¿Estamos obligados a diezmar?

Por, Matt Slick

Correo electrónico: Específicamente, ¿qué enseña la Biblia acerca del diezmo en lo que se refiere al presente? Mi esposa y yo hemos deseado diezmar, etc. Independientemente de la respuesta a esta pregunta, no dejaremos de diezmar. Damos como nos proponemos en nuestros corazones. Solo tenemos curiosidad acerca de cuál es la respuesta bíblica para hoy.

Respuesta: No hay exhortación alguna en el Nuevo Pacto para pagar los diezmos. La razón es que no estamos bajo la ley; es decir, no “tenemos que” pagar los diezmos. Sin embargo, Jesús nos enseñó a amar a Dios y a nuestro prójimo.

Si hacemos esto, entonces el diezmo, parecería ser una respuesta natural en la libertad que tenemos en Cristo en lugar de un requisito de la ley. ¿Por qué? Porque el diezmo que le damos a la iglesia puede usarse para promover el evangelio, la presentación de literatura cristiana, apoyo de los misioneros y, por supuesto, los pastores. Respecto a esto último, echemos un vistazo a lo que dice 1ª Corintios 9:3-10:

  • “Esta es mi respuesta a los que me acusan: 4 ¿Acaso no tenemos derecho de comer y beber? 5 ¿Acaso no tenemos derecho de llevar con nosotros una hermana como esposa, como también los otros apóstoles, y los hermanos del Señor, y Cefas? 6 ¿O sólo yo y Bernabé no tenemos derecho a no trabajar? 7 ¿Quién militó jamás a sus propias expensas? ¿Quién plantó una viña y no come de su fruto? ¿O quién apacienta un rebaño y no se alimenta de la leche del rebaño? 8 ¿Acaso digo esto según el hombre? ¿O no dice también estas cosas la ley? 9 Porque en la ley de Moisés está escrito: No pondrás bozal al buey que trilla. ¿Le preocupan a Dios los bueyes, 10 o lo dice precisamente por nosotros? Pues fue escrito por causa de nosotros; porque con esperanza debe arar el que ara, y con esperanza de tener su parte el que trilla”.

Pablo nos está enseñando que aquellos que trabajan en algo, tienen el derecho de vivir de ese trabajo. Este es un principio básico y sencillo que se encuentra en las Escrituras. En 1ª Timoteo 5:18, Pablo dice: “Porque la Escritura dice: No pondrás bozal al buey que trilla. Y: Digno es el obrero de su paga”.

Claramente, aquellos que trabajan en el ministerio tienen permitido ganarse la vida con el ministerio. ¿Cómo pueden hacer esto si no reciben el apoyo de los diezmos de la misma congregación que alimentan? Esto se vuelve más obvio cuando nos damos cuenta de que los ministros a menudo trabajan más de 40 horas a la semana y generalmente están disponibles las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Por lo tanto, parece justo decir que el diezmo es, más o menos, esperado en el Nuevo Pacto; pero no diríamos que los cristianos están obligados a diezmar. Debe hacerse con la bondad y la generosidad del corazón, como un acto de adoración ante Dios.

Finalmente, Abraham pagó diezmos antes de que se estableciera la ley de Moisés.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison