¿Es correcto tener amigos pecadores que no son cristianos?

Por, Matt Slick

Sí, es correcto tener amigos no cristianos. Sin embargo, no queremos que la amistad con nuestros amigos estorbe nuestra comunión con Dios. Si tenemos amigos que nos animan a tener una conducta pecadora, necesitamos entonces, tener mucho cuidado. Necesitamos asegurarnos de no comprometer nuestra fe. Esto podría significar no tener más amistad con ellos, o simplemente hablarles acerca de lo que Ud. puede o no hacer. Claro está que en este caso Ud. necesita ser cuidadoso y amoroso. Además, podríamos querer tener amigos no cristianos para compartir con ellos acerca del Evangelio para que así, puedan ser salvos.

Nuestro modelo deberá seguir la revelación bíblica. Vamos a echar un vistazo a lo que Dios hizo. ¿Cómo fue Él en Su relación con no creyentes?

  • Mateo 11:19: "Vino el Hijo del Hombre que come y bebe, y dicen: ¡He aquí un hombre comilón y bebedor de vino, amigo de publicanos y pecadores! Pero la sabiduría es justificada por sus obras".

En el versículo anterior, Jesús fue acusado de ser “comilón y bebedor de vino, amigo de publicanos y de pecadores”. El simple hecho es que Jesús, aparentemente, mantenía compañía con no creyentes. Esto no significa que Jesús estaba pecando o que estaba siendo comilón y bebedor. El punto es que Él andaba en la compañía de ellos desde el momento en que lo acusan de ser como ellos.

  • Lucas 5:29-32: "Y Leví le hizo un gran banquete en su casa. Y había un gran número de publicanos y otros que estaban reclinados a la mesa con ellos. 30 Y los fariseos y sus escribas murmuraban contra sus discípulos, diciendo: ¿Por qué coméis y bebéis con los publicanos y pecadores? 31 Respondiendo Jesús, les dijo: Los que están sanos no tienen necesidad de médico, sino los que están enfermos. 32 No he venido a llamar a justos, sino a pecadores al arrepentimiento".

En este pasaje, Jesús va a casa de Leví donde había publicanos y pecadores. Un publicano o recolector de impuestos era un judío que trabajaba en Israel colectando impuestos para el gobierno romano. Eran tan odiados por los judíos que tenían su propia categoría. Piense acerca de esto: Habían “pecadores” y “publicanos/recolectores de impuestos”.

Estas personas vilipendiadas y con frecuencia odiadas, se encontraban, aparentemente, como conocidos del mismo Jesús. A Él no le importaba rodearse de ellos, pero tenemos que entender algo muy importante que Jesús dijo: "No he venido a llamar a justos, sino a pecadores al arrepentimiento" (Lucas 5:32). Los que se creían justos, eran los “santurrones”, que estaban demasiado ciegos para reconocer sus propios pecados. Jesús estaba diciendo que hablaba a los pecadores, aquellos que sí tenían necesidad de Él, aquellos que reconocían su necesidad de ser librados del pecado.

  • Juan 2:1-2: "Al tercer día hubo una boda en Caná de Galilea, y estaba allí la madre de Jesús. 2 Y también había sido invitado a la boda Jesús con sus discípulos".

Finalmente, en este pasaje, vemos que Jesús fue invitado a las bodas. Muchas personas se encontraban presentes y podemos estar seguros que había personas presentes que eran “menos que santificadas”. De hecho, en la esta boda, Jesús realizó Su primer milagro donde cambió agua por vino. Jesús no se consideraba tan santurrón como para no beber, ir a bodas donde estaban los no creyentes o pasar un rato con personas que eran catalogadas como pecadores.

Por lo tanto, es correcto que los cristianos tengan amigos no cristianos. Pero debemos ser cuidadosos de no comprometer nuestro testimonio. Jesús era, de hecho, Dios en carne (Juan 1:1; Colosenses 2:9), nosotros no. Tenemos una naturaleza caída y pecadora y debemos tener cuidado de no usar nuestra libertad para tener amigos no creyentes como medio por el cual comprometer nuestra santidad delante de Dios.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison