Discusión de cómo Dios puede ser una persona

Este diálogo comenzó después de que Matt hizo un comentario acerca del error de la teología unitaria en una sala de chat. Gary le respondió a Matt y tuvieron el siguiente diálogo.

Note por favor que durante el diálogo Matt intentó hacer que Gary viera cómo es su confusa posición en cuanto a la Divinidad. Recordemos que la teología unitaria enseña que Dios es una persona y no tres como enseña la Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Matt inició el diálogo con preguntas diagnósticas tratando de determinar exactamente lo que cree Gary, tratando de recalcar en las respuestas de Gary buscando así, alguna inconsistencia.

Matt: En estos momentos, ¿es Jesús un hombre?
Gary: Sí. En la forma del Espíritu Santo, Jesús es hombre y al mismo tiempo es, Espíritu en el cielo.
Matt: ¿Tiene la persona Jesús en estos momentos las cicatrices en Sus muñecas y pies?
Gary: Sí. En forma glorificada en el cielo. ¿Alguna vez ha leído acerca de Tomás?
Matt: ¿En Juan 20:28? Sí. Donde Jesús es un hombre, ¿correcto? Por lo tanto, Él es una persona, ¿correcto?
Gary: Sí. Jesús es una persona; un hombre y más.
Matt:
Entonces, si Jesús es una persona, ¿quién es entonces el Espíritu Santo?
Gary: Jesús.
Matt: ¿Entonces tiene el Espíritu Santo un cuerpo de carne y huesos con cicatrices en Sus manos y pies?
Gary: El Espíritu Santo no es un hombre. El Espíritu Santo describe un aspecto de Dios.
Matt: En la Biblia, el Espíritu Santo habla (Hechos 13:2), el Espíritu Santo ama (Romanos 15:30), el Espíritu Santo tiene voluntad (1ª Corintios 12:11). Exactamente como el Padre. Jesús le habla al Padre, el Padre habla a otros acerca del Hijo, mientras Jesús ¡está en la tierra!
Gary: El Espíritu Santo y el Padre son uno mismo.
Matt: Cada persona, Padre, Hijo y Espíritu Santo tienen voluntad propia.
Gary: Sí. Dios fue totalmente hombre y totalmente Dios.
Matt: El Padre y el Hijo, ¿son la misma persona?
Gary: Absolutamente sí.
Matt: Está bien. Ahora, permítame preguntarle. Una persona tiene voluntad propia, ¿correcto? Si el Hijo es en realidad el Padre, entonces esto significa que hay una sola voluntad, ¿correcto?
Gary: Tendría que estudiar más la definición de persona para responder adecuadamente a eso.
Matt: La fe es suficiente.
Gary: Está Dios en naturaleza divina, y Dios en la Forma de Cristo, así que sí: Ellos tienen una voluntad.
Matt: Una persona tiene “personalidad”. O sea, es consciente de sí misma: Habla, dice “Usted”, “De Ud., Uds.”, “yo”, “mío”, etc. Ahora bien, si ellos tienen una voluntad, ¿por qué la voluntad del Hijo  fue diferente a la del Padre? “Y él se apartó de ellos a distancia como de un tiro de piedra; y puesto de rodillas oró, 42 diciendo: Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.” (Lucas 22:41-42).
Gary: Sí, por supuesto. Pero esto es como cuando Usted hace ejercicio y su cuerpo le grita que se detenga, que estoy cansado, pero en su corazón de corazones Usted continúa en contra de la naturaleza de la carne.
Matt: Un momento. ¿Quiere decir que el cuerpo de Jesús le estaba hablando a Dios? ¿Que no era la persona de Jesús la que hablaba?
Gary: No, en absoluto. Podemos tener más que una voluntad: Mente, cuerpo, espíritu.
Matt: Pero si son la misma persona, entonces, ¿por qué está diciendo que la mente, el cuerpo y el espíritu tienen una voluntad? Sin embargo y debido a que son dos personas, vemos que la voluntad del Hijo era diferente que la del Padre.
Gary: Pienso que está confundido.
Matt: No. Pienso que Usted es el que está confundido. Me está diciendo que el cuerpo de Jesús le estaba hablando al Padre. Agrega además que el Padre, el cual es el Hijo, tiene dos voluntades diferentes en la misma persona al mismo tiempo.
Gary: Como Hijo Él tiene la voluntad de la carne.
Matt: ¿Me está diciendo entonces que la voluntad de la carne le estaba hablando al Padre? Entonces, ¿dónde estaba Jesús? ¿No era un hombre? ¿No tenía carne y sangre? ¿O fue el Espíritu de Dios en el cielo y en la tierra el hombre carne llamado Jesús?
Gary: Sí. Usted entiende bien mi punto.
Matt: Ya veo. Entonces, esto no fue una encarnación, ¿lo fue? Realmente no era Dios en carne. Sólo era carne.
Gary: Sí, seguro fue.
Matt: Si fue, ¿cómo puede ser esto? Usted divide a Cristo en dos: Arriba en el cielo en el Padre y abajo en la tierra en la carne. Esto no es encarnación.
Gary: No. Era Dios colocándose carne, verdadera carne y sangre.
Matt: Entonces, ¿era Jesús Dios en carne o no? Si Él era Dios en carne, ¿a quién entonces le estaba hablando en el cielo? Si Jesús es el Padre, ¿estaba entonces el Padre en el cielo y en el mismo cuerpo de Cristo al mismo tiempo? ¿Era el Padre quien estaba encarnado en el Hijo?
Gary: Era Dios en las limitaciones de forma humana, clamándole a Dios en Su naturaleza divina sin límites.
Matt: Usted no está respondiendo a mi pregunta. ¿Fue el Padre quien se encarnó en el Hijo?
Gary: No. Este fue DIOS encarnado en el Hijo. Es sólo como un sombrero que se usa. Usted se lo quita o se lo coloca.
Matt: Entonces, ¿es Dios el Padre, o el Hijo, o el Espíritu Santo?
Gary: Yo soy hijo y puedo ser un papá y más, pero soy solo uno.
Matt: Si Jesús es Dios, la totalidad de Dios, ¿quién era entonces el Padre que le estaba hablando a Jesús, cuando Usted afirma que el mismo Jesús era Dios? ¿Puede responder a esa pregunta?
Gary: Dios es Padre, Hijo, Espíritu y mucho más.
Matt: Pero Jesús le habló AL Padre. El Padre le habló AL Hijo. ¿Quiénes son ellos? ¿Lo mismo? ¿La misma persona?
Gary: Él es Dios, la misma persona.
Matt: ¿La misma persona hablándose a sí mismo en formas diferentes y con nombre diferentes?
Gary: Sí. Para nuestro beneficio.
Matt: ¿Y la misma persona en desacuerdo con ella misma?
Gary: Sí.
Matt: Así que el Padre quien era el Hijo estuvo en desacuerdo con el Hijo el cual es realmente el Padre, ¿correcto? Y el Hijo hizo la voluntad del PADRE la cual es diferente de la voluntad del Hijo, quienes realmente son la misma persona, ¿correcto?
Gary: Sí lo son.
Matt: Ya veo… Entonces el Padre y el Hijo son la misma persona, pero ellos tienen voluntades diferentes, ¿correcto?
Gary: Sí. Ellos podrían algunas veces tener voluntades diferentes.
Matt: ¿Ellos podrían? Lo que Usted me está diciendo es que Dios es realmente una persona, que se muestra a sí mismo como el Padre y el Hijo al mismo tiempo, quien realmente tienen UNA voluntad, pero muestra dos que no están de acuerdo entre sí, ¿correcto?
Gary: Sí. La carne no está de acuerdo con el espíritu.
Matt: ¡Espere! ¿Era el Padre la carne? Porque Usted dijo que el Hijo y el Padre son lo mismo. Si lo son, entonces el Hijo era un hombre y el Padre era la carne, ¿correcto?
Gary: Pienso que está confundido. Dios es el mismo.
Matt: No. Pienso que USTED está confundido. Sólo estoy repitiéndole lo que está enseñando. Usted mismo ve la confusión en lo que está diciendo. Eso es bueno.
Gary: No estoy enseñando algo. Veo a un adolescente engañándome.
Matt: Usted me está enseñando. Me está tratando de enseñar que el Padre y el Hijo y el Espíritu Santo son todos, la misma persona. Lo que estoy tratando de hacer es que vea que no tiene sentido lo que está diciendo. Usted tiene al Padre y al Hijo en la misma persona, los cuales no están de acuerdo entre sí, lo cual no es “entre sí”, ya que verdaderamente es en Sí mismo. Usted tiene a Dios como carne en desacuerdo con Dios como espíritu.
Gary: 1ª Timoteo 3:16: “E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, Justificado en el Espíritu, Visto de los ángeles, Predicado a los gentiles, Creído en el mundo, Recibido arriba en gloria.” Pienso que está tratando de mezclar los títulos con Dios.
Matt: Si Jesús fuera carne en desacuerdo con el Padre, ¿cómo puede entonces una sola persona tener un desacuerdo consigo mismo y tener una conversación de acuerdo consigo mismo al mismo tiempo? Además, apelar en este punto al misterio solo me dice que Usted no puede explicar lógicamente su posición y ve que la misma es confusa.
Gary: Pienso que Usted no lo entiende. Pienso que está tratando de cortar a Dios y limitarlo a las cajas donde lo quiere poner.
Matt: No. Estoy tratando de que Usted vea que su punto de vista acerca de Dios no tiene sentido. No soy yo quien está cortándolo; es Ud. Usted lo tiene a él como una parte de carne, una parte de espíritu, una parte que es el padre, una que es el hijo y quienes todos no son verdaderamente diferentes sino que todos son la misma persona, que hablan consigo mismos pero que realmente no son ellos mismos, sino que es realmente él mismo. Usted tiene la carne de Dios encarnada en desacuerdo con el Espíritu de Dios en el cielo. Pero si eso es verdad, entonces eso no sería encarnación y el punto de vista suyo acerca del sacrificio de Jesús es inútil.
Gary: ¿Cómo así? Explique por favor.
Matt: Usted no tiene una encarnación real. De hecho, no tiene la persona del Dios encarnado.
Gary: Mi punto de vista de Dios tiene perfecto sentido.
Matt: ¿Perfecto sentido? Difícil de creer.
Gary: Dios es un Dios, el cual tiene muchas posiciones, pero sigue siendo un Dios.
Matt: Usted no puede aceptar que el Hijo le habla AL Padre. Ellos tienen voluntades diferentes, al mismo tiempo: La experiencia en la crucifixión que le mencioné anteriormente en el Huerto en Lucas 22:42.
Gary: Una persona con muchos sombreros. No veo cuál sea la confusión acerca de esto.
Matt: El Padre tiene una voluntad. El Hijo tiene una voluntad. Ambos tienen voluntades. Jesús no sólo es carne. Él es Dios encarnado, la Palabra encarnada, la Palabra que estaba CON Dios (Juan 1:1, 14). El Hijo le habla AL Padre. Ellos conversan; tiene identidades propias y separadas; pero no mezcladas. Usted tiene al Hijo como si fuera o no fuera Dios en carne. De alguna forma Él es la carne hablándole al espíritu como si la carne tuviera su propia personalidad que puede comunicarse. ¿Es Jesús espíritu y carne o no? Usted lo divide en partes y afirma que una parte le habla a la otra parte. ¿Es esto lo que significa ser un hombre? ¿Hacer que su carne realmente le HABLE a su ESPÍRITU que no se encuentra dentro de sí, sino que está en otro lugar? ¿En este caso, el cielo? Esto no tiene sentido.

A partir de este momento Gary dejó de publicar. Probablemente era porque se estaba sintiendo frustrado tratándome de explicarme lo mismo. Pero él, no pudo ver que lo que decía no tenía sentido. Solo trató de decir que Dios tenía sombreros diferentes.

Conclusión: En lo que Gary estaba diciendo no hay sentido, debido a que existen atributos innatos de la personalidad en cada uno de ellos que NO pueden confundirse y menos, mezclarse. El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo presentan rasgos de la personalidad. Y la personalidad es única en cada persona.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison