¿Dónde nos ha mostrado Dios alguna vez misericordia?

Misericordia es no obtener lo que Ud. merece. Si Ud. merece ser castigado por algo y ese castigo es evitado, entonces se le ha mostrado misericordia. En la teología cristiana, todas las personas son pecadoras y merecen el castigo de la rebelión del pecado contra Dios. Bíblicamente, este castigo es separación eterna de Dios: “pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír.” (Is 59:2), y muerte: “Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.” (Ro 6:23). Debido a que todas las personas han pecado, todas merecen este castigo. Pero Dios no ejecuta juicio inmediato sobre aquellos que han pecado contra Él. Les permite que respiren el aire, disfruten de sus familias, del sol, que tengan trabajo y de los privilegios de vivir en este mundo. Aun cuando son pecadores y han ofendido grandemente a Dios, Él les muestra misericordia al no ejecutar juicio inmediato sobre ellos.

Otra forma como Dios muestra misericordia es en la Persona de Jesucristo. Jesús, Dios es carne (Col 2:9; Fil 2:5-8), llevó nuestros pecados en Su cuerpo en la cruz (1 P 2:24). Si creemos en lo que Cristo hizo en la cruz, entonces, la misericordia total y eterna de Dios se manifiesta en nosotros, escapando del juicio de condenación y somos entonces capaces de pasar la eternidad en la maravillosa presencia de Dios. Este es el acto más grande de misericordia que alguien pueda alguna vez experimentar en su vida, y se encuentra en la sola Persona de Jesucristo.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison