Pecado Mortal

En el catolicismo romano, una transgresión grave e intencional de la ley de Dios. Involucra completo conocimiento e intención de la voluntad para cometer este pecado. De acuerdo al romanismo, si se deja sin arrepentimiento y no se trata por medio de la penitencia, el pecado mortal puede condenar a alguien al infierno eterno. El pecado mortal es más serio que el pecado venial.

Ejemplo de pecado mortal serían: el asesinato, el adulterio, la homosexualidad, etc.

  • CIC: 1859: “El pecado mortal requiere plena conciencia y entero consentimiento. Presupone el conocimiento del carácter pecaminoso del acto, de su oposición a la Ley de Dios. Implica también un consentimiento suficientemente deliberado para ser una elección personal. La ignorancia afectada y el endurecimiento del corazón (cf. Mc 3, 5-6; Lc 16, 19-31) no disminuyen, sino aumentan, el carácter voluntario del pecado”.
  • CIC: 1861: “El pecado mortal es una posibilidad radical de la libertad humana como lo es también el amor. Entraña la pérdida de la caridad y la privación de la gracia santificante, es decir, del estado de gracia. Si no es rescatado por el arrepentimiento y el perdón de Dios, causa la exclusión del Reino de Cristo y la muerte eterna del infierno; de modo que nuestra libertad tiene poder de hacer elecciones para siempre, sin retorno. Sin embargo, aunque podamos juzgar que un acto es en sí una falta grave, el juicio sobre las personas debemos confiarlo a la justicia y a la misericordia de Dios”.

 

Para ver el significado de esta palabra en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison