Errores en los Apócrifos

Los apócrifos (απόκρυφα significa “oculto”) son una serie de libros escritos aproximadamente entre los años 400 a.C. hasta el tiempo de Cristo y que son rechazados por los Protestantes y oficialmente aceptados por la Iglesia Católica Romana en 1546 como inspirados. Estos libros son Tobías, Judith, 1 y 2 de Macabeos, Sabiduría de Salomón y Siriaco (también conocido como Eclesiástico), y Baruch.

Pero si los apócrifos son Escritura, entonces no deberían tener errores. Pero debido a que si tiene errores, como se demostrará mas adelante, esto pone en cuestión si la Iglesia Católica Romana ha usado o no apropiadamente su autoproclamada posición de autoridad para enseñar a la Iglesia Cristiana.
¿Si se comete un error de una manera importante de que es Escritura, se puede confiar la adecuada enseñanza de la Iglesia Cristiana? Las siguientes referencias pueden ser verificadas en http://www.newadvent.org/bible.

Problemas en los apócrifos

Cuando indagamos en los apócrifos, encontramos numeroso problemas. Por ejemplo, vemos una evocación mágica donde el humo del corazón de un pez puesto en el fuego espanta los demonios.

Magia:

  • Tobías 6:5-8 “El ángel añadió: «Abre el pez, sácale la hiel, el corazón y el hígado y guárdatelo, y tira los intestinos; porque su hiel, su corazón y su hígado son remedios útiles.»El joven abrió el pez y tomó la hiel, el corazón y el hígado. Asó parte del pez y lo comió, salando el resto. Luego continuaron su camino, los dos juntos, hasta cerca de Media. Preguntó entonces el muchacho al ángel: «Hermano Azarías, ¿qué remedios hay en el corazón, el hígado y la hiel del pez?» Le respondió: “Si se quema el corazón o el hígado del pez ante un hombre o una mujer atormentados por un demonio o un espíritu malo, el humo ahuyenta todo mal y le hace desaparecer para siempre.”

¿Es verdad que el humo del corazón de un pez cuando es quemado, espanta los
espíritus malignos? Por supuesto que no. Esa enseñanza supersticiosa no tiene lugar en
la Palabra de Dios.
Los apócrifos también enseñan que el perdón de pecados es por esfuerzo humano.

Salvación por obras:

  • Tobías 4:10 “Porque la limosna libra de todo pecado, de la muerte, e impide caer en las tinieblas.”
  • Tobías 12:9 “Porque la limosna libra de la muerte y purifica de todo pecado, y quien lo hace encontrará misericordia y larga vida.”

Sabemos de las Escrituras que las limosnas (dinero o comida, dada al pobre o necesitado como caridad) no purifica nuestros pecados. La sangre de Cristo es la que nos limpia, no el dinero o comida dada a la gente pobre. “Pero si caminamos en la luz, como el mismo está en la luz, estamos en comunión unos con otros, y la sangre de su Hijo Jesús nos purifica de todo pecado.” (1 de Juan 1:7).

El dinero como una ofrenda por los pecados de los muertos:

  • 2 de Macabeos 14:43 “Después de haber reunido entre sus hombres cerca de 2.000 dracmas, las mandó a Jerusalén para ofrecer un sacrificio por el pecado de los muertos, obrando muy hermosa y noblemente, pensando en la resurrección.”

¿Puede alguien dar dinero como ofrenda para el perdón de pecados de los muertos? Aquel concepto no bíblico y supersticioso no tiene lugar en las Escrituras.

Errores en hechos históricos:

  • Judith 1:5, “Ahora en el año doce de su reinado, Nabucodonosor rey de los Asirios, quien reinó en Nínive la gran ciudad, peleo contra Arfaxad y prevaleció.”
  • Baruch 6:2, “Y una vez llegados a Babilonia, estaréis allí muchos años y por largo tiempo, hasta siete generaciones; pero después yo os sacaré de allí en paz.”

El libro de Judith erróneamente dice que Nabucodonosor fue el rey de loa Asirios cuando el fue rey de los Babilonios.1

En Baruch 6:2 dice que los judíos servirían en Babilonia por siete generaciones mientras que Jeremías 25:11 dice que fue por 70 años. “Toda esta tierra será convertida en ruinas y en espanto; y servirán estas naciones al rey de Babilonia durante setenta años.”

Conclusión

Obviamente los apócrifos tienen serios problemas. Desde la magia, la salvación por obras, dinero dado como ofrenda por los pecados de los muertos, y errores en hechos históricos, además de muchas otras enseñanzas no bíblicas y falsas. No son escritura inspirada. De igual manera, no lo es la Iglesia Católica Romana, quien ha establecido apócrifos como inspirados. Esto demuestra que la Iglesia Católico Romana no es el medio por el cual Dios esta comunicando Su verdad a su gente, su Magisterium ha errado grandemente, y que esta infectado son falsas tradiciones de hombre, en vez de la absoluta verdad de Dios.

 

Este artículo también está disponible en: inglés.

  • 1. "Nabucodonosor II fue el mas poderoso y extenso reinado siendo rey de los Neo-Babilonios (625-539 a.C.)"Achtemeier, Paul J., Th.D., Diccionario Bíblico de Harper, (San Francisco: Harper and Row, Publishers, Inc.) 1985.

 

 

 

 
 
CARM ison