¿Deberán los creyentes invitar a no creyentes a la iglesia?

Por, Matt Slick

Definitivamente los creyentes deberán invitar a los no creyentes a la iglesia. La iglesia debe ser un lugar donde ellos puedan venir y escuchar la predicación y enseñanza de la Palabra de Dios.

  • Romanos 10:14: “¿Cómo, pues, invocarán a Aquél en quien no creyeron? ¿Y cómo creerán en Aquel de quien no oyeron? ¿Y cómo oirán sin haber quien predique?”.

Sin embargo, la iglesia no deberá ser el único lugar donde ellos puedan escuchar la Palabra de Dios. Todos los cristianos deberán ser capaces de comunicar con precisión el mensaje del evangelio a los impíos. Las personas no tienen que ir a la iglesia para eso. Pero una buena iglesia cristiana deberá ser naturalmente, un lugar donde los impíos deberán sentirse bienvenidos y que puedan escuchar la verdad de la Palabra de Dios. Los cristianos en tales iglesias deberán hacer sentir cómodas a las personas y darles la bienvenida a todos. Es una cuestión de cortesía y de mostrar una conducta apropiadamente piadosa.

Claro está, que existen iglesias que no recomendaría para ser visitadas por los impíos. Existen iglesias que tienen conductas extremadamente carismáticas donde se pueden ver personas corriendo alrededor de la iglesia actuando en forma extraña, hablando todos en lenguas y generalmente sin orden. Este, no es un buen ambiente para los impíos.

  • 1ª Corintios 14:23: “Si, pues, toda la iglesia se reúne y todos hablan en lenguas, y entraran indoctos o incrédulos, ¿no dirán que estáis locos?”.

Los anteriores versículos hablan de los dones carismáticos, particularmente las lenguas usadas en la iglesia. Pablo está preocupado de la forma como los impíos observarán las reuniones, por lo que Pablo exige orden, y no caos. Las lenguas necesitan ser ejercitadas cuidadosamente, con sobriedad y sabiduría para no hacer tropezar a quienes visitan este tipo de iglesias.

Sin embargo, si una iglesia cristiana es bíblica, no será caótica, ni abusará de los dones carismáticos, ni tampoco exigirá dinero, etc. Más bien, predicará a Cristo y a este crucificado en todos sus mensajes. En otras palabras, las iglesias cristianas necesitan predicar quién es Jesús y lo que Él ha hecho en la cruz; y el evangelio deberá presentarse de una una u otra forma en cada predicación.

NOTA: A menos que se diga lo contrario, todas las citas bíblicas son tomadas de la Biblia Textual 3ª Edición.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison