar el fruto del Espíritu (Gá 5:22-23) en vez de estar buscando el sólo hablar en lenguas como evidencia de la salvación de ellos.

Sea Jesús Glorificado.

 

Este artículo también está disponible en: inglés.

  • 1. Yo no estoy diciendo que ellos no tenga el derecho de practicar santidad como es percibida por ellos. Estoy dirigiendo el tema de todo lo externo como una señal necesaria de que son salvos.

 

 

 

 
 
CARM ison