Doctrinas cristianas que NO son una opción

Por, Bruce MacPherson

¿Ha escuchado a alguien decir que la doctrina no sirve por nada, sino que la misma es peligrosa y sólo causa divisiones? Hasta cierto punto, y a lo mejor ellos tienen razón en especial si vamos más allá de lo que la Biblia realmente enseña, o si enfatizamos puntos medio oscuros. En este estudio, veremos como la Biblia misma usa esta palabra, doctrina.

Para ayudarle con este artículo, se han elaborado (8) preguntas para que sean respondidas por Ud., amable lector. Razón por la cual le pedimos que use un cuaderno o pedazo de papel para responderlas:

1. ¿Qué es doctrina? Escriba una definición de “doctrina

Prefiero definir “doctrina bíblica” como lo que Dios ha dicho acerca de todas las cosas. Otro sinónimo de doctrina es la palabra "teología". (Véase Apéndice “A”, una lista de temas que todos los teólogos cristianos evangélicos tratan). En Éxodo 20:1 leemos: “Y habló Dios todas estas palabras, diciendo…” (Siguen los diez mandamientos). En los profetas, tantas veces leemos: “Así dice Dios…,” “Jehová dijo así…” etc. En otras ocasiones un autor bíblico expresa en sus propias palabras las ideas divinas, siendo inspirado por el Espíritu Santo (véase 2 P 1:21; 2 Ti 3:16-17).

Existen muchos sistemas de teología (es decir, doctrina):1

Lo que se llama “la teología de la liberación”,  “la teología femenina”, o “la teología latinoamericana” sólo son orientaciones hacia alguna postura sociológica. ¿Puede la enseñanza bíblica cambiar? ¡Claro que no!

Un teólogo contemporáneo ha dicho que, cuando nos comprometemos sin reserva con un sistema teológico, llegamos a ser “discípulos” en el peor sentido, sólo repitiendo las ideas de su maestro.2

Es de mucha importancia aprender a distinguir los tres niveles de autoridad:  (Véase mi estudio titulado Tres Niveles de Autoridad). En breves palabras, este estudio indica estos tres niveles:

  1. Primer nivel: Los mandamientos de Dios para todo tiempo.
  2. Segundo nivel: Las prácticas apostólicas no impuestas, no ordenadas como mandamientos.  Notamos que no sacamos doctrina de las experiencias, ni de las experiencias mencionadas en la Biblia. Al contrario, juzgamos todas las experiencias con la doctrina bíblica.
  3. Tercer nivel: Las reglas y tradiciones humanas, cosas que no se mencionan en la Biblia. Esto incluye las costumbres de nuestra iglesia local o de nuestra asociación de iglesias.

Por ejemplo:

  • Celebrar la Cena del Señor es un mandamiento requerido por Dios, como un acto de adoración, para recordar su muerte en nuestro lugar (Primer Nivel).
  • Celebrar la Cena del Señor con frecuencia en los hogares fue una práctica apostólica.  No es requerida; tampoco es prohibida si las circunstancias la ocasionan. (Segundo Nivel).  Si tuviéramos que seguir cada detalle de esa primera Cena del Señor, ¡tendríamos que celebrarla de noche, con sólo varones, en un aposento alto, con pan sin levadura y usar una sola copa!
  • Celebrar la Cena del Señor el primer domingo del mes a las nueve horas en tal sala, son tradiciones humanas. Deben ser practicadas cuando una congregación decide hacerlas. No podemos exigirlas a otras congregaciones. Podemos prohibir tales costumbres si impiden la obediencia a Dios. (Tercer Nivel).

Notamos la actitud de Satanás y los demonios hacia la doctrina:

  • Santiago 2:19: "Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan."

2. ¿Qué creen los demonios acerca de Dios?

3. ¿Qué efecto tiene esta doctrina?  (Lea Stg 2:19).

4. Lea Génesis 3:1-5. ¿Qué hace Satanás en estos versículos?
4.1. 
v. 1:
4.2. v. 4:
4.3. v. 5

5. ¿En qué maneras sigue Satanás haciendo estas actividades hoy en día?

¿Qué importancia tiene la doctrina bíblica?

El predicador Juan Boonstra ha dicho: “Cuando Dios habla, el mundo debería escuchar...y atentamente...Dios ha hablado en términos claros, penetrantes, cortantes y categóricos”.3 Una gran falla nuestra es tratar de definir, explicar y enseñar todas las cosas, hasta enseñar lo que Dios no ha expresado claramente (Véase Apoc. 22:18-19).

Usamos ciertas reglas y pautas de interpretación bíblica para intentar entender lo que los primeros lectores entendieron en su idioma.4 A veces otras versiones de la Biblia nos ayudan. Miramos y estudiamos en su contexto cada referencia en toda la Biblia acerca de un tema. Si organizamos esta enseñanza y la escribimos en algún orden sistemático, se llama “teología sistemática”.

La doctrina sana y correcta es la base de toda la vida. No se puede orar, predicar, testificar, alabar ni adorar a Dios sin doctrina bíblica. Sin fe en el Dios de las Sagradas Escrituras y sin hacer caso a lo que Él ha dicho, no hay manera para enfrentar y tratar los temas como el aborto, la drogadicción, el abuso, la pornografía, la homosexualidad, el ambiente, la violencia, la evolución, y mucho más. Sin la enseñanza bíblica, no se puede contestar preguntas cómo: ¿Por qué estamos aquí? ¿Cómo debemos vivir? ¿A dónde vamos? ¿Por qué hay tanto sufrimiento y tanta maldad en el mundo? o ¿Cómo puedo ser perdonado e ir al cielo?

En 1ª Timoteo 4:16 (Reina Valera 1960) Pablo dice al joven pastor Timoteo: “Ten cuidado...

a. ... de ti mismo... (6. ¿Qué significa esto? La NVI dice “de tu conducta”).

Y,

b. ... de la doctrina.”

¿Es siempre algo seco, aburrido, profundo, académico, impertinente, y crea división? ¡Mil veces no! Por lo menos, la doctrina realmente fundamental y básica para todo evangélico no es una opción. Es la raíz y el cimiento de nuestra fe cristiana, la base de todo lo que creemos y hacemos.

En la NVI (Nueva Versión Internacional), 1ª Timoteo 4:16 dice: “Ten cuidado de tu conducta y de tu enseñanza”.

Siempre tenemos que buscar un equilibrio, una balanza entre nuestra conducta y nuestra creencia, una armonía entre los diferentes aspectos de la vida cristiana. Muchos de los que se llaman discípulos de Jesucristo no pueden convencer a nadie, a causa de su vida incompatible con su credo. Algunas veces carecen del discernimiento para reconocer las falsas doctrinas, y otras veces son tristemente deficientes en el amor fraternal. ¡Necesitamos un equilibrio entre lo que creemos y lo que hacemos! Queremos adornar la doctrina de Dios (Tito 2:10: "no defraudando, sino mostrándose fieles en todo, para que en todo adornen la doctrina de Dios nuestro Salvador.").

El teólogo A. H. Strong ha dicho: “La doctrina bíblica que no afecta la vida es como un árbol sin fruto. La vida sin la doctrina bíblica correcta es como un árbol sin raíz”.

7. ¿Qué más dice la Biblia acerca de la doctrina? (Anote brevemente cada cosa con sus propias palabras. He hecho los primeros dos textos como ejemplos).

  1. Hechos 17:11: Que hagamos nuestro propio estudio de las Escrituras, en vez de confiar en las personas.
  2. Mateo 23:8-10: Cristo debe ser nuestro único maestro (autoridad).  (Ver Sal 119:99, 102).
  3. Mateo 28:204.
  4. Salmo 15.
  5. Santiago 1:22; Salmo 119:9,11;  Lucas 11:27-286.
  6. Mateo 7:24-277.
  7. 2ª Juan 9, 11;  Romanos 16:178.
  8. Mateo 24:10-11, 24.
  9. 1ª Timoteo 4:1
  10. 1ª Pedro 3:15-16
  11. 2ª Timoteo 3:16-17
  12. 2ª Timoteo 4:2-4
  13. Tito 1:9; 2:1
  14. Efesios 4:14-15
  15. Hechos 20:27
  16. Apocalipsis 22:18-19
  17. Lucas 10:38-42

¿Cuáles son las doctrinas más esenciales de nuestra fe cristiana?

El pastor y autor famoso, Charles Swindoll, piensa que hay por lo menos estas diez que no son una opción: (Agrego yo unos pensamientos entre paréntesis).

  1. La Biblia es infalible (sin error en los manuscritos originales).
  2. Jesucristo es divino.
  3. Jesucristo nació de la virgen María.
  4. Dios ha creado al hombre en un acto especial (no por el proceso de evolución).
  5. El hombre es pecador.
  6. Jesucristo murió en nuestro lugar, como substituto.
  7. Jesucristo resucitó literal y físicamente.
  8. La salvación es sólo por gracia, y por fe, no por las obras. (Las obras demuestran la fe).
  9. Jesucristo volverá a este mundo físicamente.
  10. Los salvos se gozarán del cielo eterno y los perdidos sufrirán una eterna maldición. (Recordamos que hay distintos grados de gloria en el cielo y distintos grados de juicio para los perdidos).

Las Cuatro Leyes, librito de la Cruzada Estudiantil por Cristo enfatiza los puntos números 2, 5, 6 y 8.

8. A su parecer, ¿cuántas de estas afirmaciones son esenciales para ser salvo? Anótelas por favor.

¿Cuántas de estas afirmaciones creen los católicos romanos?

(Los católicos agregan más ideas a los puntos números 1, 3, y 10 y no ponen énfasis en el No. 9).

Alguien bien ha dicho que el mayor obstáculo al acercamiento entre los cristianos evangélicos y la iglesia romana es una palabrita que ésta agrega a continuación de las declaraciones que hacemos: la palabra << y >>.5

¡Notamos que los teólogos liberales y neo-ortodoxos niegan todas estas doctrinas!

A mí me gusta la siguiente lista de doctrinas esenciales acerca de Jesucristo:

  1. Su divinidad (deidad): Marcos 1:24; 3:11; Juan 1:1; 4:26; 5:16-29; 10:30-33; 20:28; Romanos 9:5; Tito 2:13; Hebreos 1:1-8.
  2. Su nacimiento de una virgen: Mateo 1:18-23; Lucas 1:35.
  3. Su vida sin pecado: 2ª Corintios 5:21; Hebreos 4:15; 1ª Pedro 2:22; 1ª Juan 3:5.
  4. Su muerte en nuestro lugar: Isaías 53:5-6; Romanos 3:25; 5:8; 1ª Corintios 15:3; 1ª Pedro 2:24; Apocalipsis 5:9.
  5. Su resurrección corporal (física): Romanos 1:4; 1ª Corintios 15.
  6. Su ascensión al Padre: Hechos 1:9; Efesios 4:8.
  7. Su ministerio ahora a favor nuestro, como mediador e intercesor: 1ª Timoteo 2:5; Hebreos 4:14-17; 7:25; 1ª Juan 2:1.
  8. Su segunda venida: Mateo 24:29-31; Juan 14:1-3; Hechos 1:11; 1ª Corintios 15:23; 1ª Tesalonicenses 4:13-18; 2ª Tesalonicenses 2:1; 1ª Timoteo 6:14-15; Apocalipsis 1:7; y Apocalipsis 19.

A lo mejor Ud. está pensando en otras doctrinas realmente esenciales, que todos nosotros debemos creer. Sería bueno ver si su iglesia tiene una declaración de fe. Si tiene una, vaya a ver si incluye las doctrinas básicas que hemos mencionado aquí. A su parecer, ¿cuáles son algunas otras doctrinas realmente básicas y esenciales que debemos incluir?

Algunas conclusiones:

a. Siendo cristianos, tenemos mucho en común con los otros “cristianos”.
b. Muchos de ellos no reconocen que todos los “evangélicos” del mundo están unidos en Cristo y comparten la doctrina realmente básica, incluso el verdadero evangelio. Existen diferencias de menos importancia entre los verdaderos evangélicos. Somos de Cristo, siendo un rebaño con un solo Pastor. Lo que tenemos en común es Cristo y su salvación que hemos recibido por pura fe.
c.Doctrina” realmente bíblica es lo que Dios ha dicho, nunca cambia, y es para todo tiempo y todo lugar.
d. Debemos evitar solamente una relación doctrinal con Dios. Buscamos una relación íntima y personal. Al mismo tiempo recordamos que esta relación se basa en la doctrina sana y bíblica.

Mucha gente rechaza la doctrina cristiana sin entender qué es. Otra gente rechaza la fe bíblica por no ver la realidad en nosotros. Los libros de Santiago, y 1ª Juan tratan a fondo esta segunda verdad.

Tal vez la mejor identificación es llevar el perfume de nuestro Señor, “olor de muerte...olor de vida” (2 Co 2:16).  ¿Se nota que andamos mucho con Jesús? ¿Adornamos la doctrina con nuestra vida? (Véase Tito 2:10, RV 1960 o La Biblia de las Américas).

© Bruce MacPherson, 2004.

  • 1. San Agustín (354-450 d. C.) escribió "Confesiones", y "La Ciudad de Dios", con una teología basada mucho en la filosofía de Platón. Su teología (doctrina) dominó el pensamiento cristiano por más de 800 años. La doctrina del católico Tomás de Aquino (1225-1274), "Summa Teológica", sintetizó las ideas de Aristóteles.  En el siglo XVI los reformadores protestantes, como por ejemplo Martín Lutero y Juan Calvino, escribieron libros de teología independientes del pensamiento católico. El sistema de Calvino se llama “calvinismo”. En Los Institutos de la Religión Cristiana, él enseña la supresión de ceremonias, la negación absoluta de la tradición, el dogma de la predestinación y la reducción de los sacramentos al bautismo y la cena del Señor. Hasta hoy, el calvinismo ejerce mucha influencia en el mundo cristiano evangélico. El inglés Juan Wesley (1703-1791) fundó la denominación metodista con una teología basada en las ideas del holandés Jacobo Arminio que mitigaba la doctrina de Calvino sobre la predestinación. El dispensacionalismo empezó con el inglés y “hermano libre”, Juan Darby (1800-1882), enseñando por primera vez acerca de siete dispensaciones, y la nueva idea de que la segunda venida de Cristo ocurriría en dos etapas (la primera siendo un “rapto” en secreto al principio de la gran tribulación). Los liberales también tienen sus sistemas de teología, empezando con el filósofo y teólogo alemán, Federico Schleiermacher (1768-1834), que niega todos los milagros, la divinidad de Jesucristo, y la autoridad de la Biblia.
  • 2. Millard Erickson, "Christian Theology", Baker Books, 1994, página 66. (Dentro de poco, este importante estudio va a aparecer en español). En tal caso, Jesucristo deja de ser nuestro único Maestro, en el sentido de ser autoridad única (Ver Mt. 23:8-10).
  • 3. La Hora de la Reforma, “¿Qué creen los cristianos?” Vol. XXV, No. 3, página 55. Juan Calvino, dijo que, "el mundo debería quedar mudo donde Dios ha cerrado su santa boca”.
  • 4. Véase el estudio “Reglas de Interpretación”, por Bruce MacPherson.
  • 5.Cuando nosotros decimos Jesús, los católicos dicen Jesús y María. Tratamos de obedecer a Cristo como nuestro único Señor; los católicos obedecen a Cristo y a su representante en la tierra, el Papa. Creemos que los cristianos se salvan por los méritos de Jesucristo; los católicos agregan y por sus propios méritos, ejemplo: sus obras. Creemos que la única fuente de revelación es la Escritura; los católicos agregan y la tradición. Decimos que el conocimiento de Dios se obtiene por medio de la fe en Su palabra tal cual está expresada en las Escrituras; los católicos agregan y por medio de la razón”. (Justo Anderson, "Historia de los Bautistas", 1978, Bs. As.: Casa Bautista de Publicaciones, páginas 135-136).

 

 

 

 
 
CARM ison