De acuerdo a Hechos 3:26, ¿es Jesús Cristo el Hijo de Dios o Siervo de Dios?

Por, Matt Slick

En muchos lugares del Nuevo Testamento, Jesús es llamado el Hijo de Dios:

  • “Y el centurión y los que estaban con él custodiando a Jesús, viendo el terremoto y lo que estaba sucediendo, se atemorizaron en gran manera, diciendo: ¡Verdaderamente éste era Hijo de Dios!” (Mateo 27:54).
  • “Principio del evangelio de Jesús el Mesías” (Marcos 1:1).
    • Algunos manuscritos añaden Hijo de Dios.
  • “Le respondió Natanael: ¡Rabbí, Tú eres el Hijo de Dios! ¡Tú eres el Rey de Israel!” (Juan 1:49).
  • “Quien cree en Él, no es juzgado; el que no cree, ya ha sido juzgado, porque no ha creído en el nombre del Unigénito Hijo de Dios” (Juan 3:18).
  • “Porque el Hijo de Dios, Jesús el Mesías, que por nosotros fue predicado entre vosotros; por mí, por Silvano y Timoteo, no fue sí y no; sino que ha sido sí en Él” (2ª Corintios 1:19).

Pero Jesús es también llamado Siervo de Dios en Hechos 3:26:

  • “A vosotros primeramente, Dios, habiendo resucitado a su Siervo, lo ha enviado para que os bendiga, a fin de apartar a cada uno de vuestras maldades”.

¿Cómo puede ser entonces Jesús tanto el Hijo de Dios como Siervo de Dios?

Ante todo, cuando el término “Hijo de Dios” se usa es con referencia a la afirmación de igualdad que tiene el Hijo con Dios. Juan 5:18 dice que, “… sino también decía que Dios era su propio Padre, haciéndose igual a Dios”. Aún más, Jesús es la segunda persona de la Trinidad, la Palabra hecha carne:

  • “Entonces la Palabra se hizo hombre[a] y vino a vivir entre nosotros. Estaba lleno de amor inagotable y fidelidad.[b] Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre” (Juan 1:14 – Nueva Traducción Viviente).
    • [a] 1:14a En griego se hizo carne.
    • [b] 1:14b O de gracia y verdad; similar en 1:17.

Segundo, el término “siervo” no significa que Jesús, el cual es Dios en carne (Colosenses 2:9) no pueda servir al pueblo a quien el Padre envió para que fueran redimidos. Ser un “siervo” y ser el “Hijo de Dios” son categorías diferentes y no se excluyen mutuamente.

Jesús tiene dos naturalezas, es tanto divino como humano (Colosenses 2:9), nació bajo la ley (Gálatas 4:4), y por un tiempo en Su humana naturaleza, fue un poco inferior a los ángeles (Hebreos 2:9). Como tal, bajo la ley vino a servir a los perdidos, siendo un ejemplo para ellos y para morir por ellos.

  • “así como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir y dar su vida en rescate por muchos” (Mateo 20:28).

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison