¿Es cierto o no que Jesús dio testimonio acerca de Sí mismo?

Juan 8:14; Juan 5:31

  1. No fue cierto
    1. Juan 5:31-32: “Si yo doy testimonio acerca de mí mismo, mi testimonio no es verdadero. 32 Otro es el que da testimonio acerca de mí, y sé que el testimonio que da de mí es verdadero.”
  2. Fue cierto
    1. Juan 8:14: “Respondió Jesús y les dijo: Aunque yo doy testimonio acerca de mí mismo, mi testimonio es verdadero, porque sé de dónde he venido y a dónde voy; pero vosotros no sabéis de dónde vengo, ni a dónde voy.” 

En el contexto de Juan 5:31 Jesús está hablando acerca de cómo depende del Padre y cómo busca llevar a cabo la voluntad del Padre. Juan 5:30-32 dice: “No puedo yo hacer nada por mí mismo; según oigo, así juzgo; y mi juicio es justo, porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió, la del Padre. 31 Si yo doy testimonio acerca de mí mismo, mi testimonio no es verdadero. 32 Otro es el que da testimonio acerca de mí, y sé que el testimonio que da de mí es verdadero.”

Recordemos que la Ley de Moisés demandaba al menos dos testigos: “No se tomará en cuenta a un solo testigo contra ninguno en cualquier delito ni en cualquier pecado, en relación con cualquiera ofensa cometida. Sólo por el testimonio de dos o tres testigos se mantendrá la acusación.” (Dt 19:15). Por ello, Jesús admite que su testimonio acerca de Sí mismo no sería “verdadero”; o sea, no se consideraría como válido de acuerdo a la Ley; por eso, pasa a acogerse al testimonio de otro, en este caso, el de Su Padre.

  • Mateo 18:16: “Mas si no te oyere, toma aún contigo a uno o dos, para que en boca de dos o tres testigos conste toda palabra.”
  • 2ª Corintios 13:1: “Esta es la tercera vez que voy a vosotros. Por boca de dos o de tres testigos se decidirá todo asunto.”
  • Hebreos 10:28: “El que viola la ley de Moisés, por el testimonio de dos o de tres testigos muere irremisiblemente.”

En Juan 8:14, cuando Jesús declara: “Si (“kan” en el Griego) yo doy testimonio acerca de mí mismo, mi testimonio no es verdadero”, hacia también referencia al v. 12 donde dice que Él es la luz del mundo. Los Fariseos, obviamente, pretendieron negar que Jesús era la luz del mundo al declararle a Jesús: “Tú das testimonio acerca de ti mismo; tu testimonio no es verdadero.” (Jn 8:13). Pero Jesús estaba diciendo la verdad en cuanto a lo que Él es (La Luz del Mundo), así como también con referencia al testimonio de Sí mismo, por cuanto Su testimonio es el del Padre, que da testimonio en Él.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison