¿Cuáles son los requisitos para ser un anciano?

El Anciano en la Iglesia

El anciano es un líder en la Iglesia Cristiana. Éste es un cargo divinamente señalado el cual es llevado a cabo por hombres que sean capaces de enseñar sana doctrina, refutar el error, ser de buena reputación, tener hijos creyentes en sujeción, que administre bien su casa, etc. El anciano no debería estar en el cargo si no puede cumplir los requisitos del cargo y no debería ser escogido porque es una figura popular en la iglesia local.

Ser un anciano es un llamado que viene de lo alto y hay miles de hombres piadosos en muchas iglesias los cuales buscan a Dios y le sirven lo mejor que ellos pueden. Pero también es cierto que muchos no deberían ser ancianos y que se encuentran en este cargo. Los hombres que vivan con hijos no creyentes tampoco deberían ser ancianos. Los ancianos deberán ser capaces de enseñar sana doctrina y refutar el error. Tristemente, muchos ancianos no pueden hacer esto. Finalmente, las mujeres no deberían ser ancianos.

A continuación hay un esquema que trata con el tema del “anciano”. Los pastores, ancianos y miembros de la congregación deberán ser cuidadosos acerca de quienes escogen y recomiendan como ancianos. No deberán dejar que las emociones influyan en sus decisiones para que así no escojan a hombres no calificados. La Iglesia necesita tomar el cargo de anciano muy seriamente y necesita poner a prueba al anciano de acuerdo a las directrices de la Escritura. Si él no está calificado, no deberá ser un anciano.

  1. El término “Anciano” del Griego:
    1. PRESBUTEROS: anciano, un hombre de edad, un líder en la iglesia. El término es usado como:
      1. El de más edad o mayor entre dos o más personas (Lc 15:25; Jn 8:9).
      2. El de una persona de edad avanzada (Hch 2:17; He 11:2).
      3. El de los antepasados en Israel (Mt 15:2; Mc 7:3, 5).
      4. De los miembros del Sanedrín (Mt 16:21; 26:47).
      5. De aquellos que administran negocios públicos en varias de las ciudades (Lc 7:3).
      6. De aquellos que eran los líderes principales de las tribus y de las familias, como los setenta que ayudaron a Moisés (Nm 11:16; Dt 27:1). Esto incluía:
        1. Actuaban como jueces al aprehender a los asesino (Dt 19:22).
        2. Realizaban investigaciones (Dt 21:2).
        3. Resolvían disputas matrimoniales (Dt 22:15; 25:7).
        4. Si la ciudad de ellos era una ciudad de refugio, escuchaban los alegatos para definir el asilo (Jos 20:4).
      7. De aquellos calificados por el Espíritu Santo que ejercían cuidado y asistencia espiritual en la congregación local.
    2. EPISKOPOI: administradores, obispos.
      1. Tito iguala al obispo y al anciano en Tito 1:5-9.
  2. Con relación al cargo/al oficio:
    1. El cargo del Anciano es un cargo divinamente señalado como se encuentra definido en las Epístolas Pastorales.
    2. Los ancianos son señalados aparentemente por imposición de manos (1 Ti 4:14; 2 Ti 1:6).
    3. Deberán ser tenidos por dignos de doble honor en la Iglesia (1 Ti 5:17).
    4. El pastor es un anciano que predica y/o enseña (1 Ti 5:17).
      1. El pastor/anciano está para equipar el cuerpo de Cristo (Ef 4:11-13).
    5. Debe ser un hombre (Tit 1:5-6).
      1. Todos los usos de “anciano” están en el masculino, excepto en 1ª Timoteo 5:2, donde éste significa mujeres ancianas.
    6. El pastor es un anciano (1 Ti 5:17) y el anciano es hombre (Tit 1:5-6).
    7. Basado en la estructura de autoridad establecida en el orden de la creación: Primero Adán, después Eva.
  3. Las responsabilidades de los Ancianos en la Iglesia del Nuevo Testamento:
    1. Deben apacentar la grey de Dios (1 P 5:2).
    2. Deben ejercer voluntariamente el cuidado de la grey (1 P 5:2).
    3. Deben ser ejemplos para la grey (1 P 5:3).
    4. Ungir y orar por el enfermo (Stg 5:14).
    5. Trabajan en la responsabilidad de predicar y enseñar (1 Ti 5:17; Tit 1:5, 9).
    6. Tienen la tarea de actuar como jueces (Hch 15:2, 6, 22-29; 16:4).
  4. Calificaciones de un anciano
    1. Debe ser irreprensible (Ancianos: Tito 1:6; Obispos: 1a Timoteo 3:2).
    2. Marido de una sola mujer (Ancianos: Tito 1:6; Obispos: 1a Timoteo 3:2).
    3. Que gobierne bien su casa y que tenga hijos creyentes que no estén acusados de disolución ni de rebeldía (1 Ti 3:4; Tit 1:6).
    4. No un Nuevo convertido (1 Ti 3:6).
    5. Irreprensible, prudente, no soberbio (1 Ti 3:2; Tit 1:7).
    6. Hospedador, sobrio, justo, dueño de sí mismo (Tit 1:8).
    7. No dado al vino; no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas (1 Ti 3:3).
    8. Apto para enseñar, retenedor de la palabra fiel (1 Ti 3:2; Tit 1:9).
    9. Deben estar listo para ganar sus propios ingresos si es necesario (Hch 20:17, 33-35).

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison