¿Es “una mujer”, una persona específica la que Pablo tenía en mente?

Por, Matt Slick

  • 1ª Timoteo 2:9-15: “Asimismo que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia; no con peinado ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos, 10 sino con buenas obras, como corresponde a mujeres que profesan piedad. 11 La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción. 12 Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio. 13 Porque Adán fue formado primero, después Eva; 14 y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión. 15 Pero se salvará engendrando hijos, si permaneciere en fe, amor y santificación, con modestia”.

Este pasaje de la Escritura es muy importante cuando tratamos el tema de las mujeres pastores y ancianos. Por lo tanto, difícilmente podríamos hacer un análisis del tema, sin analizar este pasaje. Note que en esta sección, está dirigiendo tres cosas importantes a las mujeres: el atavío de sus ropas (v. 9), la conducta de ellas (v. 10), y el aprendizaje (vv. 11-14).

En el v. 9, Pablo inicia con la palabra “asimismo”, la cual significa también, “de igual manera” lo que deberá llamar nuestra atención a lo que estaba hablando previamente:

  • 1ª Timoteo 2:8: “Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar, levantando manos santas, sin ira ni contienda”.

Sigue entonces, el v. 9: ““Asimismo que las mujeres…” Así, estas instrucciones dadas a los hombres en el v. 8 se extienden asimismo a las mujeres a partir del v. 9 hasta el v. 15. Si esto parece desbalanceado porque las mujeres reciben más instrucciones que los hombres, por favor, considere Efesios 5:22-23, donde Pablo le da más instrucciones a los hombres que a las mujeres.

Muy bien; así que en el v. 9, Pablo les dice a las mujeres que “se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia; no con peinado ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos”. Más bien, Pablo les aconseja a las mujeres, que se vistan “con buenas obras, como corresponde a mujeres que profesan piedad”. Pero al inicio del v. 11 y v. 12, vemos un cambio del plural al singular: “La mujer…” ¿Por qué? Y además, ¿cómo iguala esa instrucción para que “la mujer aprenda en silencio, con toda sujeción” (v. 11), y posteriormente en el v. 12, que no se le permita “a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio”? Responder esas preguntas ha generado mucho debate y cantidad de opiniones. Vamos a echar un vistazo a las preguntas principales.

1. “la mujer” es una persona específica que Pablo tenía en mente, la cual, no menciona con su nombre.
2. “la mujer” se está refiriendo en forma general a "esposas", y “el hombre”, se refiere en forma general a maridos
3. “la mujer” es representante de todas las mujeres de la forma como “el hombre” representa a todos los hombres

En el v. 11, en la frase, “la mujer”, está en el griego gunê, γυνη(caso nominative1 Básicamente, el caso nominativo es el sujeto de una oración y con frecuencia –pero no siempre– tiene un artículo determinado al frente de este, esto es, “la mujer”. Aquí, en el v. 11, el artículo determinado, “la”, no está escrito en el griego; pero con mucha frecuencia, este se incluye cuando se traduce al español para que la oración sea adecuadamente construida. La ortografía exacta del griego “γυνη” (gune), ocurre 73 veces en la 26ª edición griega del Nuevo Testamento de Nestlé Aland, y es traducida tanto como mujer como esposa; dependiendo del contexto.

En el v. 12, la palabra griega que se usa para “la mujer”, es “γυναικι”, “gunaiki”, o caso dativo.2 Esa palabra exacta, ocurre 15 veces en el Nuevo Testamento, y también es traducida como “mujer” y “esposa”, dependiendo del contexto. A continuación tenemos un cuadro que presenta diferentes versiones de cómo se traduce “gune” (v. 11) y “gunaiki” (v. 12) en la Biblia.

Versión de la Biblia v. 11 v. 12
Reina Valera 60, Reina Valera Contemporánea, la Biblia de las Américas, Dios Habla Hoy la mujer la mujer

Jubilee Bible 2000 (Spanish), Palabra de Dios para Todos

la mujer una mujer
Nueva Traduccion Viviente, Traducción en lenguaje actual las mujeres las mujere

Como puede ver, las traducciones difieren ligeramente; pero ninguna de estas, usan la palabra “esposa”. Claro está, que esto no significa que no pueda ser “una esposa y un marido”, pero debemos preguntarnos por qué las traducciones no lo muestran.

Por lo tanto, hay una ligera discusión acerca de los vv. 9 y 10, donde Pablo les dice a las mujeres que se atavíen con ropa decorosa, “con pudor y modestia”, sin peinados ostentosos, “ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos, 10 sino con buenas obras…” Pero son los vv. 11-15 donde se generan las diferentes opiniones. Vamos a echar un vistazo al listado de las 3 interpretaciones anotadas anteriormente.

1. “la mujer” es una persona específica que Pablo tenía en mente, la cual, no menciona con su nombre

Una de las interpretaciones dadas a estos dos versículos, es que había una mujer particular casada la cual había sido engañada (de la misma forma como lo fue Eva), y que estaba creyendo falsas enseñanzas, era ignorante de la verdad y había estado enseñando falsas cosas a su esposo. Aunque ella era una maestra mentirosa, a ella se le mostraba misericordia debido a su ignorancia, de la misma manera como a Pablo se le mostró como lo menciona en 1ª Timoteo 1:13:

  • “habiendo yo sido antes blasfemo, perseguidor e injuriador; mas fui recibido a misericordia porque lo hice por ignorancia, en incredulidad”.

Una vez que la mujer aprenda la verdad, entonces se le permitirá enseñar a los hombres y a su esposo.

Primero que todo, sostener esta posición Ud. tienen que leerlo en el texto; el cual, no dice absolutamente nada acerca de “la mujer” que es engañada por su ignorancia. No lo encontraremos ahí. Ni tampoco existe algo anterior en el texto que indicaría que había una mujer engañada. Vamos a echar un vistazo a los versículos anteriores:

Capítulo 1

1-2: Pablo, apóstol de Jesucristo, “a Timoteo verdadero hijo en la fe”.
3: Pablo le pide a Timoteo que se quede en Efeso porque hay hombres que están enseñando “diferente doctrina”.
4: Que no presten “atención a fábulas y genealogías interminables”, las cuales, “acarrean disputas” y no traen “edificación de Dios que es por fe”.
5: El propósito de ese mandamiento “es el amor nacido de corazón limpio, y de buena conciencia, y de fe no fingida”.
6-7: De esas cosas se han desviado algunos, apartándose “ a vana palabrería”, los cuales, queriendo ser doctores de la ley, sin entender ni lo que hablan ni lo que afirman”.
8-11: Pablo explica lo que es la Ley, la cual es buena, que fue dada para los transgresores, los impíos… y termina afirmando que, “para cuanto se oponga a la sana doctrina”. Y que a Pablo se le ha encomendado “el glorioso evangelio del Dios bendito”.
12-14: Pablo describe su ministerio y la forma como fue llamado, aunque era “blasfemo, perseguidor e injuriador”, y que aunque ignorante, fue “recibido a misericordia”.
15-16: “Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores”, siendo Pablo el primero, pero aun así, fue “recibido a misericordia”.
17: “Por tanto, al Rey de los siglos, inmortal, invisible, al único y sabio Dios, sea honor y gloria por los siglos de los siglos”.
18-20: Pablo encarga entonces a Timoteo “este mandamiento” mencionándole también “las profecías” hechas a Timoteo. Lo exhorta a mantener “la fe y buena conciencia” porque algunos “naufragaron en cuanto a la fe… los cuales son Himeneo y Alejandro…”

Capítulo 2

1-2: Pablo exhorta “a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres” (v. 1), incluyendo los reyes y los que se hayan en autoridad para vivir “quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad” (v. 2).
3-6: Hacer lo anterior, delante de Dios, “es bueno y agradable” (v. 3), ya que quiere “que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad” (v. 4), declarando que hay “un solo mediador entre Dios y los hombres” (v. 5), el cual es Jesucristo, “quien se dio a sí mismo en rescate por todos” (v. 6).
7-8: Pablo afirma que para eso fue “constituido predicador y apóstol…y maestro” (v. 7), ya que él quiere “que en todo lugar los hombres oren levantando manos santas, sin ira ni discusiones” (v. 8).
9-15: Pablo termina estos versículos dando instrucciones a las mujeres cristianas.

De todas formas, les recomendamos leer los pasajes anteriores en su contexto verificando algunos comentaristas. Aun así, no existe algo en el contexto anterior que sugiera que hay una mujer o “la mujer” que haya sido sinceramente engañada y sea ignorante de doctrinas correctas y que haya estado enseñando a su esposo ideas falsas o engañosas. Seguramente Eva fue engañada, pero no era ignorante. De hecho, citó la Palabra de Dios a Satanás como lo registra Génesis 3:2-3. Por lo tanto, esa afirmación no puede ser sostenida. Decir entonces, que este pasaje significa que había una cierta mujer ignorante enseñando doctrina falsa o engañosa a su esposo, no puede ser apoyado como la forma en que “debe” ser leído. Decir, “debe” ser leído de este modo, revelaría el prejuicio del intérprete.

Asumamos que los versículos mencionan una mujer casada

La palabra “silencio” del v. 12, es “hesuchia”,  no “sigao”. Esto es importante porque si los versículos mencionan a una mujer enseñando cosas falsas a su marido, ¿no debió Pablo decirle a ella que dejarla de hacerlo completamente? Es importante mencionar nuevamente que la palabra “silencio” del v. 12, donde Pablo instruye esta mujer en particular, es “hesuchia”,  no “sigao”. Y esto es importante porque…

  1. “hesuchia” se usa cuatro veces en el Nuevo Testamento y esta significa, “estar dominado/sometido, estar en silencio/callarse, y no necesariamente en completo silencio”.
    1. Hechos 22:2: “Y al oír que les hablaba en lengua hebrea, guardaron más silencio. Y él les dijo”.
    2. 2ª Tesalonicenses 3:12: “A los tales mandamos y exhortamos por nuestro Señor Jesucristo, que trabajando sosegadamente, coman su propio pan”.
  2. “sigao” (usado más de ocho veces en el Nuevo Testamento), significa “silencio absoluto”.
    1. Hechos 12:17: “Pero él, haciéndoles con la mano señal de que callasen, les contó cómo el Señor le había sacado de la cárcel. Y dijo: Haced saber esto a Jacobo y a los hermanos. Y salió, y se fue a otro lugar”.
    2. 1ª Corintios 14:30: “Y si algo le fuere revelado a otro que estuviere sentado, calle el primero”.

Si es una mujer en particular la que Pablo tenía en mente quien estaba enseñando cosas falsas y Pablo le dijo que estuviera en “silencio”, ¿le está diciendo a ella que hable sus doctrinas falsas un poco más calladamente (“hesuchia”), en vez de que permaneciera completamente en silencio (“sigao”)? ¿Tiene esto sentido común?

Además, la palabra “enseñar” proviene del griego, “didasko” y no, “heterodidaskaleo”, que significa “enseñar falsamente”. Esta palabra es usada dos veces en el Nuevo Testamento y ambas, en 1ª Timoteo:

  • 1:3: “Como te rogué que te quedases en Efeso, cuando fui a Macedonia, para que mandases a algunos que no enseñen diferente doctrina”.
  • 6:3: “Si alguno enseña otra cosa, y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad”.

Así que, si Pablo está refiriéndose a una cierta mujer en 1ª Timoteo 2:12, la cual está enseñando falsa doctrina, entonces, ¿por qué no usa la palabra “heterodidaskaleo” cuando se refiere a su enseñanza? ¿Y por qué no usa “sigao”, lo cual significa en griego, “estar completamente en silencio”? No tiene sentido si la posición egalitariana es verdadera.

Pero no tiene sentido, decir que una mujer, aún si esta era una mujer relacionada a su esposo, estuviera enseñando doctrina (no falsa doctrina ya que Pablo no usó la palabra griega, “heterodidaskaleo”); pero aun así, Pablo le prohibió enseñar doctrina. Si Pablo entonces, se está refiriendo a enseñar falsa doctrina, ¿por qué entonces no usó el término en griego para falsa enseñanza (“heterodidaskaleo”)? Después de todo, las epístolas a Timoteo están relacionadas a la práctica dentro de la iglesia y su enseñanza (1ª Timoteo 3:15); de ahí, el tema específico de doctrinas verdaderas y falsas. Además, si ella era culpable de enseñanzas falsas, ¿por qué entonces Pablo no usó el término griego “sigao”, “estar completamente en silencio”, en vez de usar el término el cual significa la continuidad de hablar pero en una forma más moderada (“hesuchia”)? ¿No quería más bien Pablo que las falsas enseñanzas fueran totalmente silenciadas? Claro que sí. Esta es la razón por la que la posición egalitariana no se ajusta al texto.

Adán y Eva

Para ser justos, los egalitarianos algunas veces dicen que la referencia a Adán y a Eva, es una referencia a un marido y una esposa, y que esto proporciona el contexto marital para “una mujer” y “un hombre”. Si esto es así, ¿por qué Pablo habla entonces de Adán de ser creado primero y de Eva que fue engañada? Note que Pablo menciona el orden creado, no un simple matrimonio.

Adán fue creado primero y esto, es mencionado específicamente. ¿Por qué? Probablemente esto se debe a la enseñanza judía de la primogenitura, esto es, la preeminencia del primogénito:

  • Éxodo 13:2: “Conságrame todo primogénito. Cualquiera que abre matriz entre los hijos de Israel, así de los hombres como de los animales, mío es”.
  • Deuteronomio 21:17: “mas al hijo de la aborrecida reconocerá como primogénito, para darle el doble de lo que correspondiere a cada uno de los demás; porque él es el principio de su vigor, y suyo es el derecho de la primogenitura”.
  • Números 3:13: “Porque mío es todo primogénito; desde el día en que yo hice morir a todos los primogénitos en la tierra de Egipto, santifiqué para mí a todos los primogénitos en Israel, así de hombres como de animales; míos serán. Yo Jehová”.

Es por esa razón y el engaño de Eva, que “la mujer” no está para enseñar o ejercitar autoridad sobre “un hombre”.

Por lo tanto, la idea de que “la mujer” es una esposa, enseñando cosas falsas a su esposo, no es necesariamente la lectura del texto. Sin duda, es posible que pudiera ser una situación de marido-y-esposa, pero el texto no apoya la idea que ella le estaba enseñando a su esposo doctrina falsa. Así, la idea de marido-esposa es una teoría, a lo sumo, una opinión. Aunque es “posible” que este pudiera ser el caso, la posibilidad no significa que sea verdad, más que es posible que “la mujer” fuera una prostituta del templo, la cual tenía un amorío con Pablo. Es correcto tener una opinión; pero no es correcto insistir que es eso lo que el texto significa. Si alguien insiste, entonces, esa persona está imponiendo una agenda y no está siendo fiel a la lectura simple de la Palabra. Pero, ¿no es este el caso cuando las personas siguen su propia agenda? Ellos encuentran “formas” para hacer que las Escrituras encuadren su “causa”.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

_____________________

Artículos Relacionados:

  • 1. El caso nominativo es el caso del sujeto. En el griego como en el español, los sustantivos cambian de forma como en el caso de actor, actores, actriz, actrices. Así, en la oración, “El actor fue al teatro”, el sujeto es “el actor”.
  • 2. El caso dativo es el caso del objeto indirecto. En el griego la forma de los sustantivos cambia (ver nota en #1). “al teatro” es el objeto indirecto en la oración, “El actor fue al teatro”.

 

 

 

 
 
CARM ison