Cuando la Biblia se refiere al “tercer cielo”, ¿qué significa esto?

Por, Matt Slick

En la época del Israel antiguo no había un entendimiento completo acerca del universo como el que tenemos hoy día. Así que ellos escribieron en términos que les eran familiares a ellos. Los judíos hablaron de tres cielos. El primer cielo estaba constituido por la atmósfera de la tierra donde se encuentran las nubes y los pájaros. El segundo cielo es donde estaban el sol, las estrellas y la luna. El tercer cielo era el lugar donde Dios habita. Cuando Pablo dijo que había sido arrebatado al tercer cielo se estaba refiriendo al mismo lugar donde Dios habita:

  • 2ª Corintios 12:2: "Conozco a un hombre en Cristo, que hace catorce años (si en el cuerpo, no lo sé; si fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe) fue arrebatado hasta el tercer cielo".

NOTA: Los mormones enseñan equivocadamente que hay tres cielos: el telestial, el terrestre y el celestial. Ellos lo dividen como compartimientos habitados por las personas después de que mueren.

El Primer Cielo: La Atmósfera de la Tierra

  • Deuteronomio 11:17: “y se encienda el furor de Jehová sobre vosotros, y cierre los cielos, y no haya lluvia, ni la tierra dé su fruto,…”
  • Deuteronomio 28:12: “Te abrirá Jehová su buen tesoro, para enviar la lluvia a tu tierra en su tiempo, y para bendecir toda obra de tus manos…”
  • Jueces 5:4: “Cuando saliste de Seir, oh Jehová, Cuando te marchaste de los campos de Edom, La tierra tembló, y los cielos destilaron, Y las nubes gotearon aguas”.
  • Hechos 14:17: “si bien no se dejó a sí mismo sin testimonio, haciendo bien, dándonos lluvias del cielo y tiempos fructíferos…”

El Segundo Cielo: Fuera del Espacio

  • Salmo 19:4, 6: “4 Por toda la tierra salió su voz, Y hasta el extremo del mundo sus palabras. En ellos puso tabernáculo para el sol. 6 De un extremo de los cielos en su salida, Y su curso hasta el término de ellos…”
  • Jeremías 8:2: “Y los esparcirán al sol y a la luna y a todo el ejército del cielo, a quienes amaron y a quienes sirvieron…”
  • Isaías 13:10: “Por lo cual las estrellas de los cielos y sus luceros no darán su luz; y el sol se oscurecerá al nacer, y la luna no dará su resplandor”.

El Tercer Cielo: La Habitación de Dios

  • 1° Reyes 8:30: (La frase se repite numerosas veces en los siguientes versículos): “…también tú lo oirás en el lugar de tu morada, en los cielos; escucha y perdona”.
  • Salmo 2:4: “El que mora en los cielos se reirá; El Señor se burlará de ellos”.
  • Mateo 5:16: “Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos”.

El cielo más alto, el tercer cielo, por referencia indica, el Trono de Dios:

  • 1° Reyes 8:27: “Pero ¿es verdad que Dios morará sobre la tierra? He aquí que los cielos, los cielos de los cielos, no te pueden contener; ¿cuánto menos esta casa que yo he edificado?”
  • Deuteronomio 10:14: “He aquí, de Jehová tu Dios son los cielos, y los cielos de los cielos, la tierra, y todas las cosas que hay en ella”.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison