¿Es correcto que a un pastor se le pague por ministrar?

warning: call_user_func_array() [function.call-user-func-array]: First argument is expected to be a valid callback, 'nodereference_autocomplete_access' was given in /var/www/carm.org/includes/menu.inc on line 454.

Sí. Es correcto que a un pastor se le pague y reciba dinero por predicar y enseñar el evangelio. Pero no es el tema que se les pague por predicar el evangelio; más bien es el que sea sostenido por el trabajo que el pastor lleva a cabo, de la cual, la predicación en solo una parte. Hay ministros que trabajan más de 50 horas a la semana.  Pero algunos dirán que los pastores no deberían recibir ninguna compensación siguiendo la advertencia de Jesús: “…de gracia recibisteis, dad de gracia.” (Mt 10:8). Aún más, las personas también afirman que los pastores que son, verdaderamente espirituales, deberían rechazar el pago. Estos dos argumentos podrían estar en lo correcto, ¿pero son válidos? Vamos a echar un vistazo. Primero, examinemos el contexto de Mateo 10:8:

  • Mateo 10:5-11: “A estos doce envió Jesús, y les dio instrucciones, diciendo: Por camino de gentiles no vayáis, y en ciudad de samaritanos no entréis, 6 sino id antes a las ovejas perdidas de la casa de Israel. 7 Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado. 8 Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia. 9 No os proveáis de oro, ni plata, ni cobre en vuestros cintos; 10 ni de alforja para el camino, ni de dos túnicas, ni de calzado, ni de bordón; porque el obrero es digno de su alimento. 11 Mas en cualquier ciudad o aldea donde entréis, informaos quién en ella sea digno, y posad allí hasta que salgáis.”

En contexto de lo que dice Jesús, “de gracia recibisteis, dad de gracia”, está tratando con la sanidad del enfermo, resucitar muertos, limpiar los leprosos y echar fuera demonios. Lo que es interesante, es que en los siguientes dos versículos, donde Jesús dice que, “no os proveáis de oro, ni plata, ni cobre en vuestros cintos”, agrega, “porque el obrero es digno de su alimento.” La implicación es que aquellos que están predicando el evangelio y llevando el ministerio que Cristo les ha dado, deberán ser sostenidos por aquellas personas a quienes ellos ministrarían. Además, al mirar versículos similares, encontramos el mismo mensaje. Consideremos, Lucas 9:1-5:

  • “Habiendo reunido a sus doce discípulos, les dio poder y autoridad sobre todos los demonios, y para sanar enfermedades. 2 Y los envió a predicar el reino de Dios, y a sanar a los enfermos. 3 Y les dijo: No toméis nada para el camino, ni bordón, ni alforja, ni pan, ni dinero; ni llevéis dos túnicas. 4 Y en cualquier casa donde entréis, quedad allí, y de allí salid. 5 Y dondequiera que no os recibieren, salid de aquella ciudad, y sacudid el polvo de vuestros pies en testimonio contra ellos.”

Jesús les dijo a los discípulos que aceptaran el apoyo ofrecido a ellos en su ministerio. O sea, ellos entrarían en una casa y permanecerían ahí. Si a ellos formalmente no se les pagaba, entonces, deberían darles posada y alimentarlos. ¿Podremos concluir que los ministros de la Palabra deberían permanecer con las personas a quienes les predican y ser sostenidos por ellos? En lo absoluto. Jesús les estaba diciendo a los discípulos que creyeran en Dios en la medida en que ministraban. De hecho, encontramos que cuando Jesús estaba llevando a cabo Su ministerio terrenal, Él y Sus discípulos contaban con una bolsa de dinero y de la cual desafortunadamente, Judas robaba:

  • Juan 12:6: “Pero dijo esto, no porque se cuidara de los pobres, sino porque era ladrón, y teniendo la bolsa, sustraía de lo que se echaba en ella.”
  • Juan 13:29: “Porque algunos pensaban, puesto que Judas tenía la bolsa, que Jesús le decía: Compra lo que necesitamos para la fiesta; o que diese algo a los pobres.”

En Mateo 10:9, Jesús dice: “No os proveáis de oro, ni plata, ni cobre en vuestros cintos…”, sin embargo, un cambio interesante en la enseñanza de Jesús puede ser visto en Lucas, cuando posteriormente en Su ministerio le dijo a los discípulos:

  • Lucas 22:35-38: “Y a ellos dijo: Cuando os envié sin bolsa, sin alforja, y sin calzado, ¿os faltó algo? Ellos dijeron: Nada. 36 Y les dijo: Pues ahora, el que tiene bolsa, tómela, y también la alforja; y el que no tiene espada, venda su capa y compre una. 37 Porque os digo que es necesario que se cumpla todavía en mí aquello que está escrito: Y fue contado con los inicuos; porque lo que está escrito de mí, tiene cumplimiento. 38 Entonces ellos dijeron: Señor, aquí hay dos espadas. Y él les dijo: Basta.”

¿Por qué el cambio? Porque los discípulos pronto estarían sin el Señor y ellos tendrían que confiar en la provisión de Dios por medio de las personas, y no a través de Jesús, durante el trabajo de predicación del evangelio que estaba al frente de ellos.

¿Qué dice Pablo?

Pablo tiene muchas enseñanzas acerca del seguir a Cristo y del dinero. Echemos un vistazo:

  • 2ª Tesalonicenses 3:9-10: “no porque no tuviésemos derecho, sino por daros nosotros mismos un ejemplo para que nos imitaseis.10 Porque también cuando estábamos con vosotros, os ordenábamos esto: Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma.”
  • 1ª Timoteo 5:17-18: “Los ancianos que gobiernan bien, sean tenidos por dignos de doble honor, mayormente los que trabajan en predicar y enseñar. 18 Pues la Escritura dice: No pondrás bozal al buey que trilla; y: Digno es el obrero de su salario.”
  • 1ª Corintios 9:3-18: “Contra los que me acusan, esta es mi defensa: 4 ¿Acaso no tenemos derecho de comer y beber? 5 ¿No tenemos derecho de traer con nosotros una hermana por mujer como también los otros apóstoles, y los hermanos del Señor, y Cefas? 6 ¿O sólo yo y Bernabé no tenemos derecho de no trabajar? 7 ¿Quién fue jamás soldado a sus propias expensas? ¿Quién planta viña y no come de su fruto? ¿O quién apacienta el rebaño y no toma de la leche del rebaño? 8 ¿Digo esto sólo como hombre? ¿No dice esto también la ley? 9 Porque en la ley de Moisés está escrito: No pondrás bozal al buey que trilla. ¿Tiene Dios cuidado de los bueyes, 10 o lo dice enteramente por nosotros? Pues por nosotros se escribió; porque con esperanza debe arar el que ara, y el que trilla, con esperanza de recibir del fruto. 11 Si nosotros sembramos entre vosotros lo espiritual, ¿es gran cosa si segáremos de vosotros lo material? 12 Si otros participan de este derecho sobre vosotros, ¿cuánto más nosotros? Pero no hemos usado de este derecho, sino que lo soportamos todo, por no poner ningún obstáculo al evangelio de Cristo. 13 ¿No sabéis que los que trabajan en las cosas sagradas, comen del templo, y que los que sirven al altar, del altar participan? 14 Así también ordenó el Señor a los que anuncian el evangelio, que vivan del evangelio. 15 Pero yo de nada de esto me he aprovechado, ni tampoco he escrito esto para que se haga así conmigo; porque prefiero morir, antes que nadie desvanezca esta mi gloria. 16 Pues si anuncio el evangelio, no tengo por qué gloriarme; porque me es impuesta necesidad; y ¡ay de mí si no anunciare el evangelio! 17 Por lo cual, si lo hago de buena voluntad, recompensa tendré; pero si de mala voluntad, la comisión me ha sido encomendada. 18 ¿Cuál, pues, es mi galardón? Que predicando el evangelio, presente gratuitamente el evangelio de Cristo, para no abusar de mi derecho en el evangelio.”

Note que Pablo nos dice varias cosas: En 2ª Tesalonicenses 3:9-10 dice que “Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma…”, y que debemos imitarlo. En 1ª Timoteo 5:17-18, Pablo menciona, como los ancianos son tenidos “de doble honor” porque “mayormente… trabajan en predicar y enseñar…”Pero el contexto parece sugerir un pago monetario ya que dice: “Digno es el obrero de su salario”. En 1ª Corintios 9:3-18, se nos pregunta: “¿Quién fue jamás soldado a sus propias expensas?... ¿O quién apacienta el rebaño y no toma de la leche del rebaño?” Finalmente en 1ª Corintios 9:14, Pablo claramente dice: “Así también ordenó el Señor a los que anuncian el evangelio, que vivan del evangelio.” ¿Puede existir una declaración tan clara apoyando la idea de que un pastor puede de hecho, ser pagado por su trabajo ministerial?

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison