¿Están los cristianos bajo la Ley?

Por, Matt Slick

No. Los cristianos no están bajo la Ley. Estar bajo la Ley, significa que una persona está bajo el poder y autoridad de la Ley, la cual lo juzgará y condenará si la quebranta. Vamos a echar un vistazo a los versículos que mencionan “estar bajo la ley”.

  • Romanos 2:12: “Porque todos los que sin ley han pecado, sin ley también perecerán; y todos los que bajo la ley han pecado, por la ley serán juzgados”.
  • Gálatas 3:23: “Pero antes que viniese la fe, estábamos confinados bajo la ley, encerrados para aquella fe que iba a ser revelada”.
  • Gálatas 4:5: “para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos”.

Como puede ver, estar bajo la Ley significa que Ud. será juzgado por la Ley. En el Antiguo Testamento, la Ley se encuentra en Deuteronomio 27:26:

  • “Maldito el que no confirmare las palabras de esta ley para hacerlas. Y dirá todo el pueblo: Amén”.

Por lo tanto, estar bajo la Ley significa que la persona tiene que guardarla en su totalidad:

  • Gálatas 3:10: “Porque todos los que dependen de las obras de la ley están bajo maldición, pues escrito está: Maldito todo aquel que no permaneciere en todas las cosas escritas en el libro de la ley, para hacerlas”.

Lo anterior, significa estar bajo la Ley. Pero como ya dijimos anteriormente, los cristianos no están bajo la Ley; o sea, los cristianos no están obligados a guardar la Ley para ser salvos del justo juicio de Dios para que no vayan al infierno.

  • Romanos 6:14: “Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia”.
  • Gálatas 5:18: “Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley”.

Los cristianos han sido liberados de tener que complacer a Dios y ser salvos por guardar la Ley porque ya no estamos bajo la Ley, por lo tanto, ya no estamos bajo esa autoridad y no tiene, por lo tanto, poder sobre nosotros.

¿Por qué los cristianos no están bajo la Ley?

Los cristianos no están bajo la Ley porque han muerto para la Ley; han muerto con Cristo y aquellos que han muerto no están obligado a guardarla:

  • Romanos 4:15: “Pues la ley produce ira; pero donde no hay ley, tampoco hay transgresión”.
  • Romanos 6:6, 8: “6 sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado. 8 Y si morimos con Cristo, creemos que también viviremos con él”.
  • Romanos 7:4, 6: “4 Así también vosotros, hermanos míos, habéis muerto a la ley mediante el cuerpo de Cristo, para que seáis de otro, del que resucitó de los muertos, a fin de que llevemos fruto para Dios.6 Pero ahora estamos libres de la ley, por haber muerto para aquella en que estábamos sujetos, de modo que sirvamos bajo el régimen nuevo del Espíritu y no bajo el régimen viejo de la letra”:

Así, los cristianos han muerto con Cristo; están identificados con Cristo, tanto, que puede decirse que cuando Cristo murió, ellos murieron con Él. Debido a que los cristianos han muerto con Él, ellos no están ya más bajo la Ley, “por haber muerto para aquella en que estábamos sujetos” (Romanos 7:6). Esta es la razón por la que los cristianos ya somos salvos del justo juicio de Dios y no estamos obligados a guardar la Ley. Los cristianos pues, están libres del requisito y de la penalidad que proviene por no poder guardar la Ley.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

_____________________

Artículos Relacionados:

 

 

 

 
 
CARM ison