El pecado imperdonable y la frase, “ni en este siglo ni en el venidero”

Por, Matt Slick

Los universalistas enseñan, que eventualmente, todas las personas serán salvas por medio de la obra expiatoria de Cristo. Por lo tanto, ellos sostienen que no existe el pecado imperdonable. Si de hecho, existiera un pecado imperdonable, la teoría de ellos, de que todas las personas serán salvas, podría probarse como equivocada.

  • Mateo 12:32: “A cualquiera que dijere alguna palabra contra el Hijo del Hombre, le será perdonado; pero al que hable contra el Espíritu Santo, no le será perdonado, ni en este siglo ni en el venidero.”

En un pasaje paralelo, Jesús dice:

  • Lucas 12:10: “A todo aquel que dijere alguna palabra contra el Hijo del Hombre, le será perdonado; pero al que blasfemare contra el Espíritu Santo, no le será perdonado.”

En Mateo, Jesús declaró que existe un pecado que no es perdonable, “ni en este siglo ni en el venidero.” En Lucas, Él dice que la blasfemia contra el Espíritu Santo no será perdonada.

Los universalistas establecen su creencia declarando que “ni en este siglo ni en el venidero”, es un tiempo futuro el cual terminará. Por lo tanto, concluyen que la blasfemia contra el Espíritu Santo será perdonada después de que termine “este siglo y el venidero.” Por lo tanto, cuando ellos leen las palabras de Jesús en Lucas 12:10, en vez de concluir de que la blasfemia contra el Espíritu Santo no será perdonada, ellos concluyen que sí será perdonada.

Entonces, se establece una pregunta: “¿Qué se entiende por 'ni en este siglo ni en el venidero'?" "¿Está Jesús dividiendo el tiempo en dos períodos?" "¿Existen solo dos siglos o hay más de uno?" "¿Tendrá fin 'este siglo' y el 'venidero'?"

Creo que Jesús dividió el tiempo, en este siglo y el venidero y que la mención de los otros siglos en la Escritura, abarcan estas dos categorías. Aun más, “este siglo” es el período de tiempo en el que estamos ahora y que el “venidero” es ese tiempo futuro cuando el Señor regrese y empiece la eternidad. Por lo tanto, la expresión, “este siglo y el venidero”, no tiene fin.

¿Cuántos siglos hay?

  • Efesios 1:20b-21: “la cual operó en Cristo, resucitándole de los muertos y sentándole a su diestra en los lugares celestiales, 21 sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo, sino también en el venidero;”

Este versículo habla acerca de Jesús sentando a la diestra del Padre, “sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo, sino también en el venidero;” Por lo tanto, el siglo “venidero” el cual está en singular, no tendrá tampoco fin. Esta es la razón por la que Dios el Padre dice del Hijo: “…Tu trono, oh Dios, por el siglo del siglo…” (He 1:8). Además, en 1ª Pedro 4:11: “… para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén.”

Vamos a echar un vistazo a lo que la Biblia dice acerca de “este siglo” y el “venidero

 
Este siglo
 
El siglo venidero
 
 

Recibiremos cien veces más o más de lo que hemos perdido:

  • Marcos 10:30: “que no reciba cien veces más ahora en este tiempo…”
  • Lucas 18:30: “que no haya de recibir mucho más en este tiempo…”
 

Recibiremos vida eterna:

  • Marcos 10:30: “…y en el siglo venidero la vida eterna.”
  • Lucas 18:30: “…y en el siglo venidero la vida eterna.”

Note que en el griego, la frase “el siglo venidero” siempre está en singular. Está hablando de un siglo venidero donde tendremos vida eterna.

 
 

Las personas se dan en casamiento:

  • Lucas 20:34: “Entonces respondiendo Jesús, les dijo: Los hijos de este siglo se casan, y se dan en casamiento;”
     
 

La sabiduría de este mundo es de este siglo:

  • 1ª Corintios 1:20: "… ¿Dónde está el disputador de este siglo?...”
     
 

Los gobernantes (príncipes) de este mundo perecen:

  • 1ª Corintios 2:6: “…y sabiduría, no de este siglo, ni de los príncipes de este siglo, que perecen.”
     
 

Satanás es el dios de este siglo:

  • 2ª Corintios 4:4: “en los cuales el dios de este siglo…”
     
 

La siega es el fin del siglo:

  • Mateo 13:39: “El enemigo que la sembró es el diablo; la siega es el fin del siglo; y los segadores son los ángeles.”
     

Como puede ver, “este siglo” obviamente trata acerca del período del tiempo presente porque en este nos damos encasamiento, los gobernantes perecen, etc. Sin embargo, en el “siglo venidero” recibimos vida eterna. La referencia futura de recibir vida eterna no significa que no la poseamos ahora:

  • 1ª Juan 5:13: “Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios.”

Más bien, Jesús está hablando de la terminación de nuestra redención la cual también incluye nuestros cuerpos:

  • 1ª Corintios 15:42: “Así también es la resurrección de los muertos. Se siembra en corrupción, resucitará en incorrupción.”

En el siglo venidero, entramos a la eternidad porque somos resucitados al regreso de Cristo.

Efesios 2:5-7

  • “aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos), 6 y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús, 7 para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús.”

Este es le único versículo en el Nuevo Testamento que menciona los “siglos” en sentido futuro. De todas formas, esta declaración, en plural, no está diciendo que habrá “siglos venideros”, los cuales no están definidos en la Escritura; más bien, es una declaración que en el futuro estado, los cristianos disfrutarán “las abundantes riquezas de Su gracia”, en la totalidad del futuro. La frase, “siglos venideros” simplemente es una expresión.

Este tipo de uso de “tiempos eternos” para describir un muy largo período de tiempo es también visto en Romanos 16:25: “Y al que puede confirmaros según mi evangelio y la predicación de Jesucristo, según la revelación del misterio que se ha mantenido oculto desde tiempos eternos.” En el griego, “tiempos eternos”, es “jrónos aiónios”, lo cual significa literalmente, “tiempos perpetuos”; donde perpetuos es también usado del tiempo pasado, o pasado y futuro igualmente. Otros versículos con este mismo uso “desde tiempo eternos” está en:

  • 1ª Corintios 2:7: “Mas hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria,”
  • 1ª Corintios 10:11: “Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos.”
  • Efesios 3:9: “y de aclarar a todos cuál sea la dispensación del misterio escondido desde los siglos en Dios, que creó todas las cosas;” (Ver también, Colosenses 1:26; Tito 1:2; Hebreos 9:26).

En la tabla anterior vimos que todos los siglos pasados están cubiertos bajo “este siglo” en el cual tenemos mal, sufrimiento, etc.

El fin de este siglo

Es importante entender cuando termina “este siglo” ya que afectará nuestro entendimiento de la naturaleza del “siglo venidero” y aclarará posteriormente que el siglo por venir no tiene fin.

En la siguiente tabla, la columna de la izquierda contiene los acontecimientos como la resurrección, el rapto, la condenación, etc. A la derecha están las frases usadas en la Biblia para describir el acontecimiento en cuestión y sus respectivos versículos:

   
El acontecimiento
   
El fin de este siglo
   
El día del Señor
   
El último día o día postrero
 
 
La final trompeta
 
    La resurrección de los muertos                 Jn 6:39, 40, 44, 54; 11:24     1 Co 15:52; 1Ts 4:16  
    La cosecha/El rapto (como ladrón en la noche)     Mt 13:39     1 Ts 4:16 – 5:2              
    Se juntarán los escogidos     Mt 24:3, 31     1 Ts 5:12              
    La condenación           1 Co 1:8     Jn 12:48        
    Los malvados quemados con fuego     Mt 13:40; 49-50                    
    Destrucción y salvación           1 Co 5:5            
    El sol se convertirá en tinieblas, Y la luna en sangre           Hch 2:20              
    Nuevos cielos y nueva tierra           2 P 3:10              

De la tabla anterior podemos ver que los acontecimientos suceden al mismo tiempo. La resurrección ocurre en el último día (Juan 6:39-40: “Y esta es la voluntad del Padre, el que me envió: Que de todo lo que me diere, no pierda yo nada, sino que lo resucite en el día postrero. 40 Y esta es la voluntad del que me ha enviado: Que todo aquél que ve al Hijo, y cree en él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero.”), el cual es también la final trompeta (1ª Corintios 15:52: “en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados.”). La resurrección es antes del rapto (1ª Tesalonicenses 4:16 – 5:2), el cual ocurre en el día del Señor (1ª Tesalonicenses 5:2: “Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche;”) cuando el Señor Jesús regrese (1ª Tesalonicenses 4:16 – 5:2).

Es con el regreso del Señor, el cual es simultaneo con el rapto, la cosecha, etc. que recibiremos nuestros cuerpos resucitados y estaremos para siempre con el Señor. Es entonces, el “siglo venidero”, y esta edad no tendrá fin. Y es en el siglo venidero que la blasfemia contra el Espíritu Santo no será perdonada. En otras palabras, nunca será perdonada.

Otros versículos que también mencionan el pecado imperdonable

  • Hebreos 6:4-6: “Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, 5 y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero, 6 y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a vituperio.”
  • Hebreos 10:26-27: “Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados, 27 sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios.”

En el caso de Hebreos 6:4-6, el arrepentimiento es imposible para aquellos que habiendo sido participes del Espíritu Santo haya recaído. Si este arrepentimiento es imposible, lo es también el perdón.

De igual forma en Hebreos 10:26. Los universalistas quieren que el sacrificio de Jesús cubra, pague y quite la pena del pecado de todas las personas que alguna vez hayan existido. Pero de acuerdo a este versículo, hay un momento cuando el sacrificio de Jesús ya no está más dispuesto para una persona.

Conclusión

Por lo tanto, la enseñanza de que todos eventualmente, serán salvas no puede ser verdadera. Este siglo y el siglo por venir son dos categorías que dividen la existencia humana.La blasfemia contra el Espíritu Santo no será perdonada ni en el siglo venidero.Al final de este siglo, empezará el “siglo venidero” y éste, no tendrá fin.Hebreos 6:4-6 y Hebreos 10:26-27 también nos muestran que existen condiciones de no perdón.El universalismo no es cierto.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison