El evangelio

Punto de vista correcto
  • La Biblia
    • El evangelio son las buenas nuevas de que Jesús cumplió:
      • Los requisitos de la Ley al no pecar.
        • 1ª Pedro 2:22: “Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro”.
      • Al morir por nuestros pecados.
        • 1ª Pedro 3:18: “Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu”.
      • Canceló nuestra deuda.
        • Colosenses 2:14: “anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz”.
      • Esto fue logrado a través  de Su muerte, sepultura y resurrección (1 Co 15:1-4) y que por fe, recibimos lo que Cristo ha hecho a nuestro favor:
        • Romanos 5:1: “Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo”. (Ver también, Efesios 2:8-9).
      • Así, podemos descansar en Cristo.
        • Mateo 11:28: “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar”.
      • Por lo tanto, no tratamos de obtener o sostener nuestra salvación por nuestra obras (Ro 4:1-5.)
Punto de vista falso
  • Ciencia Cristiana
    • El evangelio es la demostración del divino poder. Son las buenas nuevas reveladas por la Ciencia Cristiana que incluyen el pensamiento y la sanidad. No es el derramamiento de la sangre de Cristo en la cruz.
      • “… perdiendo así el divino poder que sana al enfermo e impuro –que debían ser devueltos a través  de la gran tribulación, que cambiará su nombre en la Ciencia Cristiana y llevarlos a negar el sentido material, o la mente en materia, aun como lo enseña el evangelio” (C&S, pág. 309.)
  • Islam
    • En el islam no hay evangelio de las buenas nuevas. La salvación consiste en hacer lo bueno y esperar que Alá le conceda la salvación al musulmán. Es la justicia por obras.
      • “Y, cuando se toque la trompeta, ese día, no valdrá ningún parentesco, ni se preguntarán unos a otros. 102.  Aquéllos cuyas obras pesen mucho serán los que prosperen. 103.  Aquéllos cuyas obras pesen poco, serán los que se hayan perdido y estarán en la gehena eternamente.” (El Corán 23:101-103.)
  • Testigos de Jehová
    • El evangelio que lleva al perdón de los pecados consiste en:
      • "… 'adquirir el conocimiento de Dios', obedeciendo las leyes de Dios, estar asociado con la organización de Dios y ser 'anunciar lealmente Su regla del reino a otros'" (La Atalaya, 15 de febrero de 1983, pág. 12.)
  • IJSDU/Mormonismo
    • El evangelio mormón consiste de leyes y ordenanzas.
      • “Las ordenanzas son básicas para el evangelio. Ahora, ¿cuál es el evangelio del cual hablamos? Es el poder de Dios para salvación, es el código de leyes y mandamientos que nos ayudan a convertirnos en perfectos, y las ordenanzas que constituyen los requisitos de entrada” ("Las enseñanzas de Spencer W. Kimball", pág. 501, presidente 12º.)
      • “Como estos pecados son el resultado de hechos individuales, es justo que el perdón de estos deberá estar condicionado al cumplimiento de los requisitos –‘obediencia a las leyes y ordenanzas del Evangelio’” ("Artículos de fe", pág. 79.)
      • “Aquellos que rechacen el evangelio, pero que vivan vidas honorables, deberán ser también herederos de salvación, pero no en el reino celestial. El Señor ha preparado lugar para ellos en el reino terrestre” (José Fielding Smith, "Doctrinas de la salvación", 2:133-134.)
  • Catolicismo romano
    • El evangelio es definido estrictamente como la muerte, sepultura y resurrección de Jesús; pero el romanismo le agrega obra a este evangelio. Por lo tanto, es obtenido. Además, el evangelio está ligado a la autoridad de la iglesia romana y las personas pueden ser salvas sin el evangelio.
      • “… En toda circunstancia, cada uno debe esperar, con la gracia de Dios, “perseverar hasta el fin” (cf Mt 10, 22; cf Concilio de Trento: DS 1541) y obtener el gozo del cielo, como eterna recompensa de Dios por las obras buenas realizadas con la gracia de Cristo…” (CIC 1821.)
      • “… Y el Concilio Vaticano II afirma que: ‘Los obispos, como sucesores de los Apóstoles, reciben del Señor [...] la misión de enseñar a todos los pueblos y de predicar el Evangelio a todo el mundo para que todos los hombres, por la fe, el bautismo y el cumplimiento de los mandamientos, consigan la salvación’” (LG 24). (CIC 2068.)
      • “Esta afirmación no se refiere a los que, sin culpa suya, no conocen a Cristo y a su Iglesia: «Los que sin culpa suya no conocen el Evangelio de Cristo y su Iglesia, pero buscan a Dios con sincero corazón e intentan en su vida, con la ayuda de la gracia, hacer la voluntad de Dios, conocida a través de lo que les dice su conciencia, pueden conseguir la salvación eterna (LG 16; cf DS 3866-3872). (CIC 847.)
      • "La piedad de la Iglesia hacia la Santísima Virgen es un elemento intrínseco del culto cristiano" (MC 56). La Santísima Virgen «es honrada con razón por la Iglesia con un culto especial. Y, en efecto, desde los tiempos más antiguos, se venera a la Santísima Virgen con el título de "Madre de Dios", bajo cuya protección se acogen los fieles suplicantes en todos sus peligros y necesidades [...] Este culto [...] encuentra su expresión en las fiestas litúrgicas dedicadas a la Madre de Dios (cf. SC 103) y en la oración mariana, como el Santo Rosario, "síntesis de todo el Evangelio" (MC 42).

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison