El contraste entre el pecado y el karma

Por, Jeremy Butler

El karma

La palabra en sanscrito para “karma”, significa básicamente “hacer o actuar”. En términos más básicos, la ley del karma declara que uno recoge lo que siembra. La ley del karma implica que cada pensamiento u obra, ya sean estos, bueno o malos, contará para determinar cómo una persona nacerá en su siguiente vida sobre la tierra. Así, una persona con un karma malo, podrá nacer muchas veces en los linajes más bajos entre los humanos o aun, entre los linajes más bajos de los animales. En el hinduismo, la persona no puede ser liberada hasta que renazcan en la casta brahmán o la casta sacerdotal. Esta es la forma entonces, como el karma y la encarnación se entrelazan. En realidad, y de esta forma, es el individuo quien está en control de su salvación, la cual es liberarse del ciclo del nacimiento y del renacimiento.1

Respuesta bíblica

Algunos podrían decir que el karma es parte del cristianismo, porque Gálatas 6:7 declara: “No os engañéis; Dios no está siendo burlado, pues lo que el hombre siembre, eso también cosechará”. Aunque las Escrituras nos enseñan que cosecharemos lo que sembraremos, el karma y el cristianismo no son compatibles. Debemos recordar que Gálatas 6:7 está hablando acerca de esta vida; no después de la vida. El karma y la idea bíblica de cosechar lo que siembra, no son iguales. La Biblia enseña que moriremos una vez, y después el juicio:

  • Hebreos 9:27: “Y tal como está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio”.

Ante todo, debemos entender lo que es pecado. 1ª Juan 3:4, dice: “Todo el que practica el pecado, también practica la infracción de la ley, porque el pecado es infracción de la ley”. Esto nos dice que “el pecado es infracción de la ley” de Dios. ¿Cómo sabe usted si ha pecado? ¿Alguna vez ha mentido? ¿Ha robado algo que no le pertenecía? ¿Ha odiado a alguna persona? Si ha respondido “si” a algunas de las preguntas, entonces usted es pecador; ha infringido la ley de Dios. Isaías 59:2 nos enseña que el pecado nos separa de Dios:

  • “Son vuestras transgresiones las que se interponen entre vosotros y vuestro Dios; Son vuestros pecados los que os ocultan su rostro, e impiden que os oiga”.

El pecado ha traído también la muerte a todas las personas:

  • Romanos 6:23: “Porque la paga del pecado es muerte, pero la dádiva de Dios es vida eterna en Jesús el Mesías, Señor nuestro”.

Similitudes y diferencias entre karma y pecado

  1. Similitudes:
    1. Ambos involucran escogencias morales.
    2. Ambos afirman la existencia de una relación de causa y efecto entre nuestras acciones y los resultados que estas producen en nuestra vida actual.
  2. Diferencias:
    1. El karma (concepto hindú): El karma no afecta la relación de uno con Brahman, el cual es la esencia de la existencia dentro de todas las cosas. Si el karma de uno es bueno o malo, no hace diferencia alguna al hecho de que somos una extensión incondicional de la unidad de Brahman.
    2. El pecado (el concepto cristiano): El pecado sí afecta nuestra relación con Dios al quedar aislados de Él. Uno de los atributos de Dios es Su santidad moral absoluta, y nuestro pecado muestra una actitud de rebelión contra Su autoridad. La ley del karma, y que hace de la moral una ley de la naturaleza, no permite la posibilidad del perdón. Sus consecuencias son inevitables. Debido a que Dios es personal, y debido a que las personas perdonan, Dios puede perdonar nuestros pecados. Aún más, Él lo ha hecho a través  de Jesucristo.2

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

  • 1. Kenneth Shouler, Ph.D. and Susai Anthony, The Everything Hinduism Book, F&W Media, Inc.; Avon, MA; 2009; page 58.
  • 2. Dean C. Halverson, The Illustrated Guide to World Religions, Hinduism, Lion Hudson plc., 2003, page 90.  Estas similitudes y diferencias son tomadas de este libro.

 

 

 

 
 
CARM ison