Convicción

Teológicamente, la convicción es el estado de estar seguro de una condición o resultado. Usualmente se aplica a la seguridad de uno en la salvación. Los textos usados con frecuencia para apoyar la seguridad de la salvación son Juan 10:28: “y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano.”, y 1ª Juan 5:13: “Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios.”

Esta convicción es dada por el Espíritu Santo. Las personas con frecuencia dudarán de su salvación por una variedad de razones, generalmente relacionados con el pecado que hayan cometido en un momento determinado, y es en esos momentos cuando el verdadero creyente necesita esa seguridad, esa convicción. Cuando un creyente comete pecados, debe regresar a la cruz otra vez para colocarse de acuerdo con la Palabra, confesarlos y así recibir perdón de pecados (1ª Juan 1:9).

 

Para ver el significado de esta palabra en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison