¿Deberá un cristiano recordar el día y la hora de su conversión?

Con frecuencia, los predicadores afirman que Ud. debe recordar el instante y lugar de su conversión; el mismo momento en que recibió a Cristo como Señor y Salvador o se convirtió en cristiano. Muchas personas al escuchar esto, piensan que si no se acuerdan del momento y lugar, entonces, no deben ser cristianos. Sin embargo, tal conclusión es falsa.

En definitiva es aconsejable recordar el momento y lugar cuando creyó en Cristo como su Salvador por razones de testimonio. Sin embargo, el punto principal del mensaje del evangelio es que creemos en Cristo: “Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.” (Hch 16:31); no en nuestras obras: “mas al que no obra, sino cree en aquel que justifica al impío, su fe le es contada por justicia.” (Ro 4:5). “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 9 no por obras, para que nadie se gloríe.” (Ef 2:8-9). La Biblia no dice nada acerca de la necesidad de recordar ese momento, más bien, dice que debemos nacer de nuevo lo cual se hace al recibir a Cristo en fe:

  • Juan 3:3-5: “Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios. 4 Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer? 5 Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.”
  • Juan 1:12-13: “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; 13 los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.”

No estamos para depender o creer en una fecha, momento, método o cualquiera cosa diferente a Cristo. Sin importar el lugar donde creemos o creímos, somos sellados por el Espíritu Santo:

  • Efesios 1:13: “En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa,”

Por lo tanto, si una persona no recuerda el lugar o el momento exacto, es irrelevante. La pregunta clave es: ¿Está Ud. en estos momentos creyendo sólo en Cristo para su salvación?  Sin importar el lugar, si creyó sólo en Cristo, Ud. se convirtió en cristiano.1

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

  • 1. Debo decir que en mi caso particular, para mí fue una lucha cuando estaba creciendo, ya que no recordaba la fecha exacta o momento en que me convertí en cristiano, ya que lo acepté cuando tenía 4 años de edad. Cuando tuve 17, pasé por un largo período de duda en el cual oraba la oración del pecador diez veces al día. Sin embargo, lo que me liberó fue el hecho que no estaba creyendo en una oración, una fecha, o momento, sino en el Cristo vivo. Fui salvo al momento de creer, sin importar el momento en el pasado.

 

 

 

 
 
CARM ison