¿Es correcto llamar a una muer “pastor” si no está ordenada para llevar a cabo ese oficio?

Por, Matt Slick

Tanto CARM como MIAPIC recomienda que una mujer a cargo de un grupo de personas en la iglesia no deba ser llamada “pastor” incluso, si está ordenada para ese oficio. Cuando a una mujer la llamamos “pastora”, esto condiciona a las personas en la iglesia a aceptar mujeres pastores. Finalmente, esto llevaría a una mujer a tener la posición de pastora principal, lo cual sería una violación de las Escrituras que ordena que solo los hombres puedan ser ancianos. Más bien, llámela “directora” o “líder”.

Bíblicamente, los pastores son ancianos:

  • 1ª Timoteo 5:17: “Los ancianos que gobiernan bien, sean tenidos por dignos de doble honor, mayormente los que trabajan en predicar y enseñar”.

En las Escrituras, los pastores predican y enseñan, y dicen que esta es responsabilidad es de los ancianos. Por lo tanto, hablando bíblicamente, el pastor está supuesto a ser un anciano.

El único lugar donde se usa la palabra “pastor”, es en Efesios 4:11:

  • “Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros”.

En el griego, “pastores y maestros” se refieren a una sola persona. Además, ambas palabras están en el masculino.

Bíblicamente, el pastor debe ser un hombre, y usar el término para una mujer, es ir contra el uso bíblico, y aumentan los riesgos de animar a las mujeres a ser pastores y ancianos.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison