¿Es malo que un Cristiano vaya a un casino solo a comer y no a jugar?

El cristianismo no es una religión de reglas, sino de gracia. No podemos complacer a Dios con nuestros intentos de seguir una serie de reglas. Esto fue lo que hicieron los fariseos llevándolos a tener su propia justicia, la cual, fue condenada por Jesús. Sin embargo, Dios ha dado ciertos mandamientos a Su pueblo y aquellos que aman a Dios, deben y desean obedecerle. No existe un mandamiento en la Escritura con relación a donde podamos o no ir, aunque razonablemente podemos asumir que entrar en un sitio el cual nos causaría tentación, sería sino tonto, pecado.

Un alcohólico podría estar pecando si entra a un bar o casino, sabiendo que esto lo tentará. Cualquier cosa hecha sin fe y una clara consciencia es pecado: “…todo lo que no proviene de fe, es pecado.” (Ro 14:23). Uno debe revisar su propia actitud, haciendo todo con una clara consciencia. Algunos tienen problemas debido a una consciencia culpable por casi cualquier razón. Esta persona debe recordar su posición en Cristo; que está bajo Su gracia, no bajo la Ley (Romanos 6:14: “Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia.”). Donde no hay mandamiento de Dios, Él ha dado libertad. Debemos ejercitarla con la total confianza de la gracia de Dios, la cual, es suficiente para nuestra justicia: “No desecho la gracia de Dios; pues si por la ley fuese la justicia, entonces por demás murió Cristo.” (Gá 2:21).

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

________________________

Ver Artículos Relacionados

 

 

 

 
 
CARM ison