Cuadro con versículos que incluye la palabra “iglesia”

Por, Matt Slick

A continuación, hay una lista de cada versículo del Nuevo Testamento que contiene la palabra griega, “ekklesia”, que significa iglesia. Es el # 1577 en el diccionario Strong. Hay 115 casos en 112 versículos. El propósito de este cuadro es mostrar las diferentes formas que la palabra “iglesia” es usada.  Diferentes grupos, afirman que la “iglesia” de ellos es la única iglesia verdadera, así que pensé que sería un estudio interesante ver, cómo esta palabra es usada. La categorización de “cuerpo de Cristo”, y “pueblo de Dios”, son básicamente idénticas, pero las dejo separadas principalmente por Hechos 7:38, el cual usa la palabra griega, “ecclesia”, con referencia a los israelitas en el tiempo de Moisés.

Versículo Cuerpo de Cristo Reunión de personas Iglesias locales Pueblo de Dios Cuerpo eclesiástico
Mateo 16:18: “Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella”. x       x
Mateo 18:17: “Si no los oyere a ellos, dilo a la iglesia; y si no oyere a la iglesia, tenle por gentil y publicano”.     x   x
Hechos 2:47: “alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos”. x        
Hechos 5:11: “Y vino gran temor sobre toda la iglesia, y sobre todos los que oyeron estas cosas”. x     x  
Hechos 7:38: “Este es aquel Moisés que estuvo en la congregación en el desierto con el ángel que le hablaba en el monte Sinaí, y con nuestros padres, y que recibió palabras de vida que darnos”.       x  
Hechos 8:1: “Y Saulo consentía en su muerte. En aquel día hubo una gran persecución contra la iglesia que estaba en Jerusalén; y todos fueron esparcidos por las tierras de Judea y de Samaria, salvo los apóstoles”.     x    
Hechos 8:3: “Y Saulo asolaba la iglesia, y entrando casa por casa, arrastraba a hombres y a mujeres, y los entregaba en la cárcel”.       x  
Hechos 9:31: “Entonces las iglesias tenían paz por toda Judea, Galilea y Samaria; y eran edificadas, andando en el temor del Señor, y se acrecentaban fortalecidas por el Espíritu Santo”. x     x x
Hechos 11:22: “Llegó la noticia de estas cosas a oídos de la iglesia que estaba en Jerusalén; y enviaron a Bernabé que fuese hasta Antioquía”.       x  
Hechos 11:26: “Y se congregaron allí todo un año con la iglesia, y enseñaron a mucha gente; y a los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía”.     x    
Hechos 12:1: “En aquel mismo tiempo el rey Herodes echó mano a algunos de la iglesia para maltratarles”. x     x x
Hechos 12:5: “Así que Pedro estaba custodiado en la cárcel; pero la iglesia hacía sin cesar oración a Dios por él”. x     x  
Hechos 13:1: “Había entonces en la iglesia que estaba en Antioquía, profetas y maestros: Bernabé, Simón el que se llamaba Niger, Lucio de Cirene, Manaén el que se había criado junto con Herodes el tetrarca, y Saulo”.     x    
Hechos 14:23: “Y constituyeron ancianos en cada iglesia, y habiendo orado con ayunos, los encomendaron al Señor en quien habían creído”.     x    
Hechos 14:27: “Y habiendo llegado, y reunido a la iglesia, refirieron cuán grandes cosas había hecho Dios con ellos, y cómo había abierto la puerta de la fe a los gentiles”.     x    
Hechos 15:3: “Ellos, pues, habiendo sido encaminados por la iglesia, pasaron por Fenicia y Samaria, contando la conversión de los gentiles; y causaban gran gozo a todos los hermanos”.     x    
Hechos 15:4: “Y llegados a Jerusalén, fueron recibidos por la iglesia y los apóstoles y los ancianos, y refirieron todas las cosas que Dios había hecho con ellos”.     x    
Hechos 15:22: “Entonces pareció bien a los apóstoles y a los ancianos, con toda la iglesia, elegir de entre ellos varones y enviarlos a Antioquía con Pablo y Bernabé: a Judas que tenía por sobrenombre Barsabás, y a Silas, varones principales entre los hermanos”.     x   x
Hechos 15:41: “y pasó por Siria y Cilicia, confirmando a las iglesias”.     x    
Hechos 16:5: “Así que las iglesias eran confirmadas en la fe, y aumentaban en número cada día”.     x    
Hechos 18:22: “Habiendo arribado a Cesarea, subió para saludar a la iglesia, y luego descendió a Antioquía”.     x    
Hechos 19:32: “Unos, pues, gritaban una cosa, y otros otra; porque la concurrencia estaba confusa, y los más no sabían por qué se habían reunido”.   x      
Hechos 19:39: “Y si demandáis alguna otra cosa, en legítima asamblea se puede decidir”.   x      
Hechos 19:41: “Y habiendo dicho esto, despidió la asamblea”.   x      
Hechos 20:17: “Enviando, pues, desde Mileto a Efeso, hizo llamar a los ancianos de la iglesia”.     x    
Hechos 20:28: “Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre”. x        
Romanos 16:1: “Os recomiendo además nuestra hermana Febe, la cual es diaconisa de la iglesia en Cencrea”.     x    
Romanos 16:4: “que expusieron su vida por mí; a los cuales no sólo yo doy gracias, sino también todas las iglesias de los gentiles”.     x   x
Romanos 16:5: “Saludad también a la iglesia de su casa. Saludad a Epeneto, amado mío, que es el primer fruto de Acaya para Cristo”.     x    
Romanos 16:16: “Saludaos los unos a los otros con ósculo santo. Os saludan todas las iglesias de Cristo”.     x    
Romanos 16:23: “Os saluda Gayo, hospedador mío y de toda la iglesia. Os saluda Erasto, tesorero de la ciudad, y el hermano Cuarto”.     x    
1ª Corintios 1:2: “a la iglesia de Dios que está en Corinto, a los santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos con todos los que en cualquier lugar invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y nuestro”.     x    
1ª Corintios 4:17: “Por esto mismo os he enviado a Timoteo, que es mi hijo amado y fiel en el Señor, el cual os recordará mi proceder en Cristo, de la manera que enseño en todas partes y en todas las iglesias”.     x    
1ª Corintios 6:4: “Si, pues, tenéis juicios sobre cosas de esta vida, ¿ponéis para juzgar a los que son de menor estima en la iglesia?”.         x
1ª Corintios 7:17: “Pero cada uno como el Señor le repartió, y como Dios llamó a cada uno, así haga; esto ordeno en todas las iglesias”.     x    
1ª Corintios 10:32: “No seáis tropiezo ni a judíos, ni a gentiles, ni a la iglesia de Dios”.     x x x
1ª Corintios 11:16: “Con todo eso, si alguno quiere ser contencioso, nosotros no tenemos tal costumbre, ni las iglesias de Dios”. x       x
1ª Corintios 11:18: “Pues en primer lugar, cuando os reunís como iglesia, oigo que hay entre vosotros divisiones; y en parte lo creo”.     x    
1ª Corintios 11:22: “Pues qué, ¿no tenéis casas en que comáis y bebáis? ¿O menospreciáis la iglesia de Dios, y avergonzáis a los que no tienen nada? ¿Qué os diré? ¿Os alabaré? En esto no os alabo”. x        
1ª Corintios 12:28: “Y a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero maestros, luego los que hacen milagros, después los que sanan, los que ayudan, los que administran, los que tienen don de lenguas”. x       x
1ª Corintios 14:4: “El que habla en lengua extraña, a sí mismo se edifica; pero el que profetiza, edifica a la iglesia”. x       x
1ª Corintios 14:5: “Así que, quisiera que todos vosotros hablaseis en lenguas, pero más que profetizaseis; porque mayor es el que profetiza que el que habla en lenguas, a no ser que las interprete para que la iglesia reciba edificación”. x       x
1ª Corintios 14:12: “Así también vosotros; pues que anheláis dones espirituales, procurad abundar en ellos para edificación de la iglesia”. x       x
1ª Corintios 14:19: “pero en la iglesia prefiero hablar cinco palabras con mi entendimiento, para enseñar también a otros, que diez mil palabras en lengua desconocida”.     x    
1ª Corintios 14:23: “Si, pues, toda la iglesia se reúne en un solo lugar, y todos hablan en lenguas, y entran indoctos o incrédulos, ¿no dirán que estáis locos?”. x   x    
1ª Corintios 14:28: “Y si no hay intérprete, calle en la iglesia, y hable para sí mismo y para Dios”. x   x    
1ª Corintios 14:33: “pues Dios no es Dios de confusión, sino de paz. Como en todas las iglesias de los santos”. x   x    
1ª Corintios 14:34: “vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como también la ley lo dice”.          
