¿Es Jesús el Dios hombre?

Por, Matt Slick

El 16 de abril de 2015, debatí con un musulmán de nombre, Shadid Lewis acerca del tema, “¿Es Jesús el Dios hombre?”. A continuación está mi declaración de inicio que leí en mi introducción.

Vídeo del debate en YouTube (inglés)

___________________________________________

¿Es Jesús el Dios hombre? La respuesta cristiana y bíblica, es sí. Él lo es. Ahora, cuando usamos la frase, “Dios hombre”, estamos diciendo que Jesús como la persona de Cristo, tiene dos naturalezas distintas. Con esto, estamos diciendo que Jesús es tanto divino como humano. En la teología cristiana, a esta unión, la llamamos unión hipostática.

De esta forma, y desde la perspectiva teológica cristiana, se afirma, que Jesús es tanto divino como humano. Esta enseñanza es tan fundamental para la fe cristiana, que cualquiera que la niegue no puede considerarse un verdadero cristiano y morirá en sus pecados: “Por eso os he dicho que en vuestros pecados moriréis. Si no creéis que Yo Soy, en vuestros pecados moriréis” (Juan 8:24).

Ahora, los musulmanes dicen que no es posible que Jesús sea, tanto divino como humano. Pero ellos no tienen problemas en aceptar la idea de que –y en esto no tienen problemas– la palabra eterna y divina de Alá se convirtió, por así decirlo, carne en el Corán escrito. Así, el concepto de la divina palabra de Alá entrando a nuestro mundo no es extraña para ellos… y claro está, no se necesitó de compañera o consorte para que tal manifestación ocurriera.

Una vez más, la doctrina de la unión hipostática, de que en la sola persona de Cristo se encuentra la naturaleza divina y humana, se encuentra en muchas de las Escrituras. Echemos un vistazo.

  • Colosense 2:9: “Porque en Él (en Jesús) vive corporalmente toda la plenitud de la Naturaleza Divina”.

La palabra “divina” significa la cualidad de ser divino. En este versículo, vemos que tanto la naturaleza divina como la humana de Jesús están demostradas. Una vez más, esto es llamado la unión hipostática, dos naturalezas distintas en la sola persona de Cristo.

Pero Colosenses 2:9 no es el único lugar donde se enseña esta verdad. Existen otros versículos que le quiero mostrar, pero antes de hacerlo, necesito citar al Sr. Lewis.

Yo miré el debate que él tuvo con el Dr. James White. El tema de ellos era, “¿Es Jesús Cristo el Todopoderoso Altísimo?” En el minuto 43:28, Shadid dijo:

  • “… miramos lo que otros han dicho. Así, por ejemplo… lo que otros dicen acerca de Jesús. Aquellos que lo vieron a Él desde el principio. Aquellos que fueron los primeros. No las cosas que se desarrollaron después con la iglesia. Pero lo que la Biblia suya dice es lo que tomo como de los primeros seguidores. Lo que ellos, cuando vieron a Jesús hacer milagros. Cuando lo escucharon hablar a Él, ¿qué dijeron ellos?” 1

Shadid nos dice, que necesitamos ver lo que fue dicho acerca de Jesús de aquellos que estuvieron con Él desde el principio. Estoy totalmente de acuerdo. Esto significa que cuando buscamos aprender acerca de la persona de Cristo, debemos primero ir a la Biblia, no al Corán. Por lo tanto, haré exactamente eso, y volver a la Biblia, al apóstol Juan quien caminó y habló con Jesús por tres años y medio como Su discípulo. Esto fue lo que él escribió.

  • Juan 1:1, 14: “En un principio era el Logos, y el Logos estaba ante Dios, y Dios era el Logos. 14 Y el Logos se hizo carne, y tabernaculizó entre nosotros, y contemplamos su gloria (gloria como del Unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad”.

En los anteriores versículos, vemos que el Logos (la Palabra), el cual era Dios, fue hecho carne. Vemos las dos naturalezas de Cristo, el Logos y la carne, lo divino y lo humano. Por esto, Juan el apóstol enseña lo que conocía personalmente de Jesús. Permítame citar nuevamente a Shadid con relación a dónde debemos ir primero para aprender acerca de Jesús.

  • “Aquellos que fueron los primeros. No las cosas que se desarrollaron después con la iglesia. Pero lo que la Biblia suya dice es lo que tomaré como los primeros seguidores. Lo que ellos, cuando vieron a Jesús hacer milagros. Cuando lo escucharon hablar a Él, ¿qué dijeron ellos?”.

Buena pregunta Sr. Lewis, ¿qué dijeron ellos? Ellos dijeron que Jesús es tanto divino como humano.

Así, voy ahora al evangelio de Mateo y Juan, los cuales fueron escritos por dos de los mismos discípulos de Jesús. Caminaron con Él, y lo conocieron personalmente. Y para ayudar a los musulmanes que están escuchando, permítanme referirme al Corán, el cual dice en Surah 3:65 que el evangelio fue revelado después de Abraham (Surah 3:65) y en Surah 57:27 dice que a Jesús le fue dado el evangelio. Además, Surah 6:34 dice que, “las palabras de Allah son inalterables”. Y en Surah 18:27 se afirma que, “No hay quien pueda tergiversar Sus palabras…”

Ciertamente deseo que el Sr. Lewis no piense que Jesús presentó un falso evangelio a los discípulos o que los mismos discípulos alteraron las palabras de Dios, o que los discípulos de Cristo reverenciaban los documentos sagrados de la Escritura de la forma como los musulmanes reverencian El Corán hayan, de alguna forma, manejado, y así, alterar las palabras de Dios en contradicción a Surah 6:34 y 18:27, las cuales dicen que las palabras de Allah no pueden ser tergiversadas.

Por lo tanto, echemos un vistazo a dos de los discípulos quienes caminaron con Él, quienes le vieron llevar a cabo milagros y estuvieron con Él desde el principio, así como Shadid dijo que deberíamos hacer.

  • Mateo 1:23: “He aquí, la virgen quedará encinta y dará a luz un hijo, Y le pondrán por nombre Emmanuel, Que interpretado es: Dios con nosotros”.
  • Mateo 25:31-33: “Y cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los ángeles con Él, entonces se sentará en su trono de gloria, 32 y serán reunidas delante de Él todas las naciones, y los apartará unos de otros como el pastor separa las ovejas de las cabras: 33 Colocará las ovejas a su derecha, y las cabras a la izquierda”.
  • Juan 1:1, 14: “1 En un principio era el Logos, y el Logos estaba ante Dios, y Dios era el Logos. 14 Y el Logos se hizo carne, y tabernaculizó entre nosotros, y contemplamos su gloria (gloria como del Unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad”.
  • Juan 5:18: “Y por esto más procuraban los judíos matarlo, porque no sólo quebrantaba el sábado, sino también decía que Dios era su propio Padre, haciéndose igual a Dios”.
  • Juan 10:27-28: “Mis ovejas oyen mi voz, y Yo las conozco, y me siguen, 28 y Yo les doy vida eterna, y no perecerán jamás, y nadie las arrebatará de mi mano”.
  • Juan 20:28: “Respondió Tomás y le dijo: ¡Señor mío y Dios mío!”.
  • Juan 21:17: “Le dice la tercera vez: Simón, hijo de Juan, ¿me quieres? Pedro se entristeció de que la tercera vez le preguntara: ¿me quieres?, y le dijo: Señor, Tú lo sabes todo; Tú conoces que te quiero. Le dice: Apacienta mis ovejitas”.

En los anteriores pasajes, vemos que Jesús es Emmanuel, “Dios con nosotros”. Él es el juez de toda la humanidad, la divina Palabra la cual era Dios y se hizo carne. Él es quien da vida eterna. Jesús es llamado Dios por Tomás, lo cual, no es negado por Jesús. Y Pedro dijo que Él sabía todas las cosas, lo cual, tampoco fue negado por Jesús.

Al usar la metodología aplicada por el mismo Sr. Lewis, he ido a los primeros seguidores de Jesús: Mateo, Juan, Tomás y Pedro. De hecho, esto es lo que el Corán dice que debemos hacer también...

  • Surah 5:47: Que la gente del Evangelio (Injeel) decida según lo que Alá ha revelado en él. Quienes no decidan según lo que Alá ha revelado ésos son los perversos.

La palabra “evangelio” es, “injeel”, y de acuerdo al Corán, es el evangelio revelado a Jesús.

  • Surah 57:27: Después de ellos enviamos a Nuestros Mensajeros. A Jesús ('Iesa), hijo de María (Maryam), le revelamos el Evangelio (Injeel), e infundimos en los corazones de quienes le siguieron la compasión y la misericordia…

Sólo espero que los musulmanes crean en Jesús tanto como los cristianos lo hacen. Para los musulmanes, Jesús es un simple profeta; para los cristianos es profeta y mucho más. Para los musulmanes Jesús es un hombre, para los cristianos es hombre y Dios. Es como cuando un musulmán dice que el Corán es un libro y más.

El Hijo, Jesús, se revela desde el Antiguo Testamento y se encarna en el Nuevo. Es revelado en tipologías en el Antiguo Testamento y en el Nuevo es, totalmente real. En el Antiguo Testamento Dios dijo en Zacarías 12:10: “Y derramaré sobre la casa de David y sobre los habitantes de Jerusalem espíritu de gracia y de oración, y me mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por causa del unigénito, y se afligirán por Él como quien se aflige por el primogénito”.

Y en Isaías 7:14: “Por tanto, Adonay mismo os dará señal: He aquí, la virgen quedará encinta y dará a luz un hijo”.

Como ya afirmé anteriormente, Mateo 1:23 nos dice que la palabra “Emmanuel” significa, “Dios con nosotros”.

Nuevo Testamento

Así, me volveré a las Escrituras del Nuevo Testamento que mencionan la deidad de Cristo.

En Hechos de los Apóstoles, leemos el registro de Jesús hablándole a un hombre llamado Ananías acerca del apóstol Pablo. Jesús se le había aparecido a Pablo cuando aún se le conocía como Saulo diciéndole: “Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?” (Hechos 9:4). Jesús envió a Saulo a Ananías. Pero éste, tuvo temor de Saulo ya que había estado persiguiendo a la iglesia. Jesús entonces se le aparece a Ananías y le dice con respecto a Saulo…

  • “…Ve, porque instrumento de elección me es éste para llevar mi nombre delante de las naciones, y también de reyes, y de los hijos de Israel” (Hechos 9:15).

Así, vemos a Jesús mismo escogiendo a Pablo como Su propio apóstol. De hecho, en 1ª Corintios 9:1, Pablo defiende su apostolado al afirmar que había visto al Señor Jesús resucitado, algo que Mahoma nunca afirmó. Por lo tanto, debido a que Pablo fue aprobado por el mismo Señor, regresaré nuevamente a lo que Pablo tiene que decir en sus epístolas.

Anteriormente había citado Colosenses 2:9, donde Pablo dice: “Porque en Él (en Jesús) vive corporalmente toda la plenitud de la Naturaleza Divina”. Pablo también en Tito 2:13 les dice a los cristianos que, “aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesús el Mesías”.

Claramente, el apóstol Pablo enseñó que Jesús era divino, de la misma forma como el apóstol Tomás lo reconoció en Juan 20:28 como su Dios y como su Señor (“Respondió Tomás y le dijo: ¡Señor mío y Dios mío!”). Para hacer nuevamente claridad en esto, Tomás fue uno de los primeros seguidores de Jesús. Él fue Su discípulo. Recuerde que Shadid dijo que necesitamos mirar a los primeros seguidores de Jesús y ver lo que ellos dijeron. Y esto es, exactamente lo que estoy haciendo.

Ahora bien, el Sr. Lewis, en sus debates y discusiones acerca de la persona de Jesús, ha recurrido al Nuevo Testamento, De igual forma yo. Pero él lo cita de una forma selectiva. Él cita solo las Escrituras que hablan de la humanidad de Cristo e ignora el resto. Él no ha usado todas las Escrituras sobre este tema.

Pero yo también he sido selectivo y he citado versículos que apoyan la deidad de Cristo. Y esto se debe a que no estamos debatiendo la humanidad de Cristo. Más bien, estamos debatiendo Su divinidad. Ambos estamos de acuerdo en que Jesús es humano, por lo tanto, no es necesario que se me mencionen los versículos que hablan de Su humanidad. Por lo tanto, en un debate de este tipo, para que el Sr. Lewis aborde apropiadamente la misma Biblia que ha citado tantas veces antes en sus debates, necesita enfrentar los versículos que tratan con la deidad de Cristo. Ignorarlos no hace que ellos simplemente desaparezcan. De hecho, ignorarlos es admitir la derrota en el debate porque permanecerían sin ser mencionados y no serían refutados por él.

Por lo tanto, él necesita utilizar, no sólo los versículos por mí mencionados como Juan 1:1, 14; Colosenses 2:9 y Tito 2:13, sino también Hebreos 1:8, el cual dice:

  • “Pero respecto al Hijo: Tu trono, oh Dios, es por los siglos de los siglos; Cetro de equidad es el cetro de tu Reino”.

Claramente, el Hijo, Jesús, está siendo mencionado como Dios por el mismo Dios Padre. Ahora, esto cae en la doctrina de la Trinidad, la cual es, una doctrina monoteísta, pero este no es el tema de nuestro debate esta noche.

Sin embargo, estoy de acuerdo con Shadid de que Jesús, es un hombre. Pero una vez más, y hablando lógicamente, decir que Jesús es un hombre no significa que Él no pueda ser también divino. Este es un punto importante de la lógica, y una parte importante de este debate. El Sr. Lewis estaría cometiendo un error lógico si fuera a ignorar los versículos que enseñan que Jesús es Dios encarnado y se enfoque solamente en los versículos que muestran Su humanidad. El hecho de que Jesús sea un hombre, no evitaría que Él fuera divino.

Sería como si dijera que el Corán no puede ser la palabra de Dios porque es un libro. Si fuera a enfocarme solamente en sus páginas físicas, y preguntara cómo podría la Palabra de Dios ser sostenida en una mano y colocarla en una repisa, ningún musulmán aceptaría como una refutación de que lo que esta dice, es divina en su contenido. Aún más, si ignoro todo lo que un musulmán levantara para afirmar la revelación divina del Corán y se enfocara sólo en sus atributos físicos, yo estaría por cierto, fallando en abordar todo el tema y no estaría argumentando lógica y totalmente, y fallaría en presentar mi punto.

Lo mismo aplica aquí cuando discutimos la persona de Cristo. La Biblia enseña tanto la humanidad como la divinidad de Jesús, y enfocarse sólo en la humanidad, es dejar de abordar toda la declaración de las Escrituras con relación a Él. Esto sería un error.

Ahora, cuando el Sr. Lewis ataca la deidad de Cristo, de forma ordinaria levanta puntos como que Jesús no puede ser Dios porque Él dijo que el Padre era mayor que Él (Juan 14:28), o que Jesús fue aprobado por Dios (Hechos 2:22), o que la gloria le fue dada a Él (Juan 17:1), o lo que Jesús dice en Juan 8:40: “Pero ahora procuráis matarme, a un hombre que os ha hablado la verdad, la cual oyó de parte de Dios. No hizo esto Abraham”.

Así que, permítame utilizar estos, y los versículos como estos al demostrar primeramente dos conceptos teológicos muy importantes enseñados en la Biblia acerca de Jesús. Estos nos ayudarán a entender porque este tipo de declaraciones son hechas sobre Él.

El primer concepto se encuentra en Filipenses 2:7-8:

  • “sino que se despojó a sí mismo (Jesús) tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; 8 y hallándose en la condición de hombre, se humilló a sí mismo al hacerse obediente hasta la muerte, y muerte de cruz”.

El segundo concepto se encuentra en Gálatas 4:4:

  • •    “Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer, nacido bajo la ley”.

Así vemos de Filipenses 2:7 y Gálatas 4:4 que Jesús, “se despojó a sí mismo”, y que además, fue “nacido bajo la ley”. Esto sucedió para que pudiera cooperar con las limitaciones de ser un hombre, vivir una vida perfecta y morir también por nuestros pecados, satisfaciendo así los requisitos legales de la ley de Dios. Todos los que creen en Su sacrificio en la cruz serán limpiados de todos sus pecados.

El Hijo entonces se vacía a Sí mismo, nace de una mujer y bajo la ley. Esto significa que Jesús viviría de acuerdo a lo que la ley del Antiguo Testamento requería, debido a que estamos de acuerdo en que es también un hombre. Por lo tanto, Él sería circuncidado al octavo día (Lucas 2:21), participaría de la cena pascual (Juan 2:23) y honraría a Sus padres (Lucas 18:20).

Además y debido a que se vació a Sí mismo y nació bajo la ley, entonces, Dios el Padre estaría en una posición mayor que la de Él (como hombre), lo que explica por qué Jesús dijo que el Padre era más importante que Él (Juan 14:28). A propósito, este versículo es sobre posición, no naturaleza. Sabemos de Hebreos 2:9, que Jesús fue echo un poco menor que los ángeles. Como hombre bajo la ley, Jesús estaba obligado a obrar dentro de Sus restricciones. Por lo tanto, sería aprobado por Dios el Padre (Hechos 2:22). El Padre le daría a Él la gloria (Juan 17:1), y también sería llamado un hombre (Juan 8:40).

Todo esto es, perfectamente consistente con la doctrina cristiana de la Trinidad y la unión hipostática, la cual es, sobre la naturaleza divina como humana en Jesús.

Para que el Sr. Lewis de forma adecuada intente refutar la idea de que Cristo no tiene dos naturalezas, la divina y la humana, él debe usar esos versículos que he mencionado y que muestran la deidad de Cristo. Si no lo hace, entonces, esos versículos permanecen, y así, he presentado mi caso, mientras que él no.

Una vez más, Colosenses 2:9 dice: “Porque en Él (en Jesús) vive corporalmente toda la plenitud de la Naturaleza Divina”. Y el apóstol Juan, quien fuera uno de los primeros seguidores de Jesús dice en Juan 1:1, 14: ““En un principio era el Logos, y el Logos estaba ante Dios, y Dios era el Logos. 14 Y el Logos se hizo carne, y tabernaculizó entre nosotros, y contemplamos su gloria (gloria como del Unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad”.

Recuerde que Shadid dijo que debemos mirar a los primeros seguidores y ver lo que han dicho. Y como recordatorio, Surah 5:47 dice: Que la gente del Evangelio (Injeel) decida según lo que Alá ha revelado en él. Quienes no decidan según lo que Alá ha revelado ésos son los perversos. Y esto es, exactamente lo que estoy haciendo.

Ahora, antes de dar un tributo final a la gloria del Señor Jesús Cristo, quien existe como la Palabra Divina hecha carne, quien llevó nuestros pecados en Su cuerpo en la cruz, y quien murió en esa cruz, y quien resucitó de entre los muertos para que todo aquel que en crea en Él por le sean perdonados todos sus pecados. Permítame volver al Corán el cual dice de Alá:

  • Él es el Principio y el Fin, el Visible y el Escondido. Y es omnisciente. (Surah 57:3).

En este versículo, se dice que Alá es el principio y el fin. Esta es una afirmación directa a la deidad, a la misma naturaleza y esencia del ser de Dios que es atribuida a Alá en el Corán.

A la luz de esto, ahora regreso a Apocalipsis en el Nuevo Testamento. Este libro fue escrito por Juan el apóstol, quien fuera uno de los primeros seguidores de Cristo y quien estuvo con Él desde el principio. Juan registra en este libro a Jesús diciendo:

  • “Cuando lo vi, caí como muerto a sus pies, pero Él puso su diestra sobre mí, diciendo: No temas, Yo soy el Primero y el Postrero, 18 y el que vive, aunque estuve muerto, pero he aquí vivo por los siglos de los siglos, y tengo las llaves de la Muerte y del Hades” (Apocalipsis 1:17-18).

Jesús dijo que Él es el primero y el último. Esta es una afirmación directa de Su deidad, hecha por Jesús mismo. Juan cita a Jesús en este libro que escribió a la iglesia. Juan estuvo con Jesús desde el principio. Recuerde, Shadid ha dicho que se recurra a los primeros seguidores de Jesús. He hecho esto y lo haré dos veces más.

Juan el apóstol de Jesús, nos dijo en Juan 18:6 que cuando los soldados llegaron a arrestar a Jesús en el jardín, antes de Su crucifixión, Jesús les dijo: “Yo Soy”, y ellos cayeron al suelo. ¿Por qué? Porque Él es Dios en carne y el poder de Su proclamación era muy grande para ser manejada.

Cuando Jesús regrese, todos también, caeremos al suelo en Su presencia.

En Apocalipsis 1:8 Jesús dijo: “Yo soy el Alfa y la Omega, dice el Señor Dios, el que es, y que era, y que está viniendo, el Todopoderoso”.

Los cristianos caerán al suelo y adorarán al Todopoderoso en agradecimiento. El resto caerá en temor de juicio.

Sea cuidadoso en no negar lo que Jesús dice acerca de Sí mismo como el Todopoderoso porque si lo hace, perecerá.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

  • 1. Los errores gramaticales son originales a la citas, tal y como ocurren durante el habla normal.

 

 

 

 
 
CARM ison