¿Deben los cristianos dejar de usar símbolos como la cruz?

Por, Matt Slick

Con frecuencia, los símbolos son usados para que la atención de una persona, se enfoque en las cosas espirituales. Desafortunadamente, estos también pueden convertirse en objetos que lleven a la idolatría. Considere el incidente donde Dios le dice a Moisés que hiciera una serpiente de bronce ardiente:

  • Números 21:8-9: “Y Jehová dijo a Moisés: Hazte una serpiente ardiente, y ponla sobre una asta; y cualquiera que fuere mordido y mirare a ella, vivirá. 9 Y Moisés hizo una serpiente de bronce, y la puso sobre una asta; y cuando alguna serpiente mordía a alguno, miraba a la serpiente de bronce, y vivía”.

Posteriormente, leemos que Ezequías destruyó la misma imagen de la serpiente debido a la idolatría del pueblo de Israel:

  • 2º Reyes 18:4: “El quitó los lugares altos, y quebró las imágenes, y cortó los símbolos de Asera, e hizo pedazos la serpiente de bronce que había hecho Moisés, porque hasta entonces le quemaban incienso los hijos de Israel; y la llamó Nehustán.[a]
    • Footnotes: [a] 2 Reyes 18:4 Esto es, Cosa de bronce.

Es entonces, un peligro el uso de los símbolos, ya que estos, se pueden convertir para las personas en objetos de veneración al inclinarse ante estos y ofrece varias formas de sacrificio.

  • Levítico 26:1: “No haréis para vosotros ídolos, ni escultura, ni os levantaréis estatua, ni pondréis en vuestra tierra piedra pintada para inclinaros a ella; porque yo soy Jehová vuestro Dios”.

¿Qué hay acerca de una cruz o un pescado?

Con frecuencia los cristianos usan una cruz o un pescado para simbolizar su fe. En la tradición cristiana, tales símbolos no son sino recordatorios que no son usados en ceremonias de adoración. Nadie se inclina ante ellos o les muestra veneración. Nadie lleva una cruz o el símbolo de un pescado para presentarlo ante un altar. Nadie los coloca en un lugar específico y después se inclina ante ellos, o los venera. Sin embargo, en la tradición católica romana, no sólo ellos tienen esos símbolos, sino también iconos y estatuas que son utilizados en los servicios de adoración y son, con frecuencia, objetos ante los cuales los católicos se inclinan, besan o les ofrecen veneración, iluminándolos con velas. Esto es idolatría, y debe ser evitada.

Por lo tanto, un símbolo puede ser usado si éste, no se convierte en parte de una ceremonia de adoración donde se eleva para ser venerado o es objeto de atención. Además, no debe haber objetos sobre los cuales se deben enfocar nuestra mente y corazón en la verdadera adoración a Dios. Después de todo, como pecadores, nuestra tendencia es colocar nuestros ojos sobre objetos y colocar nuestra fe en ellos, en vez de colocarla en Cristo solamente. Esto es peligroso, y debe ser evitado. Adorar a Dios debe hacerse sin objetos, la asistencia de imágenes, y sin ningún tipo de formas.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison