¿Es odio hacia los homosexuales?

Por, Rev. Clay Dobbs

El miércoles, 1 de agosto de 2012, muchos se reunieron alrededor del restaurante de pollos en Atlanta, Chick-fil-a. De otro lado, hoy, muchos escogieron boicotear el restaurante y presumiblemente para siempre. Y todo se debió a las declaraciones del director de operaciones, Dan Cathy, de la exitosa cadena de restaurantes, sobre el matrimonio del mismo sexo. Lo que expresó, estaba bien dentro de sus derechos como estadounidense, y razonable para un cristiano. Muchos están boicoteando la cadena, afirmando que las declaraciones fueron intolerantes y odiosas. Como ministro cristiano, quiero informarles, que su postura no es acerca de odiar a los homosexuales individualmente. La postura, es verdaderamente basada en el amor; el amor de Dan Cathy hacia Dios.

Cualquier persona con algo de conocimiento e interpretación adecuada de la Biblia, sabe que Dios está en contra de la homosexualidad. Enfoquémonos en lo que el matrimonio es para Dios. Dios diseñó el matrimonio con papeles particulares para un esposo y una esposa. Como cristianos creemos que cuando alguien empieza a cambiar la fórmula matrimonial, se cambia el producto. La misma verdad aplica para la ciencia y la matemática. Pero las circunstancias son mayores porque se trata de un hombre, o de alguien cambiando la fórmula establecida por Dios. Por lo tanto, nosotros creemos que el matrimonio del mismo sexo (específicamente) y la homosexualidad (generalmente) van contra el plan de Dios. Esa es nuestra creencia. Sí, Ud. encontrará algunos cristianos, ministros y aun, denominaciones muy particulares que no tienen problemas con esa conducta. Pero si ellos lo aceptan, esto no cambiará el plan de Dios.

Sigo escuchando que los cristianos son intolerantes y están llenos de odio. Somos tolerantes con los individuos, sin embargo, nosotros no podemos –con honesta integridad– afirmar la conducta que no es aceptada por Dios. Nosotros sí aceptamos el hecho de que las personas tienen todo el derecho de ser homosexuales. Estoy de acuerdo. Pero si Ud. desea vivir separado de la voluntad de Dios, esa es su decisión. Ser tolerante significa aceptar las creencias de otro aun cuando estas, estén en contra de las suyas. ¿Cuán tolerantes han sido muchos por el punto de vista cristiano sobre el matrimonio? He oído mucho más discurso de odio por parte de los proponentes del matrimonio del mismo sexo, que de Chick-fil-a y sus partidarios (y no estoy diciendo que no pueda existir el odio). El hecho es que, debido a que alguien no esté de acuerdo con sus puntos de vista, no significa que ellos le odien. Los cristianos están llamados a amar a todas las personas; lo que no estamos llamados, es a amar todo tipo de conducta contraria a Dios.

He escuchado a muchos decir que ellos tienen el derecho a casarse con su compañero del mismo sexo. Ellos se agarran de esto, basados en la promesa de la constitución de los Estados Unidos, “la búsqueda de la felicidad”. La búsqueda de la felicidad ha estado siempre limitada por las leyes. ¿Y si alguien encuentra la felicidad disparando en una sala de cine? ¿Les da esto el derecho de hacerlo? Sé que el matrimonio del mismo sexo no lastima a nadie. Asumamos que esto es correcto. Así que, si alguien quiere casarse con su hermana, ¿es correcto? Si un hombre o una mujer quieren tener cinco cónyuges, ¿está esto dentro de sus derechos? Tenemos algunas leyes para protegernos y algunas leyes para guardar algunas normas morales.

Todas las personas sí tienen el derecho a estar casados o a tener una unión civil llevada a cabo en algunos estados de los Estados Unidos. Así que, si esto es tan importante para su vida y su satisfacción, vaya a uno de esos estados y cásese. Ahora se quejará de que ese matrimonio no es reconocido en el estado donde vive. Bien, ¿cuál es su argumento? De hecho, Ud. puede casarse si ese es su objetivo. Si Ud. quiere que sea reconocido en todas partes, eso es diferente. Ud. lo que quiere, es que su estilo de vida sea aceptado. Y muchos convertirán esto en odio  e intolerancia, pero el estilo de vida homosexual nunca será aceptado por los cristianos evangélicos conservadores ortodoxos; y probablemente no será aceptado por los católicos, mormones, testigos de Jehová, musulmanes, judíos ortodoxos, etc. Pero, ¿qué si lo fuera? ¿Estaría su vida satisfecha porque el matrimonio del mismo sexo es aceptado? ¿O seguirá hacia la próxima pelea para su satisfacción?

Creería que el matrimonio del mismo sexo será, eventualmente, legal en nuestro país. Esto es, a menos que los opositores sigan siendo tan francos acerca de este como lo fueron hoy. Me imagino el aislamiento que Chick-fil-a creó en uno  de sus días más exitoso financieramente en su historia. E incluso si toda la sociedad y las leyes dicen que la homosexualidad y el matrimonio del mismo sexo son moralmente aceptables, con todo, nunca lo serán para Dios y para Sus normas. Sin esa aceptación de Dios, las personas nunca encontrarán verdadera plenitud. Como cristianos, creemos que todos tenemos un vacío de Dios que será sólo llenado por Jesucristo.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison