¿Cuál es el pecado del que se habla en Hebreos 10:26?

  • "Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados." (He 10:26)

La Epístola a los Hebreos fue escrita para el pueblo Hebreo. Aun cuando el autor de Hebreos es desconocido, el escritor, obviamente, tenía un amplio conocimiento del Antiguo Testamento debido a la gran cantidad de temas y citas usadas aquí. Por lo tanto, parecería que el escritor se está dirigiendo a aquellos Judíos que habían conocido no sólo el Antiguo Testamento sino también la obra de Cristo.

Los Judíos en el tiempo de Jesús lo habían visto llevar a cabo Su ministerio; ellos conocían de los milagros y las enseñanzas de Jesús. Sin duda, se habrían encontrado con los discípulos de Cristo y/o los apóstoles, y habían recibido el conocimiento de la verdad acerca de Jesús, el Mesías; Su sacrificio en la Cruz y Su resurrección de entre los muertos. Por lo tanto, ir y pecar voluntariamente después de haber recibido tal conocimiento significaría que los Judíos estarían rechazando el sacrificio de Cristo. Por lo tanto, no habría más sacrificio para esos pecados  ya que un único sacrificio había sido suministrado por Dios por el cual cualquiera podría ser salvo. Por lo tanto, aquellos que deliberadamente rechazaban a Jesús como el Mesías no tenían ningún sacrificio adicional para sus pecados.

¿Puede ser un Cristiano culpable de Hebreos 10:26?

¿Puede un Cristiano cometer tal clase de pecado voluntariamente y no tener un sacrificio para sus pecados? No; debido a lo que Jesús nos ha dicho en Juan 10:27-28 que a todos a los que les ha dado vida eterna nunca perecerán. Además, 1ª Juan 2:19 dice:

  • "Salieron de nosotros, pero no eran de nosotros; porque si hubiesen sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros; pero salieron para que se manifestase que no todos son de nosotros."

Una vez más, Hebreos 10:26 está probablemente discutiendo el temas de los Hebreos que habían conocido muy bien quién era Cristo así también como Su obra y sacrificio, y aún continuaban caminando en sus pecados y rebeliones al rechazar el sacrificio que Dios había suministrado.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison