¿Cuál es el nombre de Jesús? ¿Jesús o Emmanuel?

Isaías 7:14 nos da una profecía del nombre de Jesús: “Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel.” Si vamos a Mateo 1:21, leemos: “Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.” (Ver también Mateo 1:25; Lucas 1:31; 2:21). ¿Es esto una contradicción? No. No lo es.

Con frecuencia, en los tiempos antiguos, los nombres eran dados como representaciones de las esperanzas y sueños de los padres o aun, se reconocía en estos la asistencia divina. En el Antiguo Testamento los nombres tenían significados entendibles. Por ejemplo: Abram significa “padre exaltado”, pero Abraham significa “Padre de multitudes”. Inclusive, algunos nombres eran traducidos en oraciones completas como en Uziel, “Dios es mi fortaleza” (Ex 6:18), Adoniram, “Mi Señor es exaltado” (1 R 4:6) y Ahimelec, “Mi hermano [divino] es rey” (1 S 21:1).1

Así que los nombres en Hebreo son más descriptivos que en Griego. En Hebreo siempre se refieren al carácter, al propósito, etc., de aquel a quien se nombra.

Cuando vamos a Isaías 7:14, encontramos una profecía acerca del Mesías declarando que Su nombre sería Emanuel, que literalmente significa “Dios con nosotros.” Esto es significativo ya que Jesús es Dios en carne:

  • Juan 1:1, 14: “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios…14Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.”
  • Colosenses 2:9: “Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad,”

El Nombre Jesús

Así que podemos ver que una profecía acerca de Jesús siendo “Emanuel” está tratando con el de ser Dios, la Palabra/el Verbo, en carne. Esto se cumplió en el nacimiento de Jesús cuando la Palabra/el Verbo, conocido como el Hijo, la segunda Persona de la Trinidad, se hizo carne para habitar con nosotros. A esto, lo llamamos la Encarnación.

Cuando llegó el momento de colocarle nombre al Señor, a José, se le apareció en un sueño un ángel del Señor y le dio el nombre que habría de ponerle a Jesús. La palabra “Jesús” significa “Jehová es salvación”. Esto es apropiado, considerando que Jesús es Jehová (YHWH), la segunda Persona de la Trinidad, el cual se hizo carne y es nuestra salvación.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

  • 1. Achtemeier, Paul J., “El Diccionario Harper de la Biblia” (“Harper’s Bible Dictionary”), San Francisco: Harper and Row, 1985.

 

 

 

 
 
CARM ison