¿Es la reencarnación una doctrina lógica?

Abordar toda la teoría de la reencarnación o Metempsicosis, es casi imposible, ya que muchas culturas antiguas y modernas la han adoptado como creencia. Sin embargo un breve estudio de esta doctrina nos dirá que proviene de antiguas filosofías hinduistas, chinas, persas, babilónicas, egipcias, budistas, etc., que luego fueron adaptándose poco a poco en las filosofías occidentales. Ahora, las filosofías griegas y budistas, enseñan el eterno renacer del “alma”, sea en estado humano o animal y este estado se basa en las obras y conductas del cuerpo anterior, lo que traerá "satisfacción", en una vida futura o "pago" como un ser de menores condiciones. Este ciclo de una continuidad en la vida futura, es comúnmente llamado Karma; además, el mismo se encuentra arraigado en el aspecto evolucionista, pues es su panacea como “prueba” para avanzar a mejores formas de vida. Es de anotar, que las demás filosofías reencarnacionistas son similares con unas cuantas variantes respecto a tiempo y/o espacio.

Su influencia en el mundo occidental se ha implantado desde la década de los 60, particularmente por el movimiento de la Nueva Era, los Hare Krishna en 1975,  entre 1378 y 1484 con los Rosacruces y estaba incluida en la Teosofía en 1875, etc..., y peor aún, en movimientos que se dicen “cristianos” influidos principalmente por personas como Geddes MacGregor, John Hick, William Arteaga, etc. Se ha llegado incluso a afirmar que esta doctrina está en la Biblia y que puede coexistir dentro de la ortodoxia histórica cristiana. Lo que nos hace preguntar: ¿Es esta doctrina realmente Bíblica, o simplemente es una mala interpretación o tergiversación, que suele ser acomodada en versículos fuera del contexto? Antes de responder a la pregunta vale la pena hacer un breve intervalo y decir que a pesar que esta doctrina no tiene sentido, (pues no tiene base Bíblica ni lógica), es aceptada por muchos, lo que nos lleva a preguntarnos: ¿Tiene la reencarnación lógica? La respuesta es, un absoluto no. Veamos las siguientes razones:

Primero: ¿De dónde surge la primera deuda kármica de la reencarnación?

No es suficiente asignar, reasignar y volver a asignar en un número infinito la culpa a vidas pasadas,  ya que eso nunca llegaría a resolver el problema del mal, solo crearía un círculo vicioso en donde solamente se puede esperar que haya alguien o algo eterno como Dios que origine la deuda kármica, o peor aún, que sea el mismo Dios quien la origine.

Ahora bien, si el Karma es un cautiverio y las buenas obras del “buen Karma”  atan a la persona a la rueda de la transmigración, ¿cuándo puede un alma “pura” supuestamente ser libre para desarrollarse libremente en consagración al Bhagwan, o fusionarse al Brahman y hacerse uno con el Uno si siempre estará atada a dicha rueda sin importar su  buena conducta?, De ser así no habría la más mínima importancia en tratar de volver a ser perfecto ya que el círculo vicioso nunca se cerraría, lo cual haría no solo ilógica, sino imposible esta doctrina.

Segundo: Si una persona es castigada o recompensada según lo que haya hecho sea bueno o malo, ¿Cuál sería el estándar moral para determinar lo que es bueno y lo que es malo?

Mark Satin en su ética de la Nueva Era dice que,  “…el autodesarrollo  repercute en la reencarnación para así sobrevivir a lo que el llama la ‘estructura del universo…”, pero, ¿será que se le puede creer objetivamente? No. Y la razón es, que Allan Watts vocero del budismo Zen, nos dice que, “ningún principio de conducta debe ser aceptado absolutamente sino voluntariamente”. Lo que presenta un mayor problema para la reencarnación.

C.S Lewis nos dice:

  • “… El principio valorativo para ambas es diferente, es más, uno las compara con una ‘Moralidad real’, reconociendo que existe algo como lo ‘Bueno real’, independiente de lo que la gente piense…”

Norman Geisler dice:

  • “…A menos que algo sea bueno absolutamente, nada puede ser real y efectivamente bueno; si nada es bueno, (o malo), entonces el karma no tiene por qué castigar a nadie”.

Igualmente podemos incluir que la reencarnación no tiene ningún balance moral en su forma de juicio, pues si alguien de niño fue perverso y de adulto fue “buena gente”, la pregunta sería: ¿Cómo juzgar a esta persona si en su vida retrocedió y avanzó en su conducta moral? De ser así el Karma y el samsara, (nacimiento y renacimiento), quedarían eliminados, ya que una sola vida bastaría tanto para acabarla y así mismo poderla arreglar. Peor aun si reencarnamos como animales (herencia de la filosofía Platónica), ¿qué “pecado” puede ser encontrado en esa forma de vida guiada por el instinto, para pagarlo en otra vida?

Tercero: Ian Stevenson parasicólogo por más de 40 años afirmó que:

  • La idea de la reencarnación puede ayudar a entender asuntos como las fobias, las venganzas, la confusión sexual entre otros...

Sin embargo, las experiencias “pasadas” dadas bajo la regresión hipnótica o la memorización espontánea, son solamente subjetivas y no son verificables, por lo que no demuestran la reencarnación. Además  de esto muchos gurús o maestros orientales las rechazan, pues dicen que las propiedades del alma perecen junto con la muerte, por lo que no existe ninguna “vuelta al mundo”, (técnica usada por los hipnotistas para traer el recuerdo de una vida pasada), ya que el simple hecho de recordar cosas en hipnosis  por la conciencia alterada, (Criptoamnesia), o por el inconsciente colectivo, no aprueba en nada esta doctrina sino simplemente un caso de manipulación al subconsciente. Incluso ha habido varios fraudes en sesiones de hipnosis tales como los casos de la Dra. Wambach, Ruth Simmons, (“Bridey Murphy”), Shankar, James  Hudson  entre otros. A veces se trata de una posesión demoniaca conocida por los reencarnacionistas como los “hermanos espaciales”, (o “extraterrestres”), pero que en realidad son espíritus demoniacos que se presentan como familiares o están familiarizados con el árbol genealógico, de cultura, de costumbres, de tradiciones etc.…y lo que la Biblia nos tiene estrictamente prohibido es entrar en contacto con estos seres.

Cuarto: La reencarnación viola la ley lógica de la identidad, (algo es lo que es y no es lo que no es), por lo que  un perro es un perro y no un gato. Igualmente si un estado es humano no es lógico que en “otra” vida sea animal o incluso vegetal ya que cada individuo posee factores únicos e irrepetibles, es decir el ser como ente individual posee alma, espíritu y cuerpo por lo que no pueden ser “fotocopiados” en otra vida, y menos en una forma  animal o vegetal y aun así seguir siendo el mismo ser, (al menos en lo espiritual).  Desde la perspectiva que se quiera ver esta doctrina no solo viola el principio Bíblico del personalismo sino a la escuela del pensamiento más grande de todas: la lógica.

Pensamientos Contradictorios de los Reencarnacionistas

Primero: Alan Kardec, dice:

  • Es la fuerza, (espiritismo), de todas las religiones, no impuestas por ninguna clase de la sociedad, porque cada uno puede recibir consejos de familiares y amigos más allá de la muerte”.

Respuesta de MIAPIC:

¿Cómo puede un familiar o amigo si ya ha fallecido dar consejos si dicha persona está reencarnada en algún individuo, (probablemente en un tiempo desconocido), o quizá en un animal?

Segundo:El hombre es un dios para los animales ya que una vez los espíritus son dioses entre los hombres”.

Respuesta de MIAPIC:

El ser superior a los animales no nos hace “dios” o “dioses”, no somos perfectos, ni creadores, ni eternos, ni inmutables etc…, si lo fuéramos no habría necesidad de reencarnaciones, ni Karmas, ni vidas futuras.

Tercero:Su espíritu se levantará más rápido si han progresado en la inteligencia”.

Respuesta de MIAPIC:

¿Acaso el samsara, (eterno renacer), depende de la inteligencia y no de una vida pura e integra?, ¿En que estado espiritual están las personas que son inteligentes pero moralmente perversas? ¿Está el coeficiente intelectual por encima de la integridad humana?

Cuarto:La duración del sufrimiento se basa en el tiempo necesario de su existencia”.

Respuesta de MIAPIC:

Si es así, ¿por qué critican el infierno? Si la rueda de transmigración es un infinito cautiverio o sufrimiento,  (pues aun las buenas obras están sujetas a ella), y el infierno también, (pues aun las buenas obras están sujetas a Dios), ¿cuál es entonces la diferencia? Sería totalmente mejor creer en la Obra vicaria que nos redime no solo de las malas obras sino de las buenas (Isaías 64:6), y no en una rueda basada en méritos propios cuyo fin es peor que el infierno.

Quinto:Las instrucciones dadas por los espíritus en los puntos de la doctrina todavía no están claras, no podían ser la ley, ya que fueron cortadas, por lo tanto no deben ser aceptados...”

Respuesta de MIAPIC:

Si no se puede confiar en los espíritus en cuestiones doctrinales, ¿por qué confiar entonces en los “maestros espirituales”? ¿Que garantías tenemos que ellos, (los maestros), no se equivocan en doctrina, mientras los espíritus, (que los guían), se equivoquen?, ¿Cómo podríamos entonces creer en la reencarnación sino hay claridad en sus expositores?

Sexto y último:Sin caridad no hay salvación”.

Respuesta de MIAPIC:

¿Cuál puede ser la salvación de un reencarnacionista? Pues si ni las buenas obras libran de la rueda de la transmigración como vimos anteriormente, entonces, ¿cuál sería esa obra de caridad que haga basada en una expiación personal?

Finalmente, la pregunta a tratar es: ¿Es esta una Doctrina Bíblica?

________________________

Ver Artículos Relacionados:

 

 

 

 
 
CARM ison