¿Es la masturbación equivocada?

La Biblia no habla acerca de la masturbación. Esto parece algo extraño considerando que es un evento entre humanos, extraño y frecuente. Y dado que Levítico tiene mucho que decir acerca de la sexualidad, uno podría pensar que es natural que el tema fuera mencionado. Pero no es así. La masturbación no está declarada específicamente como pecado. Sin embargo, debemos ser cautelosos para declarar cuándo, algo es o no pecaminoso, particularmente, cuando Dios no lo ha mencionado. Por lo tanto, tenemos que derivar principios acerca de temas sexuales relacionados y ver si podemos sabiamente aplicarlos al tema de la masturbación.

Primero que todo, el sexo fue creado por Dios con propósitos de procrear, de disfrutarlo físicamente y para ser llevado a cabo intimamente entre un esposo y su esposa. En este contexto, el acto sexual está destinado a que ocurra en una relación matrimonial saludable entre esposo y esposa, en pureza y santidad. En contraste a esto, la masturbación es la estimulación propia hasta el punto de liberación sexual no ofrecida al esposo/a la esposa. Parecería ser la masturbación es una negación dentro del diseño sexual de Dios para las parejas. ¿Pero es pecaminosa? Una vez más, responder esta pregunta es difícil ya que la Biblia no la declara como pecado. Sin embargo, sí existe un principio de pureza que es obviamente verdadero. ¿Encaja la masturbación bajo la categoría de pureza?

Podemos decirlo con seguridad. Si la masturbación involucra fantasías sexuales y/o pornografía, entonces, ésta, ciertamente no es pura y es muy pecaminosa. La Biblia enseña claramente que nuestras mentes son tan importantes para Dios como nuestros cuerpos y que debemos mantenerlos puros. Jesús dijo en Mateo 5:27-28: “Oísteis que fue dicho: No cometerás adulterio. 28Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón.” Jesús nos está diciendo que tener pensamientos lascivos es pecado. Por lo tanto, la masturbación, la cual involucra fantasías sexuales es, sin duda, pecaminosa.

Pero esta trae a colación el tema de un(a) esposo(a) masturbándose mientras piensa en él/ella. ¿Es esto pecaminoso? Una vez más y debido a que la Biblia no lo declara, ¿podemos hacerlo nosotros? Digamos que una esposa está incapacitada por un accidente y está en el hospital por un largo período de tiempo, ¿sería correcto que el esposo se masturbe pensando solamente en su esposa para aliviar la tensión sexual? Una vez más, sin una declaración específica de la Escritura es difícil declararlo como pecado. De otro lado, su cuerpo no le pertenece a él/ella y es sólo para la esposa/el esposo y no se deberán dejar de dominar de ninguna cosa (1 Co 6:12). Pero de otro lado, ella no se encuentra disponible, ¿sería su masturbación pecaminosa si la comete pensando sólo en ella? No puedo afirmar esto con seguridad.

De otro lado, ¿podría ser que si alguien se masturba sin ninguna fantasía sexual de ninguna clase, está entonces, en pecado? Una vez más, esto es difícil de responder. Pero debido a que la Biblia no lo condena o no lo permite, ¿podemos hacer afirmaciones dogmáticas? Aún más: ¿Qué sucedería si una persona se masturba para reducir la urgencia sexual en un intento de no cometer fornicación? Ciertamente, la fornicación en sí, sería pecado y la masturbación sería preferible en este ejemplo. ¿Pero significa esto que la persona estaría siendo dominada por la carne? Si es así, entonces, sería un acto equivocado. ¿Pero qué significa esto entonces? ¿Que una auto liberación sexual es aceptable si esta evita la fornicación? Una vez más y debido a que la Biblia no declara la masturbación como pecado, no puedo, de ninguna manera, afirmarlo.

Vamos a mirar algunos versículos que hablan de la moralidad sexual los cuales comentaré uno a uno.

  • 1ª Corintios 6:18: “Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo fornica.”
    • La palabra Griega para “fornicación” es “porneia” la cual significa “relación sexual ilícita”. Por ejemplo, fornicación, homosexualidad, lesbianismo, bestialidad, etc. La palabra Inglesa y Castellana “pornografía” se deriva de esta palabra Griega.
  • Efesios 5:3: “Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aún se nombre entre vosotros, como conviene a santos;”
    • Una vez más, la palabra para “fornicación” es “porneia”.
  • Colosenses 3:5: “Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría;”
    • Una vez más, la palabra para “fornicación” es “porneia”.
  • 1ª Tesalonicenses 4:2-5: “Porque ya sabéis qué instrucciones os dimos por el Señor Jesús; 3pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación; 4que cada uno de vosotros sepa tener su propia esposa en santidad y honor; 5no en pasión de concupiscencia, como los gentiles que no conocen a Dios;”
    • Una vez más, la palabra para “fornicación” es “porneia”. La referencia en el versículo 4 de “tener su propia esposa en santidad y honor” es tener una esposa para que la fornicación sea así, evitada.

Conclusión

El objetivo de la vida Cristiana es ser puro en pensamiento y en obra. Creo que el tema de la masturbación se refiere a esto. Por lo tanto, que aun cuando la masturbación bajo ciertas circunstancias pueda no ser pecaminosa, el deseo de permanecer puro y santo es lo que tiene que mover al Cristiano para evitarla. En su lugar, él/ella deberá buscar dominar su cuerpo y no ceder a sus deseos. La lucha contra la masturbación puede ser una lección en el control del cuerpo el cual puede tener grandes beneficios espirituales. Tal vez Dios no mencionó la masturbación en la Biblia debido a que Él está consciente de nuestras tendencias pecaminosas, nuestras situaciones, dificultades, etc., y desea que busquemos santidad y pureza para dominar nuestra propia carne. Si Dios no ha declarado que es pecado, entonces, podemos estar seguros de que abusaríamos del acto y nos podríamos convertir en esclavos de éste.

Sin embargo, si Usted está atado por la masturbación y lucha contra ésta porque lo domina, entonces, necesita ir continuamente a la Cruz y pedirle al Señor que lo perdone. Ore y pídale también al Señor que le provea con un(a) esposo(a) para que así no caiga en las ataduras de la carne.

¿Qué hay acerca de Onán en Génesis 38:9?

Algunos citan erróneamente a Onán en Génesis 38:9 el cual cuando se llegaba a la mujer de su hermano, vertía la semilla en tierra, como justificación para la masturbación. Pero esto es un error ya que no está tratando con la masturbación.

“Y sabiendo Onán que la descendencia no había de ser suya, sucedía que cuando se llegaba a la mujer de su hermano, vertía en tierra, por no dar descendencia a su hermano.” (Gn 38:9).

Una vez más, esto no trata acerca de masturbación; es acerca de no darle descendencia a Tamar, la viuda de su hermano y no cumplir con la tarea de criar los hijos de su hermano. Al rehusar su obligación, él pecó.


Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison