El ser un cristiano

Un cristiano es alguien que sigue las enseñanzas del cristianismo, una religión monoteísta, Trinitaria, la cual fue fundada por Jesús de Nazaret hace 2.000 años en Israel. En la persona de Jesús se cumplieron todas las profecías del Antiguo Testamento acerca del Mesías que había que venir; llevó a cabo multitud de milagros y clamó ser divino. Después de la muerte de Jesús, resurrección y ascensión, Sus seguidores continuaron el ministerio de enseñanza empezado por Él. Básicamente, el ser un cristiano significa reconocer quién es Jesús, recibir el sacrificio de expiación, arrepentirse del pecado y tratar de vivir de acuerdo a lo que el Nuevo Testamento enseña.

El término cristiano viene del griego  "χριστιανός" ("jristianós") y se encuentra en Hechos 11:26; 26:28 y 1ª Pedro 4:16. Esta palabra se deriva del griego "Χριστός" ("Jristós"), que significa "Cristo" o "el ungido" el equivalente al Hebreo מָשִׁיחַ para “Mesías”.

  • Hechos 11:26: "Y se congregaron allí todo un año con la iglesia, y enseñaron a mucha gente; y a los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía."
  • Hechos 26:28: "Entonces Agripa dijo a Pablo: Por poco me persuades a ser cristiano."
  • 1ª Pedro 4:16: "pero si alguno padece como cristiano, no se averg:uence, sino glorifique a Dios por ello."

Dentro de la correcta enseña del cristianismo, se encuentra la doctrina de la expiación sustitutoria de Cristo. Aunque existen diferentes teorías con relación a la expiación, los siguientes versículos muestran claramente que Cristo tomó el lugar de nuestro castigo debido a nuestros pecados contra Dios, al convertirse en pecado por nosotros y llevar nuestros pecados en Su cuerpo en la cruz.

  • Isaías 53:4-5: Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. 5 Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados."
  • 2ª Corintios 5:21: “Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.”
  • 1ª Pedro 2:24: “quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados.”

No todos aquellos que claman ser cristianos son cristianos

Sin duda, Jesús fue una tremenda figura de los tiempos antiguos y sus profundas enseñanzas espirituales encontradas en el Nuevo Testamento arrastran a millones de personas. Pero por el sólo hecho de que alguien diga que él o ella es Cristiano, no significa que lo sean.

Dentro del cristianismo hay doctrinas básicas, esenciales definidas por el Antiguo y Nuevo Testamentos. La Biblia enseña el monoteísmo (Ex 20:3; Is 43:10; 44:6, 8); de que Dios es una Trinidad (Mt 3:16-17; 2 Co 13:14; Jud 20-21); que Jesús es Dios en carne (Jn 1:1,14; 20:28; Col 2:9; Tit 2:13; He 1:8); que Jesús se levantó físicamente de la muerte (1 Co 15:14; 17); que la salvación es sólo por la gracia a través de la fe. (Ef 2:8-9; Gá 5:4; Ro 3:20). Sin embargo, están aquellos aún cuando niegan una o más doctrinas básicas, esenciales de la fe Cristiana, claman ser Cristianos. Como es el caso de los mormones, los cuales niegan tanto el monoteísmo como la salvación sólo por gracia. Los testigos de Jehová niegan la resurrección física de Jesús y la salvación sólo por gracia. El catolicismo romano niega la salvación sólo por gracia y le agrega obras de penitencia, indulgencias y sacramentos. Los pentecostales unitarios niegan la Trinidad. Existen otros grupos pero este artículo no tiene la intención de cubrirlos a todos ellos.

Estadísticas cristianas

Estadísticamente hablando, el cristianismo (en el sentido amplio de la palabra) es la religión más grande del mundo con cerca de 2 billones de adherentes. El catolicismo romano es el grupo más grande de aquellos que claman ser cristianos seguidos por los protestantes. Desafortunadamente hay más de 30.000 denominaciones cristianas. Si un grupo sostiene las doctrinas básicas, esenciales de la fe cristiana pero se desvía de las doctrinas no esenciales tales como cuál es el día para la adoración, el bautizo por inmersión o aspersión, etc., éste es, todavía cristiano. Es la diferencia en las doctrinas no esenciales la que ha llevado a la existencia de tantas denominaciones. Pero negar alguna de las doctrinas esenciales significa que el grupo en su corazón no es cristiano, aún si clama serlo.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison