El inicio del movimiento raeliano

  • Ud., Claude Vorilhon, extenderá la verdad bajo su nombre actual, el cual remplazará progresivamente con el de RAEL. El cual, literalmente, significa ‘luz de dios’ y si lo traducimos más adecuadamente, ‘luz del Elohim’ o, ‘Embajador del Elohim’, porque Ud. será nuestro Embajador en la tierra, y vendremos extraoficialmente solo a su embajada. RAEL puede ser traducido simplemente como ‘mensajero’”.1

El Sr. Claude Vorilhon nació el 30 de septiembre de 1.946 en Vichy, Francia. En su libro, “El mensaje dado por extraterrestres” (“The Message Given by the Extraterrestrials”),2 el Sr. Vorilhon relata diversos recuerdos de su niñez. Afirma que fue concebido el 25 de diciembre de 1.945, y que fue criado por su abuela. En su ciudad natal había un hombre extraño llamado, Padre Dissard, quien supuestamente era el último de los “Papas” vivientes de los druidas. Claude tuvo un encuentro con este hombre quien frecuentemente miraba el cielo y mencionaba frases misteriosas. Un día, este hombre le puso sus manos sobre la cabeza de Claude, causándole una extraña sensación.

El Sr. Vorilhon continúa diciendo que a una edad temprana ya le fascinaba el número nueve, tuvo episodios normales con los peleoneros del colegio, perdió su virginidad a los 14, se convirtió en un músico exitoso, poeta y finalmente, desarrolló una pasión por las carreras de carros. Inclusive, ganó varios trofeos en estas carreras.

Sin embargo, en diciembre 13, 1.973, la vida del Sr. Vorilhon tomó un cambio drástico cuando fue a, “un volcán con vista a Clermont-Ferrand, en la parte central del sur de Francia.”3 Había estado disfrutando del escenario por algún tiempo. Ya estaba casi listo para irse, y continuando su relato dice:

  • De pronto, en la niebla, vi una luz roja destellando; y entonces, una clase de helicóptero descendía hacia mi. No podía oír nada, ni siquiera el más mínimo silbido. ¿Tal vez, un globo? Por ahora, el objeto estaba como a 20 metros sobre la tierra, y podía ver que tenía una forma algo achatada. Era un platillo volador.”4

Continúa diciendo que tenía como 7 metros de diámetro y 2,5 metros de altura con una luz blanco destellando. Una puerta se abrió y una escalera se desplegó hasta el piso. Una figura, como de un metro treinta centímetros de alto descendió. Tenía cabello largo negro, una pequeña barba negra y estaba vestido en un traje de color verde de una sola pieza.

Este extraterrestre afirmó hablar todos los idiomas de la tierra y dijo, que venía de otro planeta. Continúo diciendo que habían estado observándolo a él, Claude, el cual es ahora conocido como Rael, por mucho tiempo y que en esa mañana particular, a través  de la telepatía, el extraterrestre había llevado a Claude a este lugar para que se reunieran. Lo que es especialmente interesante, es que el extraterrestre preguntó: “¿Ha leído la Biblia?5 Claude, preguntó por qué, a lo que el extraterrestre le dijo que tenía muchas cosas que decirle a él acerca de la Biblia. Entró entonces a la nave espacial con esta figura, la cual, y de acuerdo a Claude no tenía una fuente de luz interna aparente, sino que la luz emanaba, llenando el lugar. No había instrumentos que pudiera encontrar en una cabina de avión. Las sillas eran transparentes y muy cómodas.

A Claude se le dijo que había sido escogido porque ellos necesitaban a alguien que fuera inteligente, abierto a nuevas ideas y que fuera de un país donde tal clase de ideas nuevas, eran bienvenidas. El extraterrestre también le dijo que debido a que Claude tenía un padre judío y una madre católica, y que esto sería, “un enlace ideal entre dos pueblos muy importantes en la historia del mundo.” Claude le preguntó que de dónde venía, a lo que el extraterrestre le respondió que era de un planeta similar a la tierra, pero muy lejano. Pronto, la conversación terminó, Claude regresó a tierra y la nave espacial desapareció en medio de la nada.

Al día siguiente, Claude regresó al mismo lugar con un cuaderno y una Biblia. La nave espacial volvió a aparecer y una vez más, el extraterrestre sostuvo con él una conversación dentro de la nave. Entonces, el extraterrestre le dijo a Claude que hacía mucho tiempo, en su planeta habían alcanzado un alto nivel de conocimiento técnico y científico, y que pronto en la tierra se alcanzaría dicho nivel. Después, le dijo a Claude que se refiriera a la Biblia, y dijo:

  • Solo las partes de la Biblia que traduciré son importantes. Las otras partes son, simplemente balbuceos poéticos de los que no hablaré. Estoy seguro que puede apreciar eso, gracias a la ley, la cual dice que la Biblia siempre se ha copiado sin cambiar aun el detalle más pequeño, el significado más profundo ha permanecido intacto a través  de las edades, aun si el texto ha sido engrasado con manteca de cerdo, con oraciones místicas e inútiles.”6

Entonces, el extraterrestre procedió a reinterpretar radicalmente la Biblia.

Después de muchos encuentros con el extraterrestre, el Sr. Vorilhon ha tomado la tarea de expandir el mensaje de este extraterrestre a todo el mundo. Su movimiento ha crecido a miles de miembros en cada continente. Ha obtenido una base financiera fuerte con una editorial. Da charlas públicas y viaja, acepta entrevistas en la medida en que reúne más y más adherentes a su movimiento.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

________________________

Ver Artículos Relacionados:

  • Los raelianos y la Biblia
  • 1. Rael, Claude Vorilhon, “El mensaje dado por extraterrestres: Al final, la ciencia reemplaza a la religión” (“The Message given by Extra-Terrestrials: At last Science Replaces Religión”), Canadá: La Fundación Raeliana (The Raelian Foundation), 2001. Pág. 84.
  • 2. Ibíd., pág. 115.
  • 3. Ibíd., pág. 13.
  • 4. Ibíd., páginas 13-14.
  • 5. Ibíd., pág. 166.
  • 6. Ibíd., pág. 20.

 

 

 

 
 
CARM ison