Deuteronomio 13:1-3: “… porque Jehová vuestro Dios os está probando, para saber si amáis a Jehová vuestro Dios… ”

Por, Matt Slick

  • Deuteronomio 13:1-3: “Cuando se levantare en medio de ti profeta, o soñador de sueños, y te anunciare señal o prodigios, 2 y si se cumpliere la señal o prodigio que él te anunció, diciendo: Vamos en pos de dioses ajenos, que no conociste, y sirvámosles; 3 no darás oído a las palabras de tal profeta, ni al tal soñador de sueños; porque Jehová vuestro Dios os está probando, para saber si amáis a Jehová vuestro Dios con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma.”

Este es un ejemplo de situación de prueba, donde Dios, de forma rutinaria prueba a las personas; no debido a que Dios aprenderá basado en lo que harán las personas sino porque Dios conoce todas las cosas (1 Jn 3:20). Lo hacen estas pruebas, es fortalecer y purificar la fe de Su pueblo para que puedan aprender y crecer por medio de estas. Además, Dios les habla en términos de revelación para que puedan escuchar y saber que Dios “ahora, los utilizará a ellos”, de acuerdo a Su propósito. Este tipo de versículos, en los que Su pueblo es probado, están también relacionados a la expresión antropomórfica de Dios donde Él habla en términos humanos y de forma humana en la medida en que se revela a las personas y a través de ellas.

Si miráramos esto, desde la perspectiva del teísmo abierto, tendríamos un problema, ya que este enseña que Dios sólo conoce ampliamente, del presente. Deuteronomio 13:1-3 nos dice cómo Dios puede probar a las personas para saber si ellas lo aman con todo su corazón. Pero si Dios sabe todas las cosas en el presente, ¿no sabría Él entonces si las personas lo amaban o no? ¡Claro que sí sabría! Por lo tanto, esto representa un problema para la posición de los teístas abiertos.

Más bien, Dios está probando a las personas para que sean ellas las que sepan lo que hay en sus corazones.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison