¿Cuántos animales le fueron traídos a Jesús: uno o dos?

Zacarías 9:9 y Mateo 21:2-7 y Marcos 11:2-7; Lucas 19:30

  1. Una asna y un pollino
    1. Mateo 21:2-7: “diciéndoles: Id a la aldea que está enfrente de vosotros, y luego hallaréis una asna atada, y un pollino con ella; desatadla, y traédmelos. 3 Y si alguien os dijere algo, decid: El Señor los necesita; y luego los enviará. 4 Todo esto aconteció para que se cumpliese lo dicho por el profeta, cuando dijo: 5 Decid a la hija de Sion: He aquí, tu Rey viene a ti, Manso, y sentado sobre una asna, Sobre un pollino, hijo de animal de carga. 6 Y los discípulos fueron, e hicieron como Jesús les mandó; 7 y trajeron el asna y el pollino, y pusieron sobre ellos sus mantos; y él se sentó encima.”
  2. Un pollino
    1. Marcos 11:2-7: “y les dijo: Id a la aldea que está enfrente de vosotros, y luego que entréis en ella, hallaréis un pollino atado, en el cual ningún hombre ha montado; desatadlo y traedlo. 3 Y si alguien os dijere: ¿Por qué hacéis eso? decid que el Señor lo necesita, y que luego lo devolverá. 4 Fueron, y hallaron el pollino atado afuera a la puerta, en el recodo del camino, y lo desataron. 5 Y unos de los que estaban allí les dijeron: ¿Qué hacéis desatando el pollino? 6 Ellos entonces les dijeron como Jesús había mandado; y los dejaron. 7 Y trajeron el pollino a Jesús, y echaron sobre él sus mantos, y se sentó sobre él.”
  3. Un pollino
    1. Lucas 19:30: “diciendo: Id a la aldea de enfrente, y al entrar en ella hallaréis un pollino atado, en el cual ningún hombre ha montado jamás; desatadlo, y traedlo.”

No existe ninguna contradicción. Mateo 21:2-7 nos dice que habían tanto una asna como un pollino. Marcos y Lucas se enfocan sólo en el pollino y mencionan que nadie lo había montado jamás. Marcos y Lucas se enfocan en este detalle mientras que Mateo se enfoca en el cumplimiento profético (Mt 21:4-5). Lógicamente, si hay dos animales, entonces, debe existir al menos uno de ellos. Decir que había uno no significa que no había dos. Este no es un juego de palabras. Es un tema lógico. Recuerde que los escritores de los Evangelios lo hicieron con un propósito. Este no era para llevar un registro cronológicamente exacto en detalles minuciosos sino para transmitir la validez de Cristo. El hecho de que Marcos y Lucas mencionan un pollino no significa que exista una contradicción más de la que exista si Frank y Joel vinieron anoche a mi casa pero hoy le digo a otro amigo acerca de esa visita pero solo menciono a Frank.

Mateo hace referencia a Zacarías 9:9: “Alégrate mucho, hija de Sion; da voces de júbilo, hija de Jerusalén; he aquí tu rey vendrá a ti, justo y salvador, humilde, y cabalgando sobre un asno, sobre un pollino hijo de asna.” Podemos ver que Mateo está simplemente incluyendo ambos animales como profetizó Zacarías.

¿Por qué se necesitarían de ambos si Jesús sólo montó uno de ellos? La respuesta simples es que el pollino era todavía joven y se encontraba atado a su mamá asna y viajarían juntos como lo hacen otras especies de animales.
Finalmente, los discípulos no robaron el pollino. Mateo declara que el propietario de los animales los enviaría a Jesús con Sus discípulos cuando declararon que el Señor los necesitaría. Esto significa que hubo una acción voluntaria por parte del propietario de los animales. Ciertamente, Jesús nunca estuvo de acuerdo con robarles a otros.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés, Indonesio

 

 

 

 
 
CARM ison