1ª Corintios 14:35: “Y si quieren aprender algo, pregunten en casa a sus maridos; porque es indecoroso que una mujer hable en la congregación”.     x    
1ª Corintios 15:9: “Porque yo soy el más pequeño de los apóstoles, que no soy digno de ser llamado apóstol, porque perseguí a la iglesia de Dios”. x     x  
1ª Corintios 16:1: “En cuanto a la ofrenda para los santos, haced vosotros también de la manera que ordené en las iglesias de Galacia”.     x    
1ª Corintios 16:19: “Las iglesias de Asia os saludan. Aquila y Priscila, con la iglesia que está en su casa, os saludan mucho en el Señor”.     x    
2ª Corintios 1:1: “Pablo, apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, y el hermano Timoteo, a la iglesia de Dios que está en Corinto, con todos los santos que están en toda Acaya”.     x    
2ª Corintios 8:1: “Asimismo, hermanos, os hacemos saber la gracia de Dios que se ha dado a las iglesias de Macedonia”.     x    
2ª Corintios 8:18: “Y enviamos juntamente con él al hermano cuya alabanza en el evangelio se oye por todas las iglesias”. x   x    
2ª Corintios 8:19: “y no sólo esto, sino que también fue designado por las iglesias como compañero de nuestra peregrinación para llevar este donativo, que es administrado por nosotros para gloria del Señor mismo, y para demostrar vuestra buena voluntad”.     x    
2ª Corintios 8:23: “En cuanto a Tito, es mi compañero y colaborador para con vosotros; y en cuanto a nuestros hermanos, son mensajeros de las iglesias, y gloria de Cristo”.     x    
2ª Corintios 8:24: “Mostrad, pues, para con ellos ante las iglesias la prueba de vuestro amor, y de nuestro gloriarnos respecto de vosotros”.     x    
2ª Corintios 11:8: “He despojado a otras iglesias, recibiendo salario para serviros a vosotros”.          
2ª Corintios 11:28: “y además de otras cosas, lo que sobre mí se agolpa cada día, la preocupación por todas las iglesias”.     x    
2ª Corintios 12:13: “Porque ¿en qué habéis sido menos que las otras iglesias, sino en que yo mismo no os he sido carga? ¡Perdonadme este agravio!”     x    
Gálatas 1:2: “y todos los hermanos que están conmigo, a las iglesias de Galacia”.     x    
Gálatas 1:13: “Porque ya habéis oído acerca de mi conducta en otro tiempo en el judaísmo, que perseguía sobremanera a la iglesia de Dios, y la asolaba”. x        
Gálatas 1:22: “y no era conocido de vista a las iglesias de Judea, que eran en Cristo”.     x    
Efesios 1:22: “y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia”.       x  
Efesios 3:10: “para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales”. x        
Efesios 3:21: “a él sea gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por los siglos de los siglos. Amén”. x        
Efesios 5:23: “porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador”. x        
Efesios 5:24: “Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo”. x        
Efesios 5:25: “Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella”. x        
Efesios 5:27: “a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha”. x        
Efesios  5:29: “Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia”. x        
Efesios  5:32: “Grande es este misterio; mas yo digo esto respecto de Cristo y de la iglesia”. x        
Filipenses 3:6: “en cuanto a celo, perseguidor de la iglesia; en cuanto a la justicia que es en la ley, irreprensible”. x        
Filipenses 4:15: “Y sabéis también vosotros, oh filipenses, que al principio de la predicación del evangelio, cuando partí de Macedonia, ninguna iglesia participó conmigo en razón de dar y recibir, sino vosotros solos”.     x    
Colosenses 1:18: “y él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia”. x        
Colosenses 1:24: “Ahora me gozo en lo que padezco por vosotros, y cumplo en mi carne lo que falta de las aflicciones de Cristo por su cuerpo, que es la iglesia”. x        
Colosenses 4:15: “Saludad a los hermanos que están en Laodicea, y a Ninfas y a la iglesia que está en su casa”.     x    
Colosenses 4:16: “Cuando esta carta haya sido leída entre vosotros, haced que también se lea en la iglesia de los laodicenses, y que la de Laodicea la leáis también vosotros”.     x    
1ª Tesalonicenses 1:1: “Pablo, Silvano y Timoteo, a la iglesia de los tesalonicenses en Dios Padre y en el Señor Jesucristo: Gracia y paz sean a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo”.     x    
1ª Tesalonicenses 2:14: “Porque vosotros, hermanos, vinisteis a ser imitadores de las iglesias de Dios en Cristo Jesús que están en Judea; pues habéis padecido de los de vuestra propia nación las mismas cosas que ellas padecieron de los judíos”.     x    
2ª Tesalonicenses 1:1: “Pablo, Silvano y Timoteo, a la iglesia de los tesalonicenses en Dios nuestro Padre y en el Señor Jesucristo”.     x    
2ª Tesalonicenses 1:4: “tanto, que nosotros mismos nos gloriamos de vosotros en las iglesias de Dios, por vuestra paciencia y fe en todas vuestras persecuciones y tribulaciones que soportáis”.     x    
1ª Timoteo 3:5: “(pues el que no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?)”. x        
1ª Timoteo 3:15: “para que si tardo, sepas cómo debes conducirte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y baluarte de la verdad”. x     x x
1ª Timoteo 5:16: “Si algún creyente o alguna creyente tiene viudas, que las mantenga, y no sea gravada la iglesia, a fin de que haya lo suficiente para las que en verdad son viudas”.     x   x
Filemón 1:2: “y a la amada hermana Apia, y a Arquipo nuestro compañero de milicia, y a la iglesia que está en tu casa”.     x    
Hebreos 2:12: “diciendo: Anunciaré a mis hermanos tu nombre, En medio de la congregación te alabaré”.     x    
Hebreos 12:23: “a la congregación de los primogénitos que están inscritos en los cielos, a Dios el Juez de todos, a los espíritus de los justos hechos perfectos”. x     x  
Santiago 5:14: “¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia, y oren por él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señor”.     x   x
3ª Juan 1:6: “los cuales han dado ante la iglesia testimonio de tu amor; y harás bien en encaminarlos como es digno de su servicio a Dios, para que continúen su viaje”. x        
3ª Juan 1:9: “Yo he escrito a la iglesia; pero Diótrefes, al cual le gusta tener el primer lugar entre ellos, no nos recibe”. x   x    
3ª Juan 1:10: “Por esta causa, si yo fuere, recordaré las obras que hace parloteando con palabras malignas contra nosotros; y no contento con estas cosas, no recibe a los hermanos, y a los que quieren recibirlos se lo prohíbe, y los expulsa de la iglesia”. x   x   x
Apocalipsis 1:4: “Juan, a las siete iglesias que están en Asia: Gracia y paz a vosotros, del que es y que era y que ha de venir, y de los siete espíritus que están delante de su trono”.     x    
Apocalipsis 1:11: “que decía: Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último. Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias que están en Asia: a Efeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea”.     x    
Apocalipsis 1:20: “El misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y de los siete candeleros de oro: las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias”.     x    
Apocalipsis 2:1: “Escribe al ángel de la iglesia en Efeso: El que tiene las siete estrellas en su diestra, el que anda en medio de los siete candeleros de oro, dice esto”.     x    
Apocalipsis 2:7: “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios”.     x    
Apocalipsis 2:8: “Y escribe al ángel de la iglesia en Esmirna: El primero y el postrero, el que estuvo muerto y vivió, dice esto”.     x    
Apocalipsis 2:11: “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. El que venciere, no sufrirá daño de la segunda muerte”.     x    
Apocalipsis 2:12: “Y escribe al ángel de la iglesia en Pérgamo: El que tiene la espada aguda de dos filos dice esto”.     x    
Apocalipsis 2:17: “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, daré a comer del maná escondido, y le daré una piedrecita blanca, y en la piedrecita escrito un nombre nuevo, el cual ninguno conoce sino aquel que lo recibe”.     x    
Apocalipsis 2:18: “Y escribe al ángel de la iglesia en Tiatira: El Hijo de Dios, el que tiene ojos como llama de fuego, y pies semejantes al bronce bruñido, dice esto”.     x    
Apocalipsis 2:23: “Y a sus hijos heriré de muerte, y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriña la mente y el corazón; y os daré a cada uno según vuestras obras”.     x    
Apocalipsis 2:29: “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias”. x   x   x
Apocalipsis 3:1: “Escribe al ángel de la iglesia en Sardis: El que tiene los siete espíritus de Dios, y las siete estrellas, dice esto: Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, y estás muerto”.     x    
Apocalipsis 3:6: “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias”. x   x   x
Apocalipsis 3:7: “Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre”.     x    
Apocalipsis 3:13: “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias”. x   x   x
Apocalipsis 3:14: “Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto”.     x    
Apocalipsis 3:22: “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias”. x   x   x
Apocalipsis 22:16: “Yo Jesús he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias. Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana”. x   x   x

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